Llegó a velar por la seguridad en la F1

Muere José Ramón González, el guía en la sombra del automovilismo español

El 'Zorro Plateado' era uno de los referentes del automovilismo español e internacional en materia de seguridad y, desde el anonimato, siempre velaba por que todo fluyera sin percances

Foto: José Ramón González (i), Carlos Sainz (c) y Aman Barfull (d) en la dirección de carrera del RallyRacc de Cataluña. (David Felipe | RallyRacc)
José Ramón González (i), Carlos Sainz (c) y Aman Barfull (d) en la dirección de carrera del RallyRacc de Cataluña. (David Felipe | RallyRacc)

El automovilismo español está de luto por el fallecimiento de José Ramón González, quien, desde el anonimato que le daba el segundo plano, velaba por la seguridad de todos los deportistas y aficionados que se desplazaban a las competiciones nacionales e internacionales. Fue un cáncer y poco más de mes y medio quienes acabaron con la vida de uno de los organizadores más queridos del panorama automovilístico español.

José Ramón, a quien cariñosamente se le conocía como 'Zorro Plateado', era un hombre todoterreno, no le importaba ser comisario, estar en dirección de carrera, en alguno de los vehículos de la caravana de seguridad o incluso velando por la fluidez de las pruebas desde el helicóptero de la organización. En este sentido, sobre todo en Ourense, su ciudad natal, además de haber ejercido como informático en una entidad bancaria, trataba cada año de sacar adelante un rallye del que 'dimitía' casi tantas veces como ediciones se lleva haciendo, pero él siempre estaba ahí.

José Ramón velando por la seguridad de San Pedro de Rocas en el Rallye de Ourense. (Iago Peleteiro)
José Ramón velando por la seguridad de San Pedro de Rocas en el Rallye de Ourense. (Iago Peleteiro)

Tampoco le importaba la dimensión de la competición, Ramón buscaba siempre la seguridad y el buen hacer en todo lo que se le ponía por delante. Desde rallys del campeonato regional, su amado Rallye de Ourense, del campeonato nacional, el RallyRacc de Cataluña, del mundial, e incluso la Fórmula 1 en Montmeló, el 'Zorro' siempre estaba ahí.

Siempre desde el anonimato, en un segundo plano, sin afán de protagonismo, y siempre intentando que las competiciones salieran adelante sin complicaciones, así era José Ramón González, un ourensano más, pero un ciudadano ejemplar. Por ello, la gran familia del automovilismo español ya está pidiendo que se le lleve a cabo el homenaje que se merece e incluso que tenga una escultura en su ciudad natal, como la de Estanislao Reverter, Antonio Colemán y el Alpinche.

De la Fórmula 1 al mundial de rallys

Muchos están siendo los organizadores, aficionados y amigos que están despidiendo a José Ramón en Ourense y uno de ellos es Aman Barfull, el director del RallyRacc de Cataluña, la cita española del mundial de rallys, quien se ha desplazado desde Barcelona y quien, a la llamada de El Confidencial, dijo: "Conocí a José Ramón en el año 1988 siendo yo comisario de la Federación y él uno de los organizadores del Rallye de Ourense".

La amistad del 'Zorro' con Aman cuenta ya con más de 30 años de vivencias y, por ello, el director del RallyRacc continuó: "Tengo que decir que el Ourense es uno de los rallys de los que más aprendí, por Ramón, y por eso, cuando yo entré en el RACC, llamé siempre a José Ramón, tanto en la Fórmula 1, durante los tres primeros años, como en el RallyRacc, en cada una de las ediciones, y precisamente el destino ha querido que este Cataluña fuese su último rally. Yo tenía fe ciega en Ramón y para mí y para mi familia es una pérdida muy grande, era un apoyo para nosotros que estaba al otro lado de España y siempre deposité toda la confianza en él. Lo recordaré como una gran persona y un buen profesional, un hombre entero, noble y muy capacitado".

Querido en la RFEdeA y en la FGA

Su legado queda en el recuerdo de los diferentes estamentos deportivos españoles, dado que la seguridad era una de sus principales preocupaciones, así como hacer itinerarios atractivos para pilotos y espectadores. En este sentido, Manuel Aviñó, máximo dirigente de la Real Federación Española de Automovilismo (RFEdeA) y quien se ha desplazado a Ourense para despedir a su amigo, decía que "la pérdida de José Ramón es irremplazable, dado que era un gran trabajador y mejor persona y, gracias a él, la seguridad en las competiciones ha avanzado de forma firme".

A la llamada de El Confidencial también ha atendido Iván Corral, presidente de la Federación Galega de Automobilismo (FGA), quien afirmó que "José Ramón ha sido un gran referente en los rallys en España y con él hubo un antes y un después en la RFEdeA".

Ourense, su ciudad y su rally

En Ourense, la ciudad que lo vio nacer y por la que siempre se desvivió a través del rally, los recuerdos se agolpan y llegan desde todos los lugares. Julio Bouzo, el actual presidente de Escudería Ourense y amigo personal, asegura que "hablar de José Ramón González es hablar, sin duda, de uno de los mejores organizadores de España en toda la historia de nuestro 'motorsport', era el Messi de los organizadores. A su gran capacidad de trabajo, unía, una claridad de ideas y un carácter innovador, en todos los aspectos de la organización, que lo hicieron una pieza clave en la innegable evolución que nuestras carreras han tenido en los últimos 25 años. Era indispensable en el Rallye de Ourense, al que entregó días y días de improbo trabajo, pero también era importantísimo en el desarrollo del RallyRacc o del Islas Canarias".

Por su parte, Luis y Santiago Reverter, hijos de Estanislao Reverter, uno de los padres del automovilismo gallego y quien fue presidente de Escudería Ourense y creador del Alpinche (un Alpine con motor Porsche), hablan de él como un "buen compañero y amigo de Estanislao Reverter, de Antonio Colemán y de los demás presidentes que los sucedieron". Ambos afirman que "el Rallye (de Ourense) es lo que es gracias a él y que su fallecimiento les "deja huérfanos y el vacío que deja será imposible de llenar". A ambos les "queda su recuerdo, su ejemplo y su amistad".

Un aficionado más al motor

El 'Zorro Plateado' era un aficionado más a la competición y aunque eran pocos los eventos que presenciaba, dado que casi siempre estaba vinculado a la organización, cuando podía se escapaba a una cuneta a ver coches. Es por ello por lo que Ramón no solo era querido entre los pilotos y organizadores, sino que también entre los colaboradores y aficionados.

José Ramón ejerciendo labores de seguridad en el Rallye CAM Race de Madrid. (Iago Peleteiro)
José Ramón ejerciendo labores de seguridad en el Rallye CAM Race de Madrid. (Iago Peleteiro)

Ángel Zaragoza, uno de los colaboradores más queridos en el mundo de la competición, afirma que José Ramón fue su "mentor, maestro y, principalmente, amigo". Su admiración hacia él le lleva a afirmar que: "Él hizo de que me gustara nuestro deporte y a amarlo. De hecho recuerdo ir al RallyRacc, a Castellón, a Maspalomas y a otros lugares y, con solo decir que era su amigo, solo faltaba que me pusieran la alfombra roja".

Por su parte, David Ferrer, piloto y exconcejal de tráfico en Ourense reconoce "los años de trabajo juntos por el rally y la amistad que generosamente expandía a su alrededor. Aunque era muy bueno en todos sus trabajos... era mejor como amigo". Ferrer también señaló a El Confidencial que "si Fraga llevaba el Estado en su cabeza, José Ramón llevaba todo el mundo de los rallys".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios