El bautismo de Carlos Sainz en Monza: " Es algo totalmente diferente, hay que vivirlo"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SIN NOTICIAS DE ZANDVOORT

El bautismo de Carlos Sainz en Monza: " Es algo totalmente diferente, hay que vivirlo"

No es sobre el papel el mejor circuito para Ferrari, al contrario. Pero Sainz esta viviendo la singular experiencia de sentir por primera vez que representa ser un piloto de Ferrari

placeholder Foto: Carlos Sainz afronta en Monza su primera carrera frente a los tifosi como piloto de Ferrari
Carlos Sainz afronta en Monza su primera carrera frente a los tifosi como piloto de Ferrari

“Es especial, porque te cuentan cómo va a ser, cómo te vas a sentir, pero hasta que no estás aquí…. Fue emocionante. Algo imposible de imaginar hasta que lo sientes en tu piel. Le había hecho algunas preguntas a Charles (Leclerc) para estar listo. Trató de explicármelo, pero experimentarlo en persona es una cosa completamente diferente". Carlos Sainz desgranaba su primer contacto con Monza como piloto de Ferrari. Un fin de semana de emociones verdaderamente fuertes. “Ya lo es sin ser un piloto Ferrari, imagínate si lo eres”, comentaba también Charles Leclerc al respecto.

El miércoles, antes de acudir a Monza, el español tuvo que madrugar bien para poder cumplir con su jornada. El día iba a ser eterno, como los siguientes hasta que termine el GP de Italia. Primero, en el gimnasio. Luego, trabajo de simulador, como todos los días anteriores. Viaje a Milán en coche, dos horas. Apariciones públicas, patrocinadores…. El día fue larguísimo y cansado. "Es una locura, ayer estuvimos en el centro de Milán para un evento y la cantidad de apoyo que recibes como piloto de Ferrari es una locura. No tengo otra palabra para describirlo que como locura”. El jueves entraba en el paddock como un protagonista diferente, junto con Charles Leclerc. El impacto de representar a Ferrari en Monza alcanza otra dimensión.

“Soy un piloto Ferrari, pero no he tenido la experiencia todavía de ser un piloto Ferrari. Piloto un Ferrari, pero no he disfrutado todavía a los tifosi. A veces lo hago en Maranello, cuando se acercan, cuando voy a la fábrica. Pero debo ser el único de los pilotos de Ferrari en la historia que me ha llevado más de un año ser piloto de Ferrari”. Y para celebrarlo, el español incluso ha diseñado un casco especial para la ocasión, con la bandera italiana como guiño a los tifosi. Comienza un fin de semana de emociones fuertes. “No sé lo cerca que les permitirán acercarse, pero va a ser increíble”.

Sin explicaciones

Ese mismo miércoles por la noche Sainz recibía un dossier del equipo que recogía las conclusiones del sorprendente rendimiento del SF21 del español en Zandvoort. En principio, parecía que el piloto explicaría a los medios el jueves las razones técnicas. No fue el caso. El equipo italiano decidía mantener en privado el asunto. El monoplaza no respondía de manera habitual, quizás fruto del montaje posterior al accidente y degradó de forma inusual el neumático Por ello, Sainz también se mostraba tranquilo en Monza. Pero no solo por las respuestas a la carrera holandesa.

Al menos en el pasado, Ferrari y los tifosi tienden a marcar inmediatamente un líder y un subordinado en función de los resultados en pista. El liderazgo de Binotto está intentando crear un terreno de juego paritario para sus pilotos, a diferencia del pasado. Quiere evitar las fricciones que marcaron el duelo entre Leclerc y Vettel, que en Monza se visualizó de forma palpable en las dos últimas ediciones, sobre todo en 2019. El español no llega por tanto al circuito italiano etiquetado con un rol secundario respecto a quien ha liderado el equipo en estos dos últimos años.

“El hecho de que fui muy rápido desde el comienzo y sentí el límite del coche casi instantáneamente me hizo estar más tranquilo a cada fin de semana, sabiendo que iba a estar en el ritmo”, explicaba Sainz en la rueda de prensa. "Obviamente, contra un piloto tan rápido como Charles, alguien que conoce el equipo tan bien, nunca sabes lo que te vas a encontrar cuando vienes a un nuevo equipo. Pero desde el primer día me sentí que estaba muy cerca, una décima arriba o abajo, al igual que con todos mis compañeros de equipo. Así que esto me dio algo de alivio de que podría tener el ritmo”.

Se puede mejorar

A pesar de ser la temporada con más puntos desde que llegó a la Fórmula 1, sin embargo Sainz insistía en que aún necesita saber manejar todas las fases de un gran premio. “Creo que en mi tercera temporada de Toro Rosso aprovechaba al máximo el coche y lograba el mejor resultado posible que el coche podía lograr cada fin de semana. Pero creo que aún tengo más margen como piloto para maximizar lo que puedes hacer. Veremos cómo va la segunda parte de la temporada, y cómo puedo seguir progresando con el equipo”.

El español explicaba los detalles de ese ajuste fino que considera claves para seguir progresando: “es cuestión de perfeccionar las salidas, las primeras vueltas, sentir el coche en aire sucio, saber qué hacer con el coche pasando del Q1, al Q2 y Q3 para maximizar el rendimiento, cómo usar los neumáticos, gestionarlos…” El español apuntaba que también se trata de exprimir la simbiosis con el equipo. “Hay muchas cosas que son muy complejas, cómo explotar la estrategia con el equipo y las comunicaciones, como se vió en Hungría, todavía hay cosas que refinar antes de clavar cada fin de semana, y ser un piloto completo todo el fin de semana”.

Donde peor, también mejor

Pero si Sainz quiere disfrutar el ambiente y el calor de los tifosi, tendrá también que afrontar ante ellos el resultado final en el que podría ser el peor circuito del año para Ferrari. “No será un fín de semana fácil para nosotros”, avisa Leclerc. Durante estos últimos días, directamente desde Zandvoort, los dos pilotos han trabajado intensamente en el simulador para intentar sortear las trampas que presenta Monza al SF21.

El español lógicamente coincidía, pero también dejaba entrever un ligero rayo de esperanza sobre un posible compromiso satisfactorio alcanzado con la puesta a punto que palie la desventaja del motor italiano con sus rivales esta temporada. “Monza es raro, porque deberíamos ir bien en las dos primeras chicanes. Obviamente, no tanto entre las rectas entre medias. Pero creo que si logramos un buen compromiso de baja carga aerodinámica que funcione bien y proporcione toda la carga que queramos, podría entonces ser un buen fin de semana”. ¿Cómo en Bakú y Silverstone?

Carlos Sainz Charles Leclerc Fórmula 1 Fórmula 1 - GP de Italia
El redactor recomienda