tuvieron gran influencia en su educación deportiva

Sainz y Verstappen, a imagen y semejanza de sus padres

La revista Autosport entrevistó a los dos pilotos de Toro Rosso para hablar sobre sus padres, quienes han sido, o son todavía en el caso de Sainz, dos pilotos profesionales e iconos en su país

Foto: Padre e hijo de la familia Sainz y Verstappen, posan en el GP de Estados Unidos (@max33verstappen)
Padre e hijo de la familia Sainz y Verstappen, posan en el GP de Estados Unidos (@max33verstappen)

Los padres de Carlos Sainz y Max Verstappen no son los típicos de una familia. Ambos eran pilotos profesionales, iconos del automovilismo en sus países, cuando sus hijos nacieron y han tenido una fuerte influencia sobre Carlos y Max, especialmente cuando empezaron a competir. La revista Autosport entrevistó a los dos pilotos de Toro Rosso, quienes hablaron acerca de la relación con sus padres y de la educación que cada uno les ha inculcado en la parcela deportiva.

En cada caso es diferente, pero ambos hijos se asemejan en gran medida a lo que fueron sus padres como pilotos (o lo que es, en el caso de Sainz padre). El perfeccionismo y el trabajo constante de Carlos Sainz Sr están presentes hoy en día en su hijo. Estuvo muy encima de él siendo exigente y “duro”, y ahora ha dado un paso atrás confiando en el piloto de 21 años. Más pegado estuvo Jos Verstappen a Max, ya que no continuó en el mundo del motor para ser un tutor con su hijo. A día de hoy, no falta a una cita del calendario de Fórmula 1 para ayudar a su hijo.

“Eres un poco como Helmut Marko”

“Creo que cómo ha sido mi padre en su carrera refleja mucho cómo se ha comportado conmigo. Estaba constantemente hablándome de lo profesional que tenía que ser: metódico, detallista y perfecto con todo, porque fue un perfeccionista. Desde el comienzo intentó meterme esto en la cabeza”, reconoce Sainz. Buena parte del éxito de su padre reside en su profesionalidad y su capacidad para desarrollar los coches, y eso mismo es lo que parece que intentó instruir a su hijo más que enseñarle a pilotar: “Nunca me dijo cómo conducir, cómo tomar una curva o cómo adelantar, porque él creyó que esto llegaba con el talento y creyó que yo tenía talento”.

Padre e hijo se abrazan el día que Sainz es campeón de las WRS
Padre e hijo se abrazan el día que Sainz es campeón de las WRS

El piloto de Toro Rosso confiesa que no le “importaba demasiado” aprender estos aspectos diferentes del coche, “solo querías ir a tomar un chocolate caliente con tus compañeros de equipo y pilotar y disfrutar”. Pero Sainz tenía que asimilar todos estos conceptos que le indicaba su padre porque al final del día le preguntaba cuál fue la presión de los neumáticos o qué había hecho con la puesta a punto. "Y tenía que responder y no podía fingir porque le preguntaba a los mecánicos. Me ponía a prueba”.

Sainz asegura que en muchos momentos hubo tensión entre ambos debido a la fuerte presión a la que le sometía su padre: “Ha sido muy duro conmigo. Siempre que estaba haciendo algo mal él era el primero en señalarlo. Es su personalidad, no puede cambiar”. Pero le ha venido muy bien para confiar más en sí mismo y ser autocrítico. Ahora incluso bromea: “A veces he hablado con él sobre esto y digo: ‘Eres un poco como Helmut Marko’, y nos reímos. Me preparó bien y era lo que necesitaba. No lo cambiaría”.

Las altas expectativas por ser ‘el hijo de' 

“Yo era el 'hijo de', y la gente quería ganarme para decir: ‘He ganado al hijo de Carlos Sainz, soy mejor que el hijo de Carlos Sainz'”, explica Sainz. A la presión de su padre, tenía que añadir que el resto de chicos le quisiera ganar y le señalaran por ser el hijo de un bicampeón del mundo de rallys, poniendo altas expectativas sobre él.

No obstante, toda la dura educación le ha ayudado en su camino hacia la F1. Los deberes de su padre de cada fin de semana en el karting, los volvió a hacer en sus test con Red Bull, a quien impresionó con sus análisis y su ‘feedback’. Reconoce que le ayudó mucho en su último test en Abu Dabi, que le dio “el último 10 por ciento de posibilidades que necesitaba" para convertirse en un piloto de Fórmula 1. “Fue en línea con lo que Ricciardo estuvo diciendo todo el año. Fue entonces cuando me dije que todo el trabajo duro y el dolor se estaban pagando”, señala Sainz.

Carlos Sainz esta temporada en la Förmula 1 (Efe)
Carlos Sainz esta temporada en la Förmula 1 (Efe)

Una vez que Sainz llegó a la Fórmula 1, su padre decidió “dar un paso atrás”, y tampoco asiste a todas las carreras, ya que se prepara para intentar ganar de nuevo el Dakar. Sainz explica que su padre tiene mucha más confianza en él después de todo lo pasado la temporada anterior, cuando su objetivo pasaba por ganar las WSR sí o sí para estar en la F1 y lo logró. “Mira, ahora hay 450 personas trabajando para ti y para ser competitivo. No creo que el equipo o esas 450 personas dependan de tu padre”.

Pero eso sí, Sainz padre seguirá estando para seguir echando una mano a su hijo. “Me dijo: 'No te preocupes, me tienes aquí para lo que necesites, y cada vez que tengas una duda me puedes preguntar, pero vamos a mostrarles de lo que estás hecho.'”.

Verstappen padre e hijo en 2012 (página web oficial de max verstappen)
Verstappen padre e hijo en 2012 (página web oficial de max verstappen)

“Abandonó su carrera para ayudarme”

“No lo veo como el típico padre de carreras porque pienso que no hay una relación padre e hijo como la que tenemos nosotros. Básicamente hemos hecho todo juntos. Él hizo mis motores, todo (en el karting)”, cuenta Max Verstappen. “Estábamos en el banco de pruebas casi todos los días, intentando mejorar los motores. No creo que muchos padres hagan esto con sus hijos”, añade.

Jos ha estado más cerca de su hijo que Sainz, quien ha seguido en activo como piloto. Pero Jos dejó la F1 cuando Max empezaba a competir en los karts, y han tenido una especie de relación de mecánico e ingeniero. “Abandonó su carrera para ayudarme. ¿Cuántos padres hacen esto? Puedes ver a muchos padres que disfrutan tanto de sus carreras, que no tienen demasiado tiempo para sus hijos y para estar involucrados. Pero mi padre hizo eso, y le estoy muy agradecido porque sin él yo no estaría aquí, eso seguro”.

Jos Verstappen sigue muy de cerca

Max dio el salto a la F1 tras pasar sólo un año en monoplazas, en la Fórmula 3. En esta decisión influyó cómo lo hizo su padre, quien estuvo solo dos años en monoplazas tras dejar el karting. Después no tuvo un gran éxito en la F1; sólo destacó en su primer año, cuando logró sus mejores resultados estando en Benneton y siendo compañero de equipo de Michael Schumacher. Pero Max cree que fue por estar continuamente en “un sitio en el momento equivocado”. “Todavía pienso que fue un gran piloto. Es un verdadero luchador”, señala. “La cosa que nosotros hicimos mejor que en su carrera, creo, fue no empezar en el equipo de un campeón del mundo”, explica aludiendo a Schumacher.

Ahora, la relación “es casi la misma” que en el karting, solo que Max tiene “que hacer más cosas ahora”. Jos Verstappen sigue yendo a cada carrera de su hijo y esto no le molesta en absoluto a Max: “Todavía tiene algunos consejos para mí. Sabe cuándo tiene que acercarse y cuando no: ‘Cuando no estoy haciendo al 100% qué debería hace, o para mantener los pies en el suelo, él me lo dice”. 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios