Diego Costa y su Atlético erigen en la Catedral un monumento a la intensidad
  1. Deportes
  2. Fútbol
TRES PUNTOS VITALES PARA SEGUIR LÍDERES

Diego Costa y su Atlético erigen en la Catedral un monumento a la intensidad

Los de Simeone tuvieron que hacer un partido espectacular para mantenerse líderes una semana más. Costa y Koke remontaron el tanto de Muniain

Foto:

Otra batalla ganada. Una semana más líder de la Liga. Siete partidos para el final. Para llegar aquí con este estatus, el Atlético de Madrid tuvo que hacer un partido espectacular en San Mamés, ante un Athletic que le jugó de tú a tú y que le obligó a esmerarse al máximo en el esfuerzo.

Al final, sobresalieron los argumentos de un equipo con mayúsculas, donde Diego Costa lidera el empuje, y Courtois se hace cada vez más gigante. Entre medias de ambos, sus compañeros emocionan a la parroquia colchonera con una intensidad exagerada, desorbitada en algunas fases, que hace mejores al conjunto y a las individualidades. Muchos veían que Bilbao era una plaza donde podía venir un tropiezo del Atlético, pero la imagen de grandeza con la que se vistió la victoria de este sábado acabó dejando un sabor muy pero que muy dulce.

No importó empezar perdiendo tras el tempranero gol de Muniain, Costa y Koke dieron la vuelta al marcador para alcanzar 76 puntos, uno más que el Barcelona. Espectacular temporada hecha a brochazos de trabajo intenso, que en San Mamés consiguieron levantar un monumento a todo lo que el equipo de Simeone representa.

placeholder Muniain estuvo muy rápido en el 1-0

La entrada de Sosa en el once con Raúl García acompañando a Costa daba una idea clara de las intenciones del técnico argentino. Las acciones a balón parado y la salida en envío largos serían las opciones principales del líder. Y sin olvidar el contragolpe, predilección en el ideario de los colchoneros, que empezaron el duelo con la desventaja en la tabla que marcaba la victoria previa del Barça en Conellá..

Antes de que diera tiempo a que el partido mostrara las intenciones de uno y otro, un balón largo de San José se coló en la casi impenetrable defensa atlética, encontrando al veloz Muniain, quien en perfecta vaselina hacía el 1-0. Cuatro partidos completos consiguió estar el conjunto del Manzanares sin encajar gol, pero en San Mamés le tocó remar contra corriente.

Los de Simeone salieron con el mono de trabajo de todos los partidos, y pronto pusieron el viento a favor. Diego Costa, imparable para los defensas, tuvo varias llegadas relevantes, y al tercer uno contra uno que tuvo, tras un fallo en el pase de Iturraspe que interceptó Koke, convirtió en gol con la izquierda lo que antes había marrado con la derecha. Tanto 25 del internacional con España. Con un ida y vuelta frenético, donde el conjunto madrileño estaba más cómodo, se llegó al descanso.

Y en el inició de la segunda mitad se vieron nítidamente sobre el nuevo césped de la Catedral los atributos que tantas loas están provocando hacia el Atlético, y que son los que le permiten dominar con solvencia la clasificación en la jornada 31. La determinación con la que se decidieron los del Manzanares a hacer valer esas virtudes en los segundos 45 minutos es digna de un equipo campeón. Para hacer méritos a un título tan difícil, se necesita jugar así en partidos como el de este sábado. El Athletic jugó al máximo, pero enfrente se topó con la intensidad, la concentración y la determinación hechas equipo de fútbol.

placeholder Koke completó la remontada.

Memorable encuentro de Costa

No se perdió el conjunto del Cholo ni tras errar Costa un nuevo uno contra uno, ni tras sufrir el hispano-brasileño lo que podría haber sido penalti por derribo de Laporte ni con los balones colgados constantemente al área de Courtois. En una jugada de empuje y agresividad ofensiva, entre Koke, Raúl García y Costa consiguieron llevar el balón hasta las inmediaciones de la portería contraria, Koke abrió a Filipe Luis y el lateral le devolvió un balón templado que fue convertido por el canterano en el 1-2 de certero cabezazo.

Tomaba ventaja el Atlético, esta vez de amarillo y azul, pero quedaban más de 35 minutos, un auténtico mundo en San Mamés. Arda entró por Sosa, pero el turco no consiguió darle pausa a un partido que había entrado en una locura de pasión y entrega. Los locales metieron miedo, se pidió un penalti por empujón a Toquero y Courtois hizo la parada de la noche tras cabezazo de Aduriz.

El Atlético se desquitaba con balones a su baluarte, un Diego Costa que cuajó una actuación memorable. En una de sus últimas galopadas, fue derribado por Laporte, lo que le costó la segunda amarilla al defensa francés. Hubo polémica porque el balón había llegado al Cebolla Rodríguez, que había entrado por Raúl García poco antes, y el uruguayo ya estaba encarando a Iraizoz cuando señaló la falta Teixeira Vitienes. Costa fue sustituido totalmente fundido en el descuento. Con diez lo intentó el Athletic, pero no hubo tiempo para más. Partidazo para el recuerdo, de esos donde cualquier aficionado se vuelve amante al fútbol para siempre.

- Ficha técnica:

1 - Athletic Club: Iraizoz; Iraola, San José, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico (Beñat, min.82), De Marcos (Toquero, min.77); Susaeta (Guillermo, min.71), Aduriz y Muniain.

2 - Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Koke, Gabi, Mario, Sosa (Arda Turán, min.56); Raúl García (Cristian Rodríguez, min.82) y Diego Costa (Villa, min.90).

Goles: 1-0, min.6: Muniain. 1-1, min.22: Diego Costa. 1-2, min.55: Koke.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (Cántabro). Expulsó a Laporte, por doble amonestación, en el minuto 85. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Iturraspe, Muniain y Balenziaga, y a los visitantes Gabi y Godín.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima primera jornada de Liga disputado en un San Mamés lleno por 36.000 espectadores.

Diego Costa
El redactor recomienda