Valverde, Quintana y el plan de Movistar para destronar a Froome en los Alpes
  1. Deportes
  2. Ciclismo
el miércoles y el viernes, días clave

Valverde, Quintana y el plan de Movistar para destronar a Froome en los Alpes

El Tour afronta su fase final y el británico lo tiene muy de cara. A Movistar no le queda otra que atacar e intentará poner en tela de juicio la fortaleza de Sky para sostener su ofensiva

placeholder Foto: Quintana, a la sombra de Chris Froome. Foto: Kim Ludbrook (EFE)
Quintana, a la sombra de Chris Froome. Foto: Kim Ludbrook (EFE)

El Tour de Francia 2016, a falta de lo que suceda en los Alpes, está muy de cara para Chris Froome. Las impresionantes cualidades del británico, unidas a la gran selección de corredores con la que cuenta el equipo Sky, hacen que para Movistar sea muy complicado recortar los minutos que separan a Nairo Quintana (2'59") o Alejandro Valverde (3'17") del maillot amarillo.

Pese a ello, el equipo español lo va a intentar hasta el final. Así lo ha dicho Alejandro Valverde: "Tenemos algo pensado, pero no lo podemos decir ahora". Aunque no se ha dado a conocer los planes de Quintana y compañía, parece que la cima suiza de Finhaut-Emosson será un punto clave para buscar la remontada. "Será una jornada muy difícil, con final exigente, algo que para nosotros, si no hay contratiempos, es favorable. Tenemos que atacar y minimizar el tiempo perdido".

El Finhaut-Emosson es uno de los puertos más duros del Tour. En apenas 10 kilómetros, los ciclistas tendrán que ascender más de 900 metros con desniveles que van desde el 5,1% hasta el 12,3%, por lo que esas pendientes obligarán a dar lo máximo a todos los ciclistas. Esto puede suponer una oportunidad para dos escaladores como Valverde y Nairo, que intentarán ahí, probablemente, recortar tiempo a Froome. El español y el colombiano son muy explosivos y eso es una ventaja. En puertos cortos y con gran pendiente pueden marcar la diferencia y por tanto, la etapa 17 puede ser una gran oportunidad para meter miedo al británico.

De conseguir acercarse al líder, puede producirse un punto de inflexión en el Tour, ya que la etapa del viernes tendrá un final similar al del Finhaut-Emosson. Ahí, en Saint-Gervais Mont Blanc, Quintana puede intentar presionar a Froome e intentar quitarle el amarillo. Donde hay menos esperanzas de recortar es en la contrarreloj del miércoles.

Ahí es donde el colombiano flaquea frente a Froome -ya lo demostró en Pont-d'Arc-, pero al ser muy corta, de apenas 17 km en casi permanente subida y de poca exigencia, las fuerzas están más igualadas y por tanto, está previsto que haya pocas diferencias de tiempo.

El reto para Movistar es mayúsculo, ya que se enfrentan a todo un titán. Y no, no se trata en exclusiva de Froome. Sky cuenta con uno de los equipos más completos de la última década, capaz de paralizar un ataque del equipo español en la montaña. "Cuando las fuerzas del rival son más fuertes, cualquier estrategia se puede ir al traste", dijo Javier Mínguez en 'Radio Marca', seleccionador español de ciclismo. "Lo van a intentar, que consigan resultados depende del rival", aseguró.

La unión hace la fuerza

El poderío del equipo Sky es difícil de derrocar de manera individual, pero sí de forma colectiva. "Hay un equipo que puede decir algo en este Tour, el Astana, al que aún no hemos visto en versión agresiva", dijo Ernesto Unzue. "Podemos encontrar objetivos comunes", aseguró el director de Movistar. Debido a ello, que a nadie le extrañe ver a un miembro del equipo kazajo tirando del carro para que Quintana logre recortar segundos a Froome.

La otra unión necesaria es la del propio equipo. Valverde mira de reojo al podio, pero ha querido despejar los rumores que hablan sobre la presencia de dos cabezas en el equipo Movistar: la de Quintana y la suya propia. "Mi objetivo sigue siendo ayudar a Nairo y quedan etapas complicadas para seguir persiguiendo el sueño amarillo. Luego tendré tiempo para pensar en Río y descansar", dijo el murciano durante la jornada de descanso.

De hecho, según Valverde, su presencia "puede ser muy importante" para que Quintana logre recortar distancias con Froome y considera que aporta "tranquilidad" al colombiano estando a su lado. Todo parece indicar que el Movistar arriesgará, aunque sea necesario poner en jugarse el liderato de la clasificación por equipos. "Conseguir el título por equipos sería una gran recompensa, pero no es el objetivo que traíamos. Venimos a por el maillot amarillo".

Tour de Francia Javier Mínguez Ciclismo Team INEOS Astana Chris Froome
El redactor recomienda