Es noticia
Menú
Carlos Sainz y Ferrari salen con buena pegada, pero sin sacudir como esperaban
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL ESPAÑOL FUE QUINTO EN LA SEGUNDA SESIÓN

Carlos Sainz y Ferrari salen con buena pegada, pero sin sacudir como esperaban

El Hermanos Rodriguez puede ser una de las mejores pistas de la temporada para Ferrari, pero, a pesar de ser el tercer equipo, el viernes no parecían exprimir ese potencial esperado

Foto: Carlos Sainz, durante los libres. (Efe/David Guzmán)
Carlos Sainz, durante los libres. (Efe/David Guzmán)

Tanto Carlos Sainz como Charles Leclerc se las prometían más felices para este Gran Premio de México, pero dejando a la mosca revolotear tras la oreja. La primera jornada y las dos sesiones de libres les dieron la razón, no obstante, más por la mosca que con el rendimiento. Que fue bueno, pero no quizás el esperado.

"Debería ser un buen circuito para nosotros, no sé cuanto. No sé cuánto han desarrollado Mercedes y Red Bull sus monoplazas desde Mónaco, pero es un circuito similar. Esperamos tener un buen fin de semana, aunque el objetivo es acabar por delante de los dos McLaren" apuntaba el jueves Carlos Sainz. “Sobre el papel, debería ser una pista mejor para nosotros en comparación con Austin, también es cierto decir que a veces hemos tenido buenas y malas sorpresas en comparación con lo que esperamos teóricamente papel, así que es mejor no confiarnos demasiado”, confirmaba Leclerc antes de empezar a rodar.

Las características del Hermanos Rodríguez y la altura de Ciudad de México daban esperanzas a Ferrari, tanto por la menor densidad del aire y la alta carga aerodinámica necesaria como por algunos sectores lentos del circuito, además de la positiva confirmación de la última evolución de la unidad de potencia ¿Qué se encontró entonces el equipo italiano el viernes?

Ni tan bien, ni tan mal

Con la pista muy sucia, la primera sesión se hizo casi irrelevante en tiempos, por lo que Ferrari se dedicó a varias tareas, una de las prioritarias la comprobación de fiabilidad ante la configuración aerodinámica para la exigente refrigeración necesaria en este trazado. Además de practicar las paradas en boxes para afinar los dedos que tanto han fallado en las últimas citas, especialmente a Sainz. La piedra de toque frente a los rivales solo podía empezar en la segunda sesión, con la pista limpiándose progresivamente. Que no salió como se esperaba a pesar de las posiciones de los dos pilotos.

placeholder Sainz, durante la jornada. (Efe/Méndez)
Sainz, durante la jornada. (Efe/Méndez)

¿El resumen provisional? Si Carlos Sainz se preguntaba dónde estarían en relación a Mercedes y Red Bull con la referencia de Mónaco, el equipo italiano tampoco va a rendir como en el Principado respecto a aquellos. Porque el equipo italiano quedaba a un segundo del mejor tiempo de Verstappen, y a medio de los Mercedes. Cierto que el ritmo del equipo austríaco fue escandaloso, y que Mercedes no estaba lejos de Ferrari, pero no parece que el equipo italiano puede colarse en segunda línea, salvo gran sorpresa. En Mónaco el SF21 fue el coche a batir.

Los cambios no funcionaron

Sin embargo, Ferrari parece contar por el momento con una considerable ventaja sobre su principal rival en el campeonato, McLaren. Y en el seno del equipo, el español llevó la batuta sobre su compañero en ambas sesiones. Pero a pesar de terminar quinto Sainz y séptimo el monegasco, el balance provisional de la primera jornada no dejaba satisfechos a equipo y pilotos.

Los cambios realizados para la sesión con la pista más limpia no funcionaron. “Intentamos algunas cosas de una sesión a otra que no funcionaron, así que volvía a la puesta a punto de la primera sesión para intentar replicar el equilibrio del coche, cuando estaba más contento”, explicaba el español, no demasiado satisfecho con el comportamiento del monoplaza, y dejando algunas preguntas en el aire. “Vamos a buscar otras alternativas (para hoy sábado) para seguir mejorando el coche. Algunos de nuestros rivales son muy rápidos, tenemos una dura pelea por delante”. Aunque la degradación para el equipo italiano de los compuestos, incluyendo el blando, parece que fue satisfactoria tras las simulaciones de la segunda sesión.

McLaren, lejos por ahora

Sainz se refería probablemente al AlphaTauri de Pierre Gasly y Yuki Tsunoda. Porque los propulsores de Honda volaron en el Hermanos Rodríguez, y el piloto francés no tuvo problemas para superar en muchos momentos a los monoplazas italianos. De hecho, se intercaló en la segunda sesión entre Sainz y Leclerc (con Tsunoda pegado al monegasco) y es serio candidato a terminar por detras de los dos Mercedes y Red Bull. El Aston Martin de Vettel también soplaba en el cogote a Leclerc. Sin embargo, escuchando a Sainz, parece que en Ferrari todavía se espera exprimir más potencial en el SF21 a pesar de los cambios que no funcionaron el viernes. El equipo italiano fue la tercera fuerza en el Hermanos Rodríguez, pero con sensación agridulce.

Porque si Sainz y Leclerc apuntaban a McLaren, de momento han superado ampliamente a sus dos pilotos. El español arrancó medio segundo de ventaja a Lando Norris, el más rápido del equipo británico, y más de un segundo a Ricciardo, quien sin embargo pasó parte de la sesión en boxes por culpa de un problema mecánico. McLaren suele progresar considerablemente de viernes a sábado, pero la ventaja de un Ferrari todavía no fino del todo debería mantenerse. El equipo británico suele dominar al italiano en las curvas rápidas y las rectas. El SF21, en las curvas lentas. Para ambos equipos, se tratará de quién logre el mejor compromiso. Quedan los mapas de motor de clasificación, y la recta del Hermanos Rodriguez parece interminable.

Tanto Carlos Sainz como Charles Leclerc se las prometían más felices para este Gran Premio de México, pero dejando a la mosca revolotear tras la oreja. La primera jornada y las dos sesiones de libres les dieron la razón, no obstante, más por la mosca que con el rendimiento. Que fue bueno, pero no quizás el esperado.

Charles Leclerc Mónaco Max Verstappen
El redactor recomienda