motores de doble turbo con híbridos estándar

Red Bull aprieta las tuercas a Mercedes: ¿los motores actuales ya no son 'de carreras'?

Horner y Marko lanzan una propuesta para neutralizar la ventaja de Mercedes.En el fondo, se trata de un arma para forzar la negociación de cara a 2015

Foto: Sebastian Vettel y Nico Rosberg durante el GP de Singapur (Efe).
Sebastian Vettel y Nico Rosberg durante el GP de Singapur (Efe).

En el pasado Gran Premio de Brasil terminó una guerra deportiva en la que Mercedes no hizo prisioneros en la pista. Sin embargo, la batalla corre el peligro de tomar otro cariz fuera de ella. Red Bull ha adoptado una postura más agresiva en los despachos  para neutralizar la ventaja adquirida por Mercedes con el nuevo reglamento.

La estrategia es de libro. En las últimas fechas, Christian Horner y Helmut Marko buscan forzar al fabricante alemán para que acepte cambios  ante el temor  generalizada de que puede pasearse por los circuitos en 2015 con una ventaja similar a la de la pasada temporada. Para ello,  desde Red Bull se cuestionan abiertamente los nuevos motores híbridos cuyo desarrollo 'ha costado mil millones de euros'. A buenas horas...

“Para 2016 es un nuevo juego”

Horner lanzó la primera andanada en Sao Paulo y Marko recogió el testigo con la nueva posición adoptada en Red Bull: “Para el próximo año todo irá de acuerdo al reglamento (actual), no pedimos ningún favor a Mercedes", declaraba estos días el austríaco,  "nosotros esperamos un ligero incremento de rendimiento, no podemos alcanzar a Mercedes, lo sabemos, pero queremos estar más cerca. Para 2016 es un nuevo juego” ¿Y cuál sería estenbsp;Una propuesta de nuevo motor que neutralice la posición técnica y deportiva de Mercedes en la Fórmula 1.

Con ella, Red Bull se hace adalid de causas populares para la opinión pública: “Queremos un motor de carreras con sonido, y donde el piloto esté al control”. Pocos estarán en desacuerdo: “Desde el punto de vista de los costes, pueden ser reducidos en un 50%”. ¿Y con qué fórmula mágica?: “Creo que con un V6 o un V8, que será más barato que el actual, podríamos utilizar el V6 con un doble turbo, con válvula de descarga y tendríamos sonido. Y un KERS estándar para todos, como el del año pasado…”.

Horner incluso llegó a insinuar estos días que Renault podría plantearse la retirada de la Fórmula 1: “Si se dejan las cosas como están, podrías empujar a Renault y a uno o dos fabricantes fuera. Habría que hacer lo mejor para el deporte por encima de lo que es mejor para un fabricante individual”.

“No podemos permitirnos un 2016 que no funcione"

Se trata de “pensar globalmente, las cifras de audiencia han caído y, en general, el interés. Estos motores no son el mejor camino pidiendo un ‘racing engine’”. Qué pasa entonces, ¿es que el actual no puede considerarse un motor de carreras?

Según amenaza Horner “no podemos permitirnos un 2016 que no funcione, tenemos que eliminar todos estos sistemas,  es demasiada la cantidad de comunicación necesaria para la gestión de la energía, necesitamos reducirla y que sea el piloto quien conduzca el coche”.

Curiosamente, fue Renault uno de los fabricantes que más presión hizo sobre la Fórmula 1 para la introducción de la tecnología híbrida. Y Red Bull ha dominado las cuatro últimas temporadas gracias a su superioridad aerodinámica, oponiéndose a cualquier actuación que atentara contra su ventaja a pesar de que, justo es decirlo, la FIA también neutralizó algunas de sus innovaciones.

“Quizás Horner está hablando más por su equipo que por Renault…”

De modo que Red Bull plantea dos opciones: o libertad total a partir de 2016 con la consiguiente guerra de costes, o una propuesta más ‘racional’ de motor. Entre un cambio radical o un mal menor, la postura se antoja más un ataque político que una propuesta realista y coherente con el rumbo adoptado por la Fórmula 1. 

Porque para que entren en vigor en 2015, los cambios han de votarse por unanimidad. Pero para 2016 no es necesaria. De ahí la amenaza de Horner y Marko. En el fondo, se trata de empujar a Mercedes a una solución de compromiso para la próxima temporada. Pero, ¿hasta qué punto secundan Ferrari y Honda a Red Bull?

Puede que la situación sea, aunque enconada, no tan dramática. “Quizás Horner está hablando más por su equipo que por Renault…”, declaraba recientemente el máximo responsable de Mercedes, Toto Wolff: “Tenemos que estar atentos a la perspectiva a largo plazo y ver cómo podemos optimizar el deporte. Hubo discusiones prudentes y refrescantes con puntos de vista directos de Ferrari y la última reunión tuvo todo el sentido del mundo”. ¿Poli bueno, poli malo?

En la Fórmula 1 se teme -y se sabe- que Hamilton y Rosberg tendrán de nuevo unos ‘pepinos’ de consideración la próxima temporada… ¿Lograrán los rivales de Mercedes un acuerdo para flexibilizar el desarrollo de motores para 2015, como es su objetivo? El próximo campeonato del mundo ya se está disputando en los despachos.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios