se despide de su equipo en el tour de abu dabi

La última vez que Contador sufrirá a Tinkov

El ciclista de Pinto dejará de correr con el Tinkoff tras la disputa del Tour de Abu Dabi, carrera a la que acude obligado por el magnate ruso, que le insultó gravemente hace dos semanas

Foto: Contador (segundo por la izquierda) 'rompió' el nombre de Tinkoff... pero porque tenía calor (Claudio Peri/Tinkoff).
Contador (segundo por la izquierda) 'rompió' el nombre de Tinkoff... pero porque tenía calor (Claudio Peri/Tinkoff).

Ahora ya es seguro: cuando Contador se suba al autobús de su equipo el próximo domingo no le volveremos a ver con el maillot del Tinkoff. Nunca más. Las únicas opciones que nos quedarán para poder verlo de nuevo de amarillo (color más significativo del equipo ruso) será tirando de fototeca o videoteca, o bien esperar que haga un gran papel en el Tour de Francia de los dos próximos años con el Trek-Segafredo. Se acabará entonces la experiencia del corredor madrileño en Rusia, y sobre todo, su penosa relación con el multimillonario Oleg Tinkov.

Este jueves, Contador corre sin querer correr el Tour de Abu Dabi, una carrera que se estrenó el año pasado con la victoria de Esteban Chaves y que de no ser por las estrellas que acuden llamadas por el dinero o por la poca ambición que puede quedarles ya en este final de temporada, pasaría sin pena ni gloria por el calendario ciclista anual. Pero son los jeques, los que tienen el dinero, al final son los que mandan, y si ellos deciden que hay que potenciar el ciclismo en los emiratos, se potencia sin dudarlo. Se hace un Mundial de ruta pésimo, se crean carreras de cuatro días sacadas de la nada en condiciones climáticas prácticamente extremas y, sin embargo, participan algunos de los mejores ciclistas del planeta, como Vincenzo Nibali, Elia VivianiGreg Van Avermaet y el propio Alberto. Algo no encaja, pero no hay nada que no curen unos cuantos millones.

Allí, por las calles de la capital de Emiratos Árabes Unidos, Contador correrá su última carrera del año, con la intención obvia de ganar, de hacerlo lo mejor posible, como cada vez que se sube a una bicicleta, pero con ciertas ganas también de acabar su etapa en el Tinkoff. Su experiencia en el equipo ruso ha sido contradictoria, pues ha ganado mucho (dos Vueltas y un Giro, por ejemplo), pero lo ha hecho de la manera más dura: solo, sin la ayuda de sus compañeros ni el apoyo del que dirige el cotarro. Más bien, Contador ha recibido sus insultos, su menosprecio, pese a que de cara al público solían fingir ambos una buena relación que no era en absoluto real.

Hace un par de semanas, Tinkov aprovechó la voz que le ofreció 'Cycling News' para quedarse a gusto con el que ha sido durante cinco temporadas su indiscutible líder en el pelotón. Entre otras lindezas, Tinkov aseguró que "él es un gran campeón y debería dejarlo ahora. Creo que va a ser como un pato mareado y va a parecer estúpido", además de acusarle de borrarse del Lombardía para que el Tinkoff no ganase la clasificación WorldTour por equipos y de reconocer que el mejor recuerdo que guarda de su asalariado fue su caída en el Tour de Francia de 2014.

Por su parte, ni Contador ni su entorno han querido decir absolutamente nada en respuesta a esa falta de respeto de Tinkov. Vienen a decir que, en realidad, se retrata a sí mismo con ese tipo de comentarios. Contador ha querido mostrarse respetuoso, al contrario que su 'jefe' y prefiere callar a decir cualquier cosa que le pueda perjudicar o poner a la altura de Tinkov. Él se va a dedicar a correr, que es lo que sabe hacer, lo que lleva años haciendo y lo que seguirá al menos dos años más, haciendo. En 2017 le rendirá cuentas al Trek y podrá ir olvidando poco a poco a Tinkov, al Tinkoff y a la falta de compañeros que sufrió en Rusia.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios