Es noticia
Menú
CR7 volvió a 'olvidarse' de sus compañeros al celebrar el gol de la Champions
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL LUSO PREFIERE LA SOLEDAD SI NO MARCA ÉL

CR7 volvió a 'olvidarse' de sus compañeros al celebrar el gol de la Champions

Cristiano celebró de manera efusiva su gol ante el Atlético en la final, pero no lo hizo cuando Ramos anotó el empate. El luso se olvidó de sus compañeros

Cristiano Ronaldo anotó el cuarto gol en la final de la Champions. Era el minuto 119 de la prórroga cuando el árbitro del partido, el holandés Bjorn Kuipers, decretaba penalti a favor del Real Madrid. El portugués no lo dudó y agarró el balón dispuesto a lanzar el penalti. Cristiano quería su gol en la final. Desde los once metros no falló y con su tanto se cerró el encuentro. Su celebración y exhibición de músculos dio la vuelta al mundo. Excesiva para muchos y también para el Atlético no dudó en señalar al jugador del Madrid. Cristiano derrochó alegría sobre el césped, algo muy diferente a lo que hizo tras el gol de empate de Sergio Ramos.

El Real Madrid perdía en la final, la Décima se escapaba en cuestión de minutos hasta que apareció Sergio Ramos para marcar de cabeza el gol del empate que forzaría la prórroga ante el Atlético de Madrid. Fue entonces cuando el córner del fondo sur del Estadio Da Luz se convirtió en lugar de celebración y júbilo para el conjunto blanco. Habían pasado de ver la Champions prácticamente perdida a seguir vivos en el partido. Ninguno faltó en el abrazo colectivo, sólo Cristiano.

El gol desató la euforia de todos los jugadores y cuerpo técnico madridistas, de todos excepto de Cristiano Ronaldo. El portugués cogió el balón dentro de la portería y se marchó al centro del campo. Ni siquiera se acercó a felicitar a sus compañeros. Su obsesión por marcar era lo que más preocupaba en su cabeza. Y así quedó demostrado cuando anotó el cuarto gol y no dudo en protagonizar una de sus particulares celebraciones. Tal y como informó El Confidencial este lunes, una celebración que será una escena de su próxima película ‘Ronaldo, the movie’.

No es la primera vez que Cristiano Ronaldo se centra más en él mismo durante una celebración y deja de lado a sus compañeros. Cuando todavía militaba en el Manchester United, los ‘Red Devils’ lograban hacerse con la Champions en 2009 después de una tanda de penaltis decisiva ante el Chelsea. Cristiano falló su lanzamiento, pero el Manchester consiguió imponerse por 6-5 y lograr la tercera Liga de Campeones de su historia. Todos sus compañeros saltaron y celebraron el triunfo y corrieron a celebrarlo con Van der Sar, por entonces el portero red, que había detenido el lanzamiento de Anelka, Terry había fallado antes otra pena máxima, lo que hacía que el fallo de Cristiano perdiera importancia. El portugués se quedaba lejos de sus compañeros tumbado en el suelo boca abajo y llorando. Eran campeones pese a su fallo, pero la auto-exigencia que se imprime a diario en su trabajo le hacía pensar en ese penalti fallado.

Ya en el Real Madrid, CR7 volvió a protagonizar varias escenas de celebración polémicas. En la temporada 2011/2012, el Real Madrid se impuso en El Sadar 1-5 a Osasuna. El segundo gol fue obra del portugués, luego también anotaría el cuarto, y nada más marcar el gol se señaló el muslo derecho en señal de fortaleza, la que había utilizado para anotar con un derechazo desde los cuarenta metros. Un gesto que repetiría semanas más tarde en un derbi ante el Atlético en el Vicente Calderón. En la temporada 2012/2013, Cristiano no celebró el gol que anotó en La Romareda ante el Zaragoza en el minuto 38 y que suponía el gol del empate para los blancos. El portugués no esbozó ni una sonrisa.

Meses antes y con la Liga recién empezada, anotó un ‘doblete’ frente al Granada. Sus dos goles tampoco fueron celebrados. Fue el famoso momento del “estoy triste” del portugués. Cristiano mostraba así su malestar contra algunas pitadas que había recibido de ciertos sectores de la afición madridista: “La gente que está fuera lo sabe, sabe por qué no celebro los goles”, afirmaba en zona mixta tras el partido. También en la pasada temporada y tras lograr el segundo gol ante el Málaga (6-2 fue el resultado del partido), el portugués estalló al celebrar el tanto: “¡Yo hablo aquí!”, chilló.

Cuando comenzó esta temporada, Cristiano Ronaldo anotó un ‘hat-trick’ en el partido que el Real Madrid le ganó en Liga al Sevilla por 7-3. Tras marcar el primer gol de penalti, el portugués se llevó la mano a la cabeza y realizó el saludo militar. El gesto respondía así al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que días antes había alabado a Messi y había dicho de él que era “como un comandante sobre el campo” mientras realizaba una imitación del jugador desfilando. Cristiano aprovecha los goles para reivindicarse. Es su momento de máximo protagonismo durante los partidos. En ocasiones, cuando lo hace, se olvida de sus compañeros.

Cristiano Ronaldo anotó el cuarto gol en la final de la Champions. Era el minuto 119 de la prórroga cuando el árbitro del partido, el holandés Bjorn Kuipers, decretaba penalti a favor del Real Madrid. El portugués no lo dudó y agarró el balón dispuesto a lanzar el penalti. Cristiano quería su gol en la final. Desde los once metros no falló y con su tanto se cerró el encuentro. Su celebración y exhibición de músculos dio la vuelta al mundo. Excesiva para muchos y también para el Atlético no dudó en señalar al jugador del Madrid. Cristiano derrochó alegría sobre el césped, algo muy diferente a lo que hizo tras el gol de empate de Sergio Ramos.

Cristiano Ronaldo Sergio Ramos Manchester United Champions League
El redactor recomienda