Fernando Alonso y la amenaza de que Esteban Ocon pueda volver por sus fueros
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL FRANCÉS, MUY RÁPIDO LA PRIMERA JORNADA

Fernando Alonso y la amenaza de que Esteban Ocon pueda volver por sus fueros

El francés sacó cuatro décimas al español en la segunda sesión, con un Alpine rápido el primer día, aunque Alonso confía en sacar más tiempo en el A521 para el sábado

placeholder Foto: El Alpine ofreció buenas perspectivas en Hungaroring, aunque Alonso espera encontrar más tiempo en su A521
El Alpine ofreció buenas perspectivas en Hungaroring, aunque Alonso espera encontrar más tiempo en su A521

El Gp de Hungría amenaza con convertirse en un punto y aparte en la presente temporada. Por su configuración singular, pero con una posible revolución de mantenerse el calor sofocante de su primera jornada, capaz de derretir un asfalto sobre el que los monoplazas plantean numerosos interrogantes a pilotos y equipos. Y con el horizonte de posibles tormentas en los próximos días. Como para dibujar una foto inicial el viernes.

Como Fernando Alonso y Alpine. El monoplaza francés dejaba buenas sensaciones iniciales, pero menos en Alonso que Esteban Ocon. Si la referencia de este daba alas al equipo francés, el español buscaba más tiempo en el A521 y adaptación a monoplaza y trazado. Si encuentra todo ello, podría haber sorpresas en los entrenamientos clasificatorios. “¡Nunca había visto temperaturas de 60 grados en mi carrera”, se sorprendía el piloto francés.

Cuatro décimas de diferencia

“¡Es como una sauna finlandesa!” exclamaba Valtteri Bottas al terminar la jornada. Temperaturas tan inusuales pueden transmutar a un monoplaza competitivo en uno mediocre, o al contrario. Sainz, por ejemplo, no esperaba que el SF21 sufriera tanto como lo hizo el viernes. "Es muy complicando afrontar temperaturas tan altas y tener que gestionar los neumáticos, los frenos y el monoplaza. Entender todo esto es clave”, explicaba Ocon, quien parecía sentirse más cómodo con el A521 y extraer de su monoplaza un rendimiento que su compañero de equipo cree es posible mejorar. El francés superó en cuatro décimas al español en la segunda sesión.

Los dos monoplazas empezaban arriba de la tabla, con el español sexto y séptimao respectivamente. Pero Alonso percibe más potencial en el Alpine y quizás en su propio rendimiento, sobre todo ante la referencia inicial del francés. Por programa de trabajo, preferencias en su monoplaza o adaptación al trazado magiar, Fernando Alonso pasó las dos sesiones escarbando en su A521, como confirmaban las imágenes que se ofrecían en varias ocasiones del trabajo de sus mecánicos modificando el Alpine 521 incluso al final de la segunda sesión.

Con los pies en el suelo

"Fue un día que estuvo bien. Obviamente, el Hungaroring es un tipo de circuito muy diferente a Silverstone, y necesitas adaptarte a estas curvas de baja velocidad y la acción que hay durante una vuelta”, explicaba Alonso al terminar el primer día, quizás corroborando sus dificultades de adaptación que ese trompo en los primeros libres parecía confirmar. “Hacía mucho calor y había mucha humedad, ha sido un día muy exigente físicamente, también para los mecánicos, para todo el mundo en el equipo”, reconocía el español, “pero conseguimos completar todo el programa sin problemas, probando los tres compuestos, con mucha información”.

“Probamos algunas cosas diferentes en el coche, algunas de las cuales fueron pensando en las temperaturas muy altas que sufrimos en Budapest”. Como en otros viernes, Alonso bajó sensiblemente su tiempo de la primera a la segunda sesión, pero sin mostrarse especialmente satisfecho. "Todavía no tenemos un equilibrio perfecto en el coche, así que tendremos que trabajar mucho esta noche, pero nos estamos acercando al objetivo, aunque en general fue un día productivo". Sin embargo, Alonso no esperaba que la foto fuera definitiva. “No creo que los viernes sean realmente importantes, ya vimos algunos fines de semana donde nuestros viernes eran más competitivos que el sábado y el domingo. Así que aún tenemos los pies en el suelo, sabiendo que el Q3 es un gran objetivo para nosotros”.

"Espero dar algo de vuelta"

Pero en Alpine se mostraban optimistas con la referencia de un Ocon que se mostraba muy satisfecho, y que podría cambiar las tornas con Alonso de estas últimas carreras a tenor de su salida al asfalto magiar. "Tuvimos dos sesiones positivas, especialmente con Esteban, que se sintió cómodo con el coche y mostró un ritmo decente con ambos compuestos de neumáticos. Fernando todavía tiene camino por recorrer para mejorar el coche exactamente a su gusto”, confirmaba Davide Brivio, el responsable del equipo. "Los resultados y la posición final son buenos, pero es difícil leer mucho en la tabla de clasificación de hoy, especialmente porque el clima puede cambiar mañana”, en relación a la posible bajada de temperaturas o llegada de tormentas.

En la fiesta de cumpleaños que Alpine presentaba a Fernando Alonso hubo varias sorpresas. Por ejemplo, un video con felicitaciones de deportistas conocidos y figuras del paddock, o un ajedrez fabricado con piezas de su monoplaza. Y Alonso correspondió con su mensaje final. “Espero poder dar a todos algo de vuelta el sábado y el domingo”. A ver. Se puede mejorar.

Fernando Alonso Hungría Fórmula 1 Fórmula 1 - GP de Hungría
El redactor recomienda