EL ASTURIANO ABANDONÓ y RAIKKONEN FUE NOVENO

Alonso, "molesto y triste" en un fin de semana desastroso para Ferrari

La recta se acababa y su monoplaza decía ‘basta’. Fernando Alonso no afrontó la Variante del Rettifilo y paró su F14-T en la hierba tras completar 29 vueltas

La recta se acababa y su monoplaza decía ‘basta’. No afrontó la Variante del Rettifilo y paró su F14-T en la hierba tras completar sólo 29 vueltas. Fernando Alonso se bajó del monoplaza y, tras echarle un vistazo, fue dirección a la grada de Monza, a la que se acercó para aplaudir a unos tifosi que devolvían los aplausos. Vestido de rojo siempre se había subido al podio en el GP de Italia pero este domingo ni siquiera logró acabarlo. “Te molesta, te entristece por ello. No es que tengamos unas altas expectativas (este año), pero cuando llegas a Italia, con este ambiente, te dices… ‘ojalá esta sea una buena carrera’”. El asturiano se mostró resignado ante este contratiempo. El piloto había declarado antes de la carrera que necesitaba que “pasaran cosas” por delante para ganar puestos, pero fue su Ferrari el que sufrió problemas. Para la Scudería toca pasar una difícil y triste página.

Monza no veía una cara tan mala en Ferrari desde 2005, cuando Michael Schumacher terminó décimo y Rubens Barrichello acabó doblado. Esta vez, ningún Cavallino Rampante sufrió este revés tan humillante en casa. Aunque no se puede sacar pecho de que el único Ferrari que terminó la carrera, el de Kimi Raikkonen, cruzase la línea de meta décimo (noveno tras la sanción a Magnussen), a más de un minuto de vencedor. Los dos pírricos puntos sumados es lo de menos, la mala imagen ante la afición fue más dolorosa.

Este ha sido el primer año de la nueva ‘era de los motores’, sin la aerodinámica de la que se ha quejado en diferentes ocasiones el presidente Luca Montezemolo, y Ferrari no ha sabido estar a la altura, siendo la mayor decepción del año precisamente la carrera de su casa.

¿Fue un todo o nada en Ferrari?

“Creo que tuvimos un problema con el sistema ERS y dejó de funcionar. Así que había que apagar el coche para no romper los dos motores”, señaló Alonso nada más bajarse de monoplaza. ¿Fue un todo o nada? ¿Apretó las ‘tuercas’ la Scuderia a su motor híbrido buscando el límite? “Creo que podíamos haber hecho sexto, saliendo tras el pit-stop detrás de un grupo decidimos dejar un margen de tres segundos para ir con gomas frescas y atacar en las últimas diez vueltas”. No hubo opción ni de salvar los muebles, después de haber fallado también en boxes a la hora de entrar a cambiar gomas.

“Mejor que aparezcan estos fallos durante la actual temporada que no en otra en la que nos estemos jugando algo”, se consolaba Alonso. Ferrari llegaba a su casa con el objetivo de hacer un papel “digno” y se marcha sin haberlo logrado. El poderío de los motores Mercedes no ha tenido fisuras y los cuatro primeros puestos han sido para ellos. Por detrás, los dos Red Bull, quienes sí que se aprovecharon de los fallos de otros para ser quinto y sexto.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios