ESTE VIERNES, SU E22 VOLVIÓ A SUBIRSE A LA GRÚA

¿Qué ocurre con Pastor Maldonado? Lleva cuatro accidentes contra el muro en 2014

“El E22 es muy difícil de conducir. Es inestable e impredecible. Va rápido en una dirección y a veces va rápido en la otra. Sólo tenemos que seguir trabajando”

Foto: Pastor Maldonado, este viernes en Singapur.
Pastor Maldonado, este viernes en Singapur.

“El E22 es muy difícil de conducir. Es inestable e impredecible. Va rápido en una dirección y a veces va rápido en la otra… Tenemos ideas sobre la forma de configurar el coche para que sea algo más sencillo de manejar. Sólo tenemos que seguir trabajando”. Las palabras de Romain Grosjean de mayo aún tienen vigencia. Lotus, que venía de hacer podios en las dos últimas temporadas, marcha octavo en la clasificación de Constructores con ocho puntos en su casillero y con unos mecánicos acostumbrados a realizar horas extra con las reparaciones al coche de Pastor Maldonado. Lleva seis accidentes esta temporada, cuatro de ellos golpeándose contra el muro. El último, este mismo viernes en Singapur.

¿Se le ha olvidado pilotar a Pastor Maldonado? Obviamente, no. De hecho, continúa fiel a su estilo agresivo en busca de un límite. Y dicho límite, con un coche fácil de manejar es más ‘sencillo’ encontrarlo que con un “muy difícil de conducir”, donde se pueden cometer errores como los que realizó en los L2 del GP de China, la Q1 del GP de España, los L2 del GP de Bélgica o los L2 del GP de Singapur. Ayer, también, su E22 acabó contra el muro. Además, tuvo roces en el asfalto con Esteban Gutiérrez en las carreras de Bahrein y Gran Bretaña.

La pescadilla que se muerde la cola

Todos estos incidentes merman la confianza de un piloto, que unido a su estilo de conducción se está convirtiendo en una pescadilla que se muerde la cola. En cualquier caso, "errores", como ayer calificó Alan Permane su acción.

Su ‘palmarés’ de 2014 contrasta con el de Grosjean, quien mantiene limpio el expediente en este sentido (quién lo diría repasando su 2012). El francés, que se subió al podio en seis ocasiones la pasada temporada, sólo ha podido lograr dos octavos puestos este año (España y Mónaco) que hablan del difícil año por el que atraviesa la escudería de Enstone.

La grúa retirando el E22 de Pastor Maldonado.
La grúa retirando el E22 de Pastor Maldonado.

Este viernes, tras su accidente, Maldonado entraba en su box de Lotus andando y sin quitarse el casco. Supuestamente pediría perdón a sus mecánicos y equipo, a unos por el trabajo extra comparándolos con sus homólogos del coche de Grosjean, y a los otros por el sexto desembolso económico en ‘material extra’ en catorce carreras (sin terminar la decimocuarta).

Al margen de los choques, las averías en el monoplaza de Pastor le han provocado cuatro abandonos, sumar 22 carreras consecutivas sin puntuar y declaraciones como las de Bélgica, hace dos carreras, tras un nuevo abandono que explica la situación de su monoplaza: “Era un motor prácticamente nuevo, con una o dos carreras y que no tenía ni quinientos kilómetros, cuando el período normal de vida mínima es de cuatro mil kilómetros. Así ha sido con Renault desde el principio de la temporada, pero ellos siguen trabajando y nosotros también para solucionar los problemas de fiabilidad. Lamentable este retiro, ya que teníamos el potencial para una buena actuación”.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios