UNA APLICACIÓN PARA SER MÁS PRECISO AL VOLANTE

La telemetría de la Fórmula 1 llega a tu coche: así debes conducir y frenar

La Fórmula 1 ha contribuido en muchos aspectos a mejorar la seguridad vial. La última propuesta se establece a través de un smartphone y la telemetría que tanto han desarrollado los ingenieros de F1

La Fórmula 1 es un deporte en el que constantemente se mide cada parámetro del coche con el objetivo de tener el mayor número de circunstancias bajo control. La tecnología se ha adueñado de tal manera de esta competición que es fácil predecir cómo reaccionará un coche según el perfil de un circuito o las condiciones meteorológicas. El piloto está en un segundo plano y debe tratar de exprimir el monoplaza siguiendo la información que aportan los datos sobre su vehículo, para ello se utiliza la telemetría, que mide cada una de estas referencias y desnuda tanto el comportamiento del coche como del piloto: indica dónde y cuándo debe frenar, entre otras cosas. Es una parte fundamental de la Fórmula 1 que recientemente ha llegado a la calle gracias a una aplicación para el teléfono móvil, la cual describe cómo conducir en cada momento con el objetivo de reducir la estadística que estima que cada tres minutos un ser humano muere atropellado en el mundo.

Se llama DriveSmart y se puede descargar en un smartphone para tratar de que la conducción por una vía pública sea más precisa. Proponen al ciudadano un sistema que imita al de la F1, donde a cada segundo llegan 150.000 datos procedentes del coche para conocer con la máxima exactitud posible la situación en la que rueda el vehículo.

Esta, DriveSmart, es sólo una más de las múltiples tecnologías que la F1 ha puesto al servicio de la sociedad. En este mismo año un exingeniero del Gran Circo puso en marcha una silla de ruedas 4x4 basándose en diseños que había aprendido dentro de los circuitos, hace tres años McLaren cambió la presión, temperatura y desgaste de los neumáticos de un coche por el ritmo cardíaco, el respiratorio, la temperatura corporal, presión sanguínea y otros parámetros de los pacientes de un hospital de niños en Birmingham… La Fórmula 1 siempre ha sido un criadero de innovaciones que han ido salpicando a los coches de calle, desde sus inicios con los frenos de disco hasta la fibra de carbono, pasando por la caja de cambios o el sistema de recuperación de energía.

Datos de la telemetría que publicó Hamilton en 2012.
Datos de la telemetría que publicó Hamilton en 2012.

 

Para que del circuito haya saltado a la calle, en el caso de la telemetría y DriveSmart, han debido pasar más de 25 años de proceso de maduración en las carreras. La telemetría comenzó a usarse a finales de los 80 y maduró a lo largo de los 90, tanto que en 2002 se permitió que el traspaso de datos entre coche y los ingenieros fuera en las dos direcciones (se prohibió poco después). En la actualidad los ingenieros, con unos test, son capaces de dictaminar qué piloto es el más adecuado para que maneje su monoplaza (entre otras cosas, por eso Magnussen quitó el puesto a Checo Pérez en McLaren hace dos años)

Hamilton, 'rey' de la telemetría por un día

Además de detectar los fallos que reporte el monoplaza. la telemetría destapa los errores de pilotaje en pocos segundos. La F1 se apoya tanto en la telemetría que en 2012 Lewis Hamilton protagonizó uno de los mayores escándalos internos que se recuerdan al compartir en su red social unos datos de telemetría de McLaren para justificar por qué había hecho peor tiempo que su compañero Jenson Button. Inmediatamente pidió perdón porque supuso aportar pistas a los rivales de cómo se comportaba el monoplaza, publicó el secreto mejor guardado de sus ingenieros y dejó en mal lugar a su compañero.

Es tal la predictibilidad que la telemetría aporta a la Fórmula 1 que durante esta temporada se ha cuestionado si debía reducirse una buena parte de esa información que los ingenieros transmiten al piloto por radio para que exista algo más de emoción a la carrera, una circunstancia (emoción) que en la carretera debe eliminarse. Quizás dentro de un tiempo la telemetría se quede en las carreteras para aportar más control al volante y quede reducido en los circuitos al mínimo (aspectos de seguridad) para que el factor humano intervenga más… En cada lugar -circuito y carretera- se buscan diferentes objetivos, aunque en ambos coinciden el de llegar sano y salvo a su destino.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios