Es noticia
Menú
Vasseur, Brawn, Colletta, Berger… ¿Quién sustituirá a Mattia Binotto en Ferrari?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
UN PUESTO QUE HUELE A PÓLVORA

Vasseur, Brawn, Colletta, Berger… ¿Quién sustituirá a Mattia Binotto en Ferrari?

Lo más inquietante de la dimisión del jefe del equipo italiano es que simultáneamente no se ha nombrado sucesor. Y esto ha disparado las especulaciones sobre su reemplazo

Foto: Maurizio Arrivabene  (dcha) es uno de los muchos nombres que han surgido para sustituir a Mattia Binotto (izquda)
Maurizio Arrivabene (dcha) es uno de los muchos nombres que han surgido para sustituir a Mattia Binotto (izquda)

Ha debido de ser menos fácil de lo previsto prescindir de Mattia Binnotto como líder de Ferrari, porque las especulaciones se desataron con fuerza hace aproximadamente un mes. Lo que se anunció como inminente en horas luego se demoró días. Probablemente, una de las razones fueron los términos de la rescisión del contrato, pues el ingeniero suizo tenía un acuerdo en vigor hasta finales de 2023. Sin embargo, otra posibilidad es que se hubiera querido anunciar el sustituto a la vez que se oficializaba la dimisión, o cese según quiera entenderse, y finalmente no se ha podido. Muchos daban por seguro el fichaje de Frederic Vasseur, actual jefe de Sauber, pero algo ha ocurrido para que las mismas fuentes que acertaron en la salida de Binotto, (Leo Turrini y La Gazzetta dello Sport) se hayan equivocado de momento.

Hay que reconocer que no hay equipo en Fórmula 1 que se parezca tanto al fútbol como Ferrari, en este carrusel de fichajes y destituciones. Al igual que ocurre en el ámbito balompédico, en cuanto la afición despide a un técnico inmediatamente quiere conocer quien va a ser el nuevo jefe del vestuario. Son muchos los nombres que han sonado como posibles sustitutos de Mattia Binotto. Algunos razonablemente lógicos, como el caso de Fréderic Vasseur. Y otros, fruto del delirio del momento, como el de Sebastian Vettel, que podría regresar a su antigua casa en lugar como directivo tras retirarse de la competición. Una propuesta que suena a disparate, pero cabría preguntarse qué mayor locura que tener seis jefes de equipo diferentes en apenas nueve temporadas.

placeholder Vasseur es uno de los posibles sustitutos de Mattia Binotto. (Reuters/Christian Hartmann)
Vasseur es uno de los posibles sustitutos de Mattia Binotto. (Reuters/Christian Hartmann)

¿La opcion Vasseur se diluye?

El candidato que ha sonado con más fuerza es Frederic Vasseur. El ingeniero francés es un profesional de enorme experiencia en el mundo de la competición y de probada eficacia. Su equipo, ART Grand Prix, fue el mejor de Fórmula 2 durante mucho tiempo. Su trabajo en Sauber también ha sido muy bien valorado y, dada la enorme vinculación del equipo suizo con Ferrari, la transición sería muy sencilla. Su principal problema, y quizá sea la razón por la que no se haya anunciado, es su excesiva proximidad con Nicholas Todt, mánager del piloto Charles Leclerc. Ambos han sido socios en múltiples aventuras empresariales. Quizá John Elkann, jefe supremo de la escudería italiana, se haya dado cuenta de los peligros que entraña este tridente formado por piloto, mánager y jefe.

El rumor del posible regreso de Ross Brawn, en su día director técnico durante el ciclo virtuoso de la era Schumacher, ha surgido últimamente. En esta ocasión, sin embargo, como jefe con plenos poderes. Es obvio que se trata de una persona más que capacitada para el cargo, tanto por su brillante cerebro técnico como su inmensa experiencia en la Fórmula 1. Domina absolutamente todos los resortes necesarios para dirigir a Ferrari, pero cabe preguntarse si esto es lo que quiere a estas alturas de la vida el veterano ingeniero inglés. A sus 68 años acaba de decir adiós a su puesto como asesor estratégico de Liberty Media, el promotor del campeonato, porque, según sus propias palabras, quiere disfrutar de una vida tranquila. Son muchos años los que lleva en este negocio. Y no parece que vitalmente le seduzca ahora un regreso a Italia.

Antonello Coletta es alguien poco conocido para el gran público, pero quizá sea el recambio más razonable para Mattia Binotto. El técnico italiano es el actual director de Ferrari en las competiciones de Gran Turismo, una división que antaño no traía ni dinero ni glorias deportivas a Maranello. En cambio, bajo su batuta se ha convertido en una lucrativa fuente de ingresos y una máquina de ganar títulos. Bajo su dirección, Ferrari ha arrebatado a Porsche el tradicional reinado que ostentaba en este tipo de competiciones. Al igual que Binotto, es una persona de la casa de toda la vida. Entiende mejor que nadie la problemática de manejar la situación dentro de la escudería. Pero con él, a diferencia de otros fichajes, los aficionados y la prensa no van a tener paciencia.

Candidatos para todos los gustos

El nombre de Gerhard Berger ha sonado recientemente Sobre el papel parece la persona adecuada, pues fue piloto de Ferrari, tiene experiencia como gestor en el mundo de la competición automovilística y posee una poderosa red de contactos al más alto nivel. Sin embargo, su paso por los despachos ha sido calamitoso. Cuando era codirector de BMW, sus errores precipitaron el ascenso de Mario Theissen como único director. Su aventura como propietario de Toro Rosso acabó regular, arruinó a su empresa de transportes familiar y tuvo que venderla con su participación en el equipo de Fórmula 1, a Dietrich Mateschitz el fallecido dueño de Red Bull. Su paso como promotor de los campeonatos de Fórmula 3 y el DTM (Alemán de Turismos) ha sido más que decepcionante. En definitiva, su currículum no invita a pensar que sea alguien capacitado para liderar Ferrari.

También se han nombrado las posibles ofertas hechas a Christian Horner, el actual director de Red Bull, y Andreas Seidl, su homólogo en McLaren, aunque parece que ambos han declinado amablemente las propuestas. También se ha especulado con un posible regreso de Maurizio Arrivabene, que tendría ganas de finalizar el trabajo inacabado que dejó cuando fue destituido en favor de Mattia Binotto, con el que mantenía un agrio enfrentamiento. Arrivabene es desde entonces el director general de la Juventus, pero el tumultuoso momento que vive el equipo de futbol italiano en la actualidad, podría propiciar su regreso. Hablamos de alguien que es un genio indiscutible del marketing y no exento de dotes para la organización.

El principal problema que quizá se encuentre Ferrari no es encontrar alguien con experiencia y capacitado para liderar el equipo, sino alguien que se atreva a afrontar este reto. Pensemos, por ejemplo, en Günther Steiner, un italiano de nacionalidad a pesar de su nombre germánico. Tiene enorme experiencia en gestión, es un ingeniero muy reputado y ha logrado éxitos destacables en Haas, a pesar de ser el equipo con menor presupuesto de la parrilla. Sin embargo, aparte del orgullo que como italiano y hombre de las carreras podría producirle trabajar para Ferrari, con qué motivación va a trabajar en un sitio tan inestable. Encontrar un sustituto es el principal problema que se va a encontrar el CEO de Ferrari, Benedetto Vigna. Es un regalo tan envenenado el puesto que igual le toca a él mismo bajar al asfalto y ponerse a dirigir.

Ha debido de ser menos fácil de lo previsto prescindir de Mattia Binnotto como líder de Ferrari, porque las especulaciones se desataron con fuerza hace aproximadamente un mes. Lo que se anunció como inminente en horas luego se demoró días. Probablemente, una de las razones fueron los términos de la rescisión del contrato, pues el ingeniero suizo tenía un acuerdo en vigor hasta finales de 2023. Sin embargo, otra posibilidad es que se hubiera querido anunciar el sustituto a la vez que se oficializaba la dimisión, o cese según quiera entenderse, y finalmente no se ha podido. Muchos daban por seguro el fichaje de Frederic Vasseur, actual jefe de Sauber, pero algo ha ocurrido para que las mismas fuentes que acertaron en la salida de Binotto, (Leo Turrini y La Gazzetta dello Sport) se hayan equivocado de momento.

Mattia Binotto Fórmula 1
El redactor recomienda