en las últimas citas, el ruso está por delante

Cómo Kvyat le está mordiendo la oreja al ‘niño bonito’ de Red Bull

El inicio de temporada se hizo muy cuesta arriba para Daniil Kvyat. Ahora, las tornas han cambiado y el ruso se encuentra mejor, logrando buenas actuaciones en carrera y sin la presión de los jefes

Foto: Daniil Kvyat en el Gran Premio de Canadá (Reuters)
Daniil Kvyat en el Gran Premio de Canadá (Reuters)

El inicio de temporada se hizo muy cuesta arriba para Daniil Kvyat. No llegaron los resultados (tampoco su monoplaza le puso las cosas fáciles), su compañero, Daniel Ricciardo le ganó en cada clasificación y carrera, y además, sus jefes, tanto Christian Horner como Helmut Marko ejercieron presión sobre el ruso. Pero Kvyat sacó fuerzas y logró la mejor respuesta posible, resultados desde el Gran Premio de Mónaco y además por encima de Ricciardo, que además fue el que comenzó a no sentirse tan a gusto.

“En Red Bull, Daniil Kvyat tuvo un comienzo difícil, principalmente por los problemas técnicos, pero ahora se ha recuperado. Nosotros sólo podemos sacar el máximo partido con lo que tenemos y es difícil mantener al piloto motivado si hay algunas desventajas relacionadas con la potencia”, dijo Helmut Marko este pasado fin de semana en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Daniil Kvyat poco antes de adelantar a Kimi Raikkonen en Silverstone (Efe)
Daniil Kvyat poco antes de adelantar a Kimi Raikkonen en Silverstone (Efe)

El punto de inflexión llegó en Montmeló, con Sainz

Tras el Gran Premio de España, Ricciardo tenía en su casillero 25 puntos frente a los cinco de Kvyat. A esto también se sumó la gran actuación de Carlos Sainz, en su casa, con un magnífico quinto puesto en clasificación y el noveno en carrera (mejor motor Renault) con un hachazo final primero a Max Verstappen y después al propio Kvyat, a su ‘hermano mayor’. “Sus tiempos por vuelta no fueron consistentes”, aseguró Marko sobre el ruso. “Tenemos dos pilotos jóvenes excepcionales”, dijo Marko una semana después de Montmeló. “Si tuviéramos que decirle a nuestros jóvenes pilotos que se contuvieran, eso sería totalmente contraproducente. ¿Cómo habría que motivarlos?”, añadió Marko advirtiendo a los pilotos de Red Bull sobre los ‘hermanos pequeños’.

En su defensa salió Franz Tost el jefe de Toro Rosso: “No hay milagros en la Fórmula 1. Se necesita tiempo para madurar en un coche de F1”, dijo Tost. “Es por eso que digo que quiero trabajar con los pilotos durante tres años, y luego entregarlos (a Red Bull)”, añadió. El piloto de 21 años estuvo durante uno en el equipo italiano y esta temporada ya ha dado el salto a Red Bull en su segundo año de experiencia, siendo el tercer piloto más joven de la parrilla frente a los cinco años en la Fórmula 1 de Ricciardo.

Daniel Ricciardo en los entrenamientos (Efe)
Daniel Ricciardo en los entrenamientos (Efe)

La mejor defensa de Kvyat fue él mismo

En el Gran Premio de Mónaco logró ser cuarto tras una gran carrera. Fue la mejor respuesta posible: “Ha sido un día muy positivo. El de hoy ha sido mi mejor resultado en la Fórmula 1, de largo. Por lo tanto, para ser honestos, me siento muy aliviado. El siguiente paso ya sabéis cual es. Estoy muy contento por ahora”, reconocía un Kvyat que ya se sentía más liberado de presiones. Y no solo el propio piloto quedó encantado, también Horner: “Creo que fue una gran carrera para Kvyat. Tuvo un buen comienzo. Su ritmo fue bueno en carrera. Empujó cuando lo necesitaba, manejó los neumáticos muy bien y es su mejor resultado en la Fórmula 1 hasta ahora. Así que ha tenido un fin de semana muy positivo”.

Además, ambos pilotos completaron un buen fin de semana, trabajando en equipo, por lo que fue si cabe más positivo: “Realizó un movimiento valiente para pasar a Kimi (Raikkonen). Como Daniel estaba con el neumático más rápido, cambiamos los coches para ver si podía llegar a los dos chicos que luchaban por delante, con el acuerdo de que si él no lo conseguía, él le devolvería la posición a Daniil en la última vuelta. Fue una gran actuación del equipo y creo que fue el mejor resultado que podíamos haber esperado”. Ricciardo cedió la posición a Kvyat tras no llegar ni a Vettel primero, ni a Hamilton después.

Cambio de tornas

Y a partir de este gran premio, se dio la vuelta a la tortilla y es Ricciardo el que sufre ahora. No solo porque en las cuatro últimas citas el ruso esté mejor que el australiano, sino también porque el que recibió una llamada de atención esta vez fue Ricciardo: “Creo que hubo un poco de frustración en sus comentarios ayer de que no estaba contento con su rendimiento. Fue superado por su compañero de equipo en la calificación, y sus expectativas aquí eran altas después del año pasado (cuando ganó)”, dijo Horner.

Daniil Kvyat devuelto al garaje de Red Bull (Efe)
Daniil Kvyat devuelto al garaje de Red Bull (Efe)

El día anterior, Ricciardo tuvo problemas en su clasificación del Gran Premio de Canadá y se quejó durante el fin de semana. “No creo que realmente sepamos lo que necesitamos en este momento o dónde encontrarlo”, dijo el australiano que no encontró la manera de adaptarse al monoplaza. Después de haber ganado el año pasado y terminar decimotercero esta temporada confesó que fue una de esas carreras en las que estuvo “dando vueltas y vueltas golpeando mi cabeza contra la pared”. Por el contrario, el jefe de Red Bull tuvo mejores palabras para su compañero: “Kvyat hizo un trabajo soberbio, llevaba su estado de forma de Mónaco y esa confianza ha seguido aquí y sacó todo lo que había del coche”, señaló Horner el domingo de la carrera.

En la última cita, en Silverstone, aunque la suerte no estuviera del lado de Ricciardo que abandonó con problemas en su coche, no iba a poder superar la actuación de Kvyat. El ruso estuvo por delante todo el fin de semana y en carrera de no ser por un trompo donde "perdió unos diez o doce segundos" podría haber estado "presionando a Vettel por el podio", según dijo Horner.

De momento, el australiano está por delante del ruso en la clasificación y pueden llegar carreras peores para Kvyat, donde el monoplaza no se comporte bien o donde Ricciardo le supere, pero el piloto de 21 años ha demostrado ya cosas desde el certamen monegasco a Horner y Marko. Ahora Daniil Kvyat está mordiendo la oreja al niño bonito de Red Bull, al que fuera capaz de superar al tetracampeón Sebastian Vettel quedando tercero solo por detrás de los Mercedes y ganara el premio Laureus como deportista revelación. 

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios