Los Ultras Sur no admiten que son historia tras 33 años y amenazan con la violencia
  1. Deportes
  2. Fútbol
ante el olímpic, su último partido

Los Ultras Sur no admiten que son historia tras 33 años y amenazan con la violencia

El de anoche, ante el Olímpic de Xàtiva, fue su último partido. La zona pasará a llamarse bien 'grada joven' o 'grada de animación' y será controlada por el club

placeholder Foto: Imagen que circula entre los Ultras Sur
Imagen que circula entre los Ultras Sur

Los Ultras Sur ya son historia. Los radicales blancos desaparecen del fondo sur del Santiago Bernabéu. El de anoche, ante el Olímpic de Xàtiva, ha sido el último partido en el que el citado grupo apareció como tal en la grada del estadio madridista. A partir de hoy mismo, los dirigentes del Real Madrid inician un profundo lavado de cara del fondo sur del Bernabéu, poniendo fin a 33 años de existencia y, en especial, de la presencia de este grupo en la grada del estadio.

Ahora, los nuevos líderes (alguno de ellos ya ha abandonado su idea dedar forma al grupo) no se han tomado a bien los movimientos hechos desde el club para terminar con el régimen actual. Ayer repartieron carteles en los que demuestran que no reciben bien el cambio y lo hacen conla violencia por delante,tal y como demuestra la imagen que mostramos.

Además, y a modo de adelanto, en eltranscurso del Real Madrid-Olímpic,desde el fondo sur se escucharon gritos como "¡no podrán acabar con los ultras del Real!".De esta manera, parece evidente que algunos integrantes de este grupo no se quedarán con los brazos cruzados...

Hoy mismo, el club blanco pretende iniciar un reordenamiento de la citada zona. La idea es que el fondo sur recupere el aspecto del resto del estadio en el próximo inicio de campeonato, pero el primer paso es seleccionar la presencia de los aficionados que pretenda ubicarse. Los hasta ahora miembros de los Ultras que no tengan antecedente o no hayan causado problemas seguirán en el estadio;el resto serán expulsados.

placeholder

La zona pasará a llamarse bien'grada joven' o 'grada de animación'y será controlada por el propio clubo por grupos cercanos a la entidad. Y, por supuesto, que rechacen la violencia. Se pretende crear un escenario pacífico, pero que anime y cree ambientes desconocidos en el Bernabéu, tipoDortmund o Liverpool.En un principio se mantendrán las mil plazas, pero la idea que manejan por la zona noble es la de doblar la cantidad de aficionados que quepan en ella, siempre y cuando se respeten las normas que marque el club.

Se prohibirá la presencia decualquier símbolo ajeno al equipo y todas las pancartas deberán pasar por el control de los dirigentes de la entidad. Por tanto, el próximo partido de Liga que se celebre en el Bernabéu, el 6 de enero, ya no aparecerá el lema Ultras Surpor ningún rincón del estadio.Ya son historia, al menos en el interior del recinto.

Las diferencias entre los dirigentes del grupo propiciaron un grave enfrentamiento en los minutos previosal partido ante la Real Sociedad, que llevó a Florentino Pérez a cerrar las puertas de acceso a la zona con apenas 250 seguidores dentro del estadio. Una escisión relacionada con la extrema derecha y con un posicionamiento ideológico hitleriano y alejado del fútbol se propusoterminar con la vieja guardia representada por Ochaíta y Cadenas, a los que acusaron de manejar el dinero y negocios del grupo a su antojo.

Los Ultras Sur nunca estuvieron reconocidos como peña madridista ni como grupo alguno, tal y como exige la Comunidad de Madrid y que sí cumplen el resto de peñas madridistas. Los Ultras huían de la 'legalidad' para evitar problemas. En la última década, apenas tuvieron incidentes graves, al menos en el Santiago Bernabéu. Lejos de su hábitat sí que participaron en altercados, destacando uno en Ámsterdam, ciudad a la que viajaban cargados de bates y cascos para una pelea con los seguidores del Ajax.

Ultras Sur Florentino Pérez Real Madrid
El redactor recomienda