La guerra civil entre Mick Schumacher y Mazepin en el peor equipo de la Fórmula 1
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
TENSION EN EL EQUIPO HAAS

La guerra civil entre Mick Schumacher y Mazepin en el peor equipo de la Fórmula 1

Mazepin llegó a la F1 con el apoyo de las compañías de su padre, y Schumacher con el apoyo de Ferrari y un apellido ilustre. Pero el alemán no puede con el ruso, y las polémicas entre ellos están a la orden del día dentro y fuera de la pista

placeholder Foto: Mick Schumacher perseguido por Nikita Mazepin
Mick Schumacher perseguido por Nikita Mazepin

La escalada dialéctica y de agresiones entre los dos pilotos del equipo Haas que venía in crescendo durante la temporada sumó en Monza un nuevo capítulo de un serial que tiene pinta de acabar mal. “No aceptamos estos comportamientos, tales cosas no deben suceder, tendremos que arreglar esta situación muy rápido”. Así de contundente se mostraba Günther Steiner, el jefe del equipo Haas ya al término del pasado Gran Premio de Holanda para intentar que sus pilotos se comportaran y pararan por el bien del equipo la escalada de agresividad entre Schumacher y Mazepin. Una semana después, en Monza, el ruso y el alemán demostraron el poco caso que hacen a su jefe porque ambos volvierion a las andadas.

Sin duda, es una papeleta muy difícil la que tiene encomendada Steiner, templando gaitas continuamente entre dos niños que le fueron impuestos como pilotos de su equipo y que están teniendo ambos un comportamiento más que dudoso. Haas se mantiene en pie gracias a el dinero del padre de Nikita Mazepin y depende totalmente de Ferrari por la parte técnica, ya que le proporciona casi el coche entero hasta donde el reglamento permite, además de pagar el sueldo de Mick Schumacher.

Aunque para calmar las aguas revueltas el ingeniero italiano trató de hacer ver al termino del pasado Gran Premio de Italia que la animosidad entre los dos se magnifica desde fuera, la tensión es más que evidente, con altavoces familiares por ambos bandos siempre dispuestos a opinar.

placeholder Mick Schumacher está siendo superior a Nikita Mazepin, pero mucho menos de lo que se esperaba y sumando muchos errores
Mick Schumacher está siendo superior a Nikita Mazepin, pero mucho menos de lo que se esperaba y sumando muchos errores

Steiner trata de ser neutral

Con esa dependencia total económica y deportiva de los padrinos de sus dos pilotos es lógico que Steiner no se haya querido posicionar a favor ni de Nikita ni de Mick, al menos públicamente. Porque si tratamos de ser objetivos, también parece que ninguno está libre de culpa o, mas bien, podría decirse que ambos son casi igual de culpables.

Las fricciones entre Schumacher Jr. y el controvertido Mazepin vienen ya de bastante atrás, antes incluso del encontronazo que ambos tuvieron en el Gran Premio de Bakú. Y la raíz principal del problema podría resumirse en que ni Mazepin es tan rematadamente malo como se hablaba a principio de año, ni el hijo de Michael es esa megaestrella de futuro esplendoroso en Ferrari que muchos aventuraban.

Los problemas entre los dos pilotos que desataron por completo esta ‘guerra civil’ surgieron en la sesión de clasificación del Gran premio de Holanda, donde Mazepin acusaba a Schumacher de haber destrozado sus opciones a propósito: "Era mi turno de ser el primer coche para evitar el tráfico, no hay que olvidar que ya me regañó una vez el equipo en Imola por no respetar este acuerdo, pues bien, ahora ya es la segunda vez que mi compañero de equipo me adelanta, me deja a merced del tráfico y me arruina a próposito el intento de clasificación. Si lo haces una vez, ok, puede ser un error, si lo vuelves a hacer es deliberado” La versión de Schumacher distaba bastante de la del piloto ruso: “No sé de qué habla y no sé si le informaron desde su muro. Yo pregunté si podía adelantarlo porque mis neumáticos estaban bastante fríos, y por lo general el siempre hace una vuelta más lenta que la mía y obtuve el OK. No hay razón para hacer un drama con eso, por mi parte no hice nada incorrecto”.

La soberbia de Schumacher

El puntito de soberbia del alemán en sus declaraciones, con ese ‘habitualmente (Nikita) es mas lento que yo’, era el caldo de cultivo perfecto para que Mazepin saliera a carrera encendido y con ganas de vengarse de la actitud para él inceptable de su compañero. Dicho y hecho. Apenas comenzada la carrera el ruso superó al alemán y cuando este trató de adelantarle el moscovita le pegó un violento cerrojazo que dañó su alerón delantero y acabó allí con sus posibilidades de una buena carrera. Casi un calco de lo ocurrido una semana después en Monza, aunque en este caso sí hubo unas leves disculpas por parte de Mazepin, que parecieron mas forzadas por sus jefes que sinceras por su parte.

Al término de la carrera holandesa, Mazepin respondió a su compañero de forma muy displicente al ser preguntado por el incidente, mientras que Schumacher era quien clamaba furioso contra el piloto ruso y exigía acciones en su contra a comisarios y miembros de su equipo. “No se justifica, -argumentaba el piloto alemán- el hecho de que me empuje contra la pared y me acorrale contra el pitlane. Tendremos que hablarlo luego con el equipo, porque Nikita parece que tiene metido en la cabeza estar por delante de mí a cualquier costo y me parece bien, pero creo que no fue la manera correcta”. Con seguridad, intramuros de Haas debió de existir algún tipo de ultimatum tras el nuevo golpe de ambos en Italia, porque la cosa se estaba yendo visiblemente de las manos.

Ni tan malo, ni tan bueno

Habría que recordar a Mick que esa dureza en pista fue más evidente siempre con su padre que con ningún otro piloto. Y, además, la primera misión de un piloto es ser más rápido que tu compañero. Ciertamente, Nikita Mazepin no es la resurrección de Nuvolari, pero a medida segùn avanza la temporada ha ido cometiendo menos errores y estando cada vez más cerca de su ilustre compañero, cuando no superándole puntualmente. Algo que sin duda está sacando de sus casillas últimamente a Schumacher, cuando observa que su estrella se va desvaneciendo al no aportar al equipo más que su compañero de equipo, uno de los más denostados en la historia reciente de la competición.

El tema empezó a agudizarse después del G.P. de Hungría cuando el propio Gunther Steiner tuvo que dar un toque de atención público al piloto de la Ferrari Driver Acdemy ante la suma de demasiados (y costosos) errores: “Mick lleva en las últimas cinco carreras demasiados fallos. Estas cosas pasan en las carreras, pero tener un accidente como el que tuvo en la última sesión de entrenamientos libres es algo que no se puede repetir. No sólo por el impacto económico que tienen accidentes así, sino porque no había razón para arriesgar tanto en ese momento”, declaró enojado el Team Principal de HAAS, que al mismo tiempo ensalzó a Mazepin, reconociendo que después de unos comienzos muy difíciles y erráticos poco a poco se iba asentando en la especialidad.

placeholder La polémica rodea a los dos pilotos de Haas ya en mucha carreras de la temporada
La polémica rodea a los dos pilotos de Haas ya en mucha carreras de la temporada

Cuanto mejor, peor para el otro

No debe ser fácil para Schumacher Jr. convivir con la pesada losa de su apellido ni ayuda tampoco llevar el peor coche de la parrilla. Sin embargo, cuando compartes equipo con un piloto al que prensa y aficionados consideran que depende de la billetera de su padre, se espera de ti que lo machaques sin paliativos. Que todos los errores caigan siempre en el otro lado del box, más o menos cono Russell con Latifi, o Alonso con Tarso Marques cuando debutó en Minardi. Cuanto mas evidente resulte que Mazepin no da la talla más en evidencia queda Schumacher si la ventaja sobre su compañero no es sideral.

Nikita Mazepin trabaja duro para ser aceptado en la F1 como un Lance Stroll. No es una megaestrella pero sí un piloto que da la talla. Mick Schumacher trabaja para ser esa próxima megaestrella del firmamento automovilista, pero si no domina a su compañero su cotización irá declinando. No parece claro que alguno de los dos logre su objetivo, pero tampoco es fácil decantarse en esta ‘guerra civil’ por alguna de las partes. La única apuesta que sí parece segura es que en 2022 no compartirán equipo, Aunque en este mundo cambiante de la Fórmula 1, ¿Quién sabe?

Fórmula 1 Michael Schumacher Haas F1
El redactor recomienda