'Mens sana in corpore sano' en el Atlético para llegar como un tiro al clímax del curso
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL TRABAJO FÍSICO Y PSICOLÓGICO DA SUS FRUTOS

'Mens sana in corpore sano' en el Atlético para llegar como un tiro al clímax del curso

A partir de la fortaleza física, y una convicción febril en el trabajo que realiza, el Atlético llega al clímax de la temporada en su mejor momento del curso

Foto: La plantilla en un entrenamiento en Majadahonda (Efe).
La plantilla en un entrenamiento en Majadahonda (Efe).

"Déjennos vivir y disfrutar de nuestra realidad, cada minuto, cada entrenamiento, cada partido. En cuanto pensemos más allá de esto no tendremos las mismas posibilidades que Madrid o Barcelona", espetó Simeone a los periodistas cuando le insistieron sobre las aspiraciones del equipo de cara al título final de Liga. El golpe de autoridad de San Mamés a lomos de Diego Costa ha vuelto a disparar las sensaciones de un grupo que, superado el bache del mes de febrero con las derrotas ante Almería, Osasuna y las semifinales de Copa ante el Madrid vuelve a estar entusiasmado. Físicamente, vuelve a estar como un tiro.

“Ningún equipo entrena con más intensidad que nosotros. Al mismo nivel puede, pero no más que nosotros”, cuentan desde club. Sólo el conjunto rojiblanco ha sido capaz de vencer en el nuevo San Mamés de los tres de cabeza. Antes, se venció el Barcelona, superado por la vivacidad de los leones de Valverde y posteriormente fue el Madrid quien no pudo llevarse los tres puntos. La victoria, más allá de permitir al Atlético sostener la Liga por la pechera, evidencia que el grupo de Simeone ha logrado llegar al tramo final de temporada (13 encuentros en el caso de que alcanzaran la final de la Champions) en su plenitud física y mental. La labor del profe Ortega en este aspecto es otra de las características que permiten explicar la intensidad a lo largo de los 90 minutos que imprime el equipo en cada duelo.

No hay dos entrenamientos iguales y no todos los jugadores son capaces de mantener el ritmo. Así, Guilavogui, promesa del fútbol francés, se marchó cedido en el mercado invernal ante la falta de minutos. Otros llamados a marcar las diferencias, como Diego Ribas o Villa, se han visto superados por jugadores más físicos que se acercan a las necesidades del grupo. “Raúl ocupa más en la mitad del campo, nos ayuda a formar los cinco que necesitamos para apretar ahíy tiene muy buena llegada de segunda línea.David es más cercano al delanteroque siempre fue, con mejor resolución en los espacioscortosy que nos hace jugar diferente con un 4-4-2”, explicaba el técnico argentino a la hora de cuestionar la mayor presencia del 8 rojiblanco respecto al máximo goleador de la Roja.

placeholder

Tampoco Diego ha logrado la continuidad necesaria, siendo superado incluso a la hora de salir desde el banquillo. “Entendía que íbamos ganando y por el ritmo con el que se estaba jugando era muy difícil entrar y la verdad que lo veía bien. Metí al Cebolla Rodríguez porque tiene características de intensidad y era lo que nos servía”, explicó Simeone para justificar la nula presencia de Villa y Diego en el empate a dos en el Calderón que le permitió seguir vivo en la Liga.

Sostienen en el cuerpo técnico que la clave del equipo ha sido su capacidad de plegarse al colectivo en perjuicio de las aspiraciones personales. Así, los dos grandes fichajes de la temporada, Diego Ribas y Villa, han visto como su papel quedaba relegado a secundario. En una decisión de autoridad, Simeone se ha olvidado de los nombres y se ha ceñido al rendimiento en el césped para configurar los onces en los duelos ante el Milan y en el derbi ante el Madrid. "Contra Osasuna el equipo jugó mal y, a partir de que el equipo no respondió como tal, las individualidades se desvanecen. Estamos convencidos de que las individualidades crecen y han crecido en este último tiempo porque el equipo funcionó. El equipo hace mejor a las individualidades. No creemos que la individualidad de uno solo pueda hacer que se juegue bien y ganes el partido. Creo que no tenemos ese tipo de jugadores en el plantel. Sí necesitamos del equipo", declaró recientemente Simeone en una rueda de prensa acerca de la suplencia de las dos grandes estrellas.

Pese al descontento de estos jugadores por la falta de minutos, el Cholo ha logrado una unidad inédita desde hace tiempo por el Vicente Calderón. Nadie se desvía del “partido a partido” tan manido desde el comienzo de curso. “Si nos alejamos del día a día nos equivocaremos”, ha insistido el técnico argentino. “El liderazgo se tiene o no se tiene”, explica el técnico.

placeholder

En este ritmo frenético de competición, en el que a quién se duerme se le sale la cadena, se admira en el Atlético la capacidad de sufrimiento. Ese saber sufrir cimentado en la convicción en el trabajo que se hace. “Se ha trabajado bien y mantenido una base sólida del grupo. Tenemos un grupo de jugadores que han querido mejorar, crecer... Esto no nos da nada, pero nos enseña que se puede trabajar creyendo en lo que se hace y competir”, ha manifestado el técnico.

Cuida mucho Simeone el aspecto psicológico. Desde que venciera en la pasada final de Copa ante el Real Madrid en el Bernabéu, ha ido moldeando la mentalidad de su tropa en pos de hacerle su capacidad para superar obstáculos. Desde hace tiempo tenía en mente que Irene Villa les diera una charla a sus futbolistas, hecho que se produjo este sábado en el hotel de concentración en Bilbao. “Hay que saber pelear día a día, sin dejar escapar ninguno. Ganar está cerca de perder pero nunca hay que dejar de luchar”, fueron algunas de las frases que escucharon en boca de la víctima del terrorismo. Una mentalidad que mantiene el entusiasmo de un grupo al que no se le adivina techo.

Diego Costa Irene Villa Diego Simeone David Villa
El redactor recomienda