la segunda gran oportunidad de su carrera

Heikki Kovalainen, el piloto que ha recuperado el 'swing' fichando por Lotus

El piloto finés, gran promesa y estrella emergente a mediados de la pasada década, afronta el desafío de defender las opciones de Lotus frente a Ferrari

Foto: Heikki Kovalainen firmando autógrafos con el uniforme de Caterham.
Heikki Kovalainen firmando autógrafos con el uniforme de Caterham.

Hekki Kovalaienen nació en Suomussalmi, al norte de Finlandia. “Vengo de cerca de Laponia, y en general la gente del norte de Finlandia es muy diferente a la del sur, ¡quizás de aquí la diferencia con Kimi!”. Virtudes como piloto al margen, si algo distingue al nuevo piloto de Lotus es una personalidad abierta, alegre y expansiva, opuesta a la más introvertida de su compatriota. Hoy, la marcha de Raikkonen ofrece a Kovalainen la que podría ser la segunda gran oportunidad de su carrera. A fin de cuentas, Lotus sigue buscando un piloto para el próximo año.

Al llegar a la Fórmula 1 en 2006, Kovalainen parecía una de las grandes promesas del momento. Había logrado el título de las World Series en 2004, y fue el gran rival de Nico Rosberg en 2005 en GP2, título que se llevó finalmente el piloto alemán. Pero Flavio Briatore le fichó como piloto de pruebas para el equipo Renault. Y le quiso convertir en el "Anti Alonso", como el italiano le definió cuando Kovalainen sustituyó al piloto español tras la marcha de este a McLaren. Su carrera seguía al alza y también a la estela de Alonso porque también ocupó su puesto en el equipo británico tras la borrascosa temporada de 2007. Ron Dennis incluso había comunicado a Martínez de la Rosa que él sería el piloto pero, de manera inesperada, el elegido fue Kovalainen.

Gran premio de mónaco
Gran premio de mónaco
De repente, el finlandés se encontró en el mejor equipo del momento, y junto a Lewis Hamilton como compañero de equipo. Pero nada funcionó como se esperaba. En dos años logró solo una pole y su única victoria en Fórmula 1, en Hungría 2008, cuando Massa rompió su motor a tres vueltas del final. Sus resultados no fueron los esperados. Su estilo de pilotaje era muy diferente al más agresivo de Hamilton, entrando en la curva usando frenos y acelerador. Hamilton sacaba mejor partido a los Bridgestone mientras Kovalainen los degradaba más. Ante el título de 2008 y la estrella rutilante del británico, la del finlandés quedó apagada para la Fórmula 1.

Cuando pierdes el swing en el golf

“A veces un jugador de golf pierde su swing y no sabe qué falla, parece lo mismo pero la bola no vuela en la dirección adecuada, esa es la sensación que tenía al final de mi segundo año en McLaren”. Apasionado del golf y posiblemente el mejor hándicap de la parrilla, Kovalainen utilizaba el símil para explicar por qué no pudo aprovechar una oportunidad al que pocos pilotos tienen acceso.

“No rendía muy bien, había otras cosas que me influían y dejé que me afectaran, no era un tipo feliz”. Kovalanen se mostraba sorprendido por no ser capaz de rendír a sus niveles de categorías inferiores, cuando competía cara a cara con Rosberg, Kubica o Hamilton. “No estaba en una buena condición física, no es que estuviera mal, pero mi salud no era buena, mis niveles de energía estaban secos”. Dieta, otros hábitos mentales... Kovalaienen llevó a cabo profundos cambios en su vida personal y en su enfoque deportivo. Empezó de cero. En Caterham.

Volver a empezar de cero

“Empecé de nuevo, y me dio tiempo para rehacerme, si hubiera vuelto en otro equipo de mitad de parrilla, hubiera quedado pronto fuera de la Fórmula 1”. En Caterham, sin la presión de McLaren, comenzó poco a poco a regenerarse. “En 2011 sentía que pilotaba al límite constantemente, al nivel que debes pilotar en Fórmula 1”. Durante aquella temporada batió a Jarno Trulli y a Karun Chandock en diecisiete de las diecinueva carreras del campeonato.

Gran premio de fórmula uno de baréin
Gran premio de fórmula uno de baréin
En 2012 Kovalainen volvió a sobresalir por encima del nivel de Caterham, aún lejos de la clase media de la Fórmula 1. Tanto que Tony Fernandes intentó todo para retenerle a pesar de los problemas económicos del equipo. “Lucharon con los patrocinadores para que completaran el presupuesto que podrían traer los pilotos de pago”. El problema no era su salario, sino la “diferencia entre lo que alguien podría traer y 'el cero' que traía yo”. Caterham perdió frente a Marussia el décimo puesto en Constructores, y la suerte quedó echada. Van den Garde y Pic llegaron con la chequera.

La apuesta personal por la Fórmula 1

Kovalainen recibió ofertas fuera de la Fórmula 1, y también para el Mundial de Resistencia y Le Mans. Tony Fernandes, consciente de su valor, le ofreció ser tercer piloto antes de Navidad, pero el finlandés rechazó la oferta inicialmente. Mantuvo su perfil bajo durante el invierno, sin salir a la palestra para defender sus escasas opciones. “Una vez que se acabaron todas las oportunidades, estuve al tanto de los entrenamientos de invierno, y cuando empezó la temporada me dije: Yo tengo que seguir aquí”. Y lo hizo. Quiso apurar todas sus posibilidades y rechazó cualquier propuesta que le alejara de la Fórmula 1, e incluso algunas relacionadas con la televisión y el periodismo. Quería estar listo por su aparecía una oportunidad.

Kovalainen entonces aceptó luego la oferta de tercer piloto, empezando el viernes en Bahrein, y ha seguido en otras pruebas, como en la última de Abu DabiHoy, su apuesta personal y las circunstancias están jugado a su favor. Ni Hulkenberg ni Maldonado pudieron estar disponibles para Lotus. El finlandés puede confirmar ahora la madurez alcanzada en estos últimos años y, quizás, un nuevo futuro en la Fórmula 1. Será una de esas historias que pueden añadir picante a este descafeinado final de temporada.

¿Qué podría depararle el futuro si logra brillar en Austin y Sao Paulo? De momento, Heikki Kovalainen parece que ha encontrado de nuevo el 'swing'

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios