Las dudas sobre el futuro de Ancelotti aparecen de nuevo por dar vida al Barcelona
  1. Deportes
  2. Fútbol
BENZEMA, DI MARÍA E ISCO, SEÑALADOS OTRA VEZ

Las dudas sobre el futuro de Ancelotti aparecen de nuevo por dar vida al Barcelona

Regresa el vértigo. Las dudas de antaño, las que desaparecieron de un plumazo tras la victoria en Múnich al Bayern, regresan a la entidad madridista

placeholder Foto: Ancelotti, en el partido ante el Valladolid (AP).
Ancelotti, en el partido ante el Valladolid (AP).

Regresa el vértigo. Las dudas de antaño, las que desaparecieron de un plumazo tras la victoria en Múnich, regresan a la entidad madridista. La imagen del equipo blanco frente al Valencia y el pasado miércoles ante el Valladolid ha causado indignación en la zona noble del Bernabéu. No encuentran explicación a una desconexión tal. No la esperaban y lo que no perdonan, tanto a Carlo Ancelotti como a los jugadores, es el balón de oxígeno que ha recibido un Barcelona que ha pasado de un final de ciclo a tener la posibilidad de terminar la época Martino con el título de Liga en el bolsillo. "De estar muerto, hemos dado vida al Barcelona. Imperdonable".

Ancelotti, como es lógico, vuelve a quedar señalado. Le culpan de no haber sabido motivar a los jugadores ante la posibilidad de poder ganar la Liga. Los directivos repasan lo hecho durante la campaña y comprueban que el equipo no ha mantenido la tensión tres partidos seguidos. Tras la descarga de energía y de sensaciones positivas del partido ante el Bayern, ha llegado un bajón de tensión, intensidad y fútbol que pone en sospecha la capacidad del equipo del entrenador italiano.

Las críticas no terminan en el entrenador. Los jugadores también reciben su porcentaje de responsabilidad en la casi despedida definitiva del equipo blanco a la conquista de la Liga. Benzema, Isco y Di María vuelven a estar bajo sospecha. Los números del francés asustan, esos que dicen que sólo ha marcado un gol en los últimos doce partidos.

El crédito para un jugador de tanta calidad como desconcertante con sus ausencias parece agotarse. Muchos directivos apuestan por su venta y la llegada de un nueve de referencia, de un jugador que eleve las prestaciones del equipo y libere un tanto de esa carga de marcar que partido tras partido asume Cristiano Ronaldo. Ya saben que el favorito de Florentino Pérez es el Kun Agüero, pero la posibilidad más real es la de Luis Suárez, delantero del Liverpool.

Si el carácter de Benzema le lleva a estar siempre en el disparadero, ese en el que se sitúan los jugadores con sangre fría y talento por igual, ha llamado más la atención las prestaciones de Di María e Isco en los últimos partidos. Del argentino se tiene la sospecha de que está escuchando ofertas ante la negativa blanca a subirle el sueldo, mientras que el bajón del rendimiento delmalagueño lo achacan a su salida del once titular en el partido de Múnich. Decepción en ambos casos.

Ante este panorama, la pregunta es clara y habla del futuro. Ancelotti sigue tomando decisiones de cara a los meses siguientes, pero no esperaba el palo recibido en estos dos últimos partidos. Confiaba en el equipo y en que supiera resolver ese bloqueo mental que según el técnico ha sufrido el vestuario blanco y ha padecido la afición madridista.

Un paréntesis vuelve abrirse en el futuro del Real Madrid. Como bien dice el propio Ancelotti, "el fútbol son resultados" y lo que hace una semana parecía de color de rosa, ahora se tiñe de gris a la espera de lo que suceda en Lisboa. Lo que parece claro es que esta renuncia a la Liga siempre le va a pesar al entrenador, gane o no en Lisboa.

Ayer volvieron a aparecer voces críticas dentro de la directiva que hablaban de cambio de panorama después de Lisboa. Cuesta trabajo creer que este se pueda producir, pero la decepción es enorme. La memoria no existe en el fútbol y lo malo suele perdurar más que los momentos buenos como los vividos en Valencia y en Múnich.

El tiempo suele calmar los ánimos, pero lo cierto es que el ambiente que se respira en el Real Madrid no es el mejor posible para preparar la final de la Champions. Se la juegue o no, lo cierto es que dudan de Ancelotti y de algunos jugadores, aunque todo puede cambiar si consiguen levantar la Décima. Por tanto, hay mucho más que un título en juego en Lisboa. No lo duden.

Real Madrid Carlo Ancelotti Ángel Di María Karim Benzema
El redactor recomienda