Cuando la edad sí que importa, a pesar de lo que diga el propio Fernando Alonso
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
LA BALANZA DE LOS AÑOS

Cuando la edad sí que importa, a pesar de lo que diga el propio Fernando Alonso

La primera jornada del GP de Hungría coincidía con el 40 cumpleaños de Fernando Alonso, circunstancia que servía calibrar su singular posición y estado de forma

placeholder Foto: Alpine festejó por todo lo grande en el 'paddock' el 40 cumpleaños de Alonso.
Alpine festejó por todo lo grande en el 'paddock' el 40 cumpleaños de Alonso.

La escena fue hilarante y entrañable a la vez. En la rueda de prensa oficial previa al GP de Hungría se repetía el tema común en el 'paddock': Fernando Alonso cumplió este jueves 40 años. La celebración ponía en primer término la posición del español en la Fórmula 1. La compartía con Sebastian Vettel, quien le tenía preparada una sorpresa. Tan pronto el presentador felicitaba a Alonso, el alemán hacía explotar una bomba de confeti especialmente reservada para el momento. Pero a Vettel le salió el tiro por la culata y toda la ‘artillería’ se desparramó por el lado opuesto. La divertida reacción de ambos fue uno de esos momentos que se recordará en la actual temporada y que pocos deportes ofrecen como la Fórmula 1.

El cumpleaños de Alonso servía como guinda para resaltar el contraste entre la edad y el espectacular estado de forma que disfruta y ha puesto de relevancia en estas últimas carreras. Un aniversario que también realza su ya consolidada adaptación a la Fórmula 1, además de otro tema recurrente en la prensa especializada estas semanas: el reconocimiento de su 'racecraft', un talento único por su habilidad en la pista, especialmente visualizado en Silverstone. Pero Alpine ha tocado techo esta temporada. Por lo que el resto del año se tratará de ver cómo Fernando Alonso es capaz de colocar su monoplaza allá donde no se espera. Que no es aliciente menor.

En 'shock' durante años

Felicitaciones de los equipos, de la Fórmula 1 y singularmente por parte de Alpine para agasajar a su piloto fueron parte destacada del paisaje del primer día en Hungaroring. "No siento en absoluto que tengo cuarenta años, es el número, pero me sorprende a mí cuando lo veo por todas partes en el 'motorhome', porque le equipo me ha preparado una magnífica decoración en mi habitación y en la zona del comedor", explicó Alonso en la rueda de prensa sobre cómo su edad cronológica no se corresponde con sus sensaciones mentales y físicas. "Es un número mayor del que siento, pero así son las cosas". Hasta el propio Alonso reconoce que ni siquiera él mismo se veía en la Fórmula 1 con 40 años. "Vives solo el presente, no piensas demasiado en el futuro a esa edad (cuando debutaba) y solo te concentrabas en el fin de semana. No te imaginabas estar más que dos o tres años".

La edad y perspectiva tras dos años fuera de la Fórmula 1 han influido en la percepción y vivencia en esta nueva etapa. "Ahora es diferente, estoy más acostumbrado al deporte, a la Fórmula 1 y a las cosas que son únicas aquí. Cuando llegué, venía de una pequeña ciudad del norte de España, sin experiencia, sin bagaje, nada, y de repente llegas a este mundo y estás en estado de' shock' durante cinco, seis, siete años, hasta que te acostumbras a todo. Ahora es un poco diferente. Sabes cómo son las cosas y disfrutas un poco más". Y se nota.

Como Messi o Ronaldo

El cumpleaños de Alonso sirve como herramienta de calibraje de su actual estado de forma. Porque en la pista el español demuestra ser capaz de domar una máquina de carreras con la habilidad equivalente a la de un Messi o un Cristiano Ronaldo con el balón en los pies. Pero a diferencia de estos, no es fácil para el público generalista acceder a esos singulares gestos de talento dentro de un monoplaza. Sin embargo, Silverstone ofreció esa oportunidad. Precisamente el propio Vettel fue víctima de una de las fintas del español al volante cuando se entrompaba tras ser cebado por Alonso en el duelo de los primeros compases del GP de Inglaterra.

El español ha sacado al Alpine del corsé de sus limitaciones a poco que lo han permitido las circunstancias. Sexto o séptimo monoplaza en la jerarquía media de la parrilla, Bakú o Silverstone ilustraron visualmente el grado de habilidad técnica de Alonso a estas alturas de su trayectoria como piloto. Pero ahora, sin la tensión y agresividad de anteriores etapas. En la Fórmula 1 la atención va por modas, y el español se ha convertido en protagonista indiscutible en las últimas fechas a pesar de que el podio esté en la Vía Lactea para Alpine.

Esto es lo que hay

"Le llevó algunas carreras, era consciente de ello, y ha trabajado duro con el equipo para reconstruir esa confianza y el rendimiento, y ahora ahí está, extrayendo el máximo del coche", explicó esta semana Marcin Budkowski, el director técnico del equipo. "Fue muy impresionante verle en Austria. En la segunda carrera, en la clasificatoria, fue muy rápido, y sin el desafortunado incidente de Vettel habría logrado fácilmente la tercera fila, lo que dice mucho sobre cómo ha recuperado la velocidad".

Como ha vuelto a confirmar Budkowski antes del Gran Premio de Hungría, Alpine se ha olvidado ya del presente monoplaza y centra toda su atención en el proyecto de 2022. Con estos mimbres tendrán que lidiar los dos pilotos del equipo. En el caso de Alonso, suma cinco carreras consecutivas en los puntos y Hungaroring podría ser un escenario perfecto para otra sorpresa. Dependiendo especialmente de la posición de parrilla. Porque si el español repitiera una actuación similar al segundo sábado en el Red Bull Ring (sin obstáculos de otros pilotos), quién sabe qué puede ocurrir el domingo. A fin de cuentas, el trazado húngaro alberga en el recuerdo de dos de las mejores actuaciones de su vida en la Fórmula 1: la victoria en 2003, y aquella remontada insólita de 2006 que en nada tenía que envidiar a la mítica de Ayrton Senna en Donington, frustrada en el caso de Alonso por una rueda mal apretada en boxes cuando tan solo faltaba llegar a la bandera a cuadros. Otra actuación similar supondría el perfecto regalo de cumpleaños para quien no pensaba estar todavía aquí, recibiendo las bromas de Vettel y compañía.

Fernando Alonso Fórmula 1 Sebastian Vettel Fórmula 1 - GP de Hungría Ayrton Senna
El redactor recomienda