Froome enfila el Tour, pero no gana la etapa: Dumoulin voló en la crono
  1. Deportes
  2. Ciclismo
el británico se acerca mucho a su tercer

Froome enfila el Tour, pero no gana la etapa: Dumoulin voló en la crono

El holandés marcó un tiempo insuperable para sus rivales y se dedicó a frotarse las manos durante toda la etapa. Froome, segundo, se quedó a más de un minuto de distancia

placeholder Foto: Tom Dumoulin entrando a meta. Foto: Juan Medina (Reuters)
Tom Dumoulin entrando a meta. Foto: Juan Medina (Reuters)

No hubo sorpresas en la etapa contrarreloj del Tour de Francia 2016. El gran tiempo de Dumoulin (50'15") parecía inalcanzable y así fue: ninguno de los corredores que intentaron batir su marca lo consiguieron. Tan solo Chris Froome le metió algo de miedo al holandés, pero no logró firmar un tiempo mejor (+1'03").

El corredor holandés, de este modo, gana su segunda etapa en este Tour. Dumoulin voló entre Bourg Saint Andéol y La Caverne du Pont D'Arc, de 37,5 km de longitud. Froome, un ciclista todoterreno que domina tanto la montaña como las cronos, no fue el protagonista de la foto final pero logró lo que quería: ganar segundos frente a sus principales perseguidores.

Cumplió Valverde

El zarpazo de Froome fue profundo. El corredor nacido en Nairoba tiene decidido no soltar el maillot amarillo de aquí a París. En una nueva exhibición, asestó un duro golpe a Nairo Quintana (1'03"), incapaz de seguir el ritmo a los líderes de la etapa. El colombiano no estuvo fino, perdió mucho tiempo y tendrá que sudar sangre para poder subirse en lo más alto del cajón en los Campos Elíseos, ya que ahora se sitúa cuarto en la general a 2'59" del vigente ganador de la ronda francesa.

El bajón de Nairo fue aprovechado por Bauke Mollema, que pasa del cuarto al segundo puesto de la general. Eso sí, perdiendo tiempo ante el nativo de Nairobi. Antes de la etapa estaba a 54" segundos del líder, casi los mismos que le ha separado del líder en esta etapa (53"). Lo mismo ha sucedido con Adam Yates, que se sitúa tercero, pero a mucha distancia de Froome: a 2'45".

Destacó la actuación de Ion Izaguirre, actual campeón de España. El corredor firmó un meritorio octavo puesto a 1'59" de Dumoulin. Valverde fue decimoquinto, a más de 2 minutos del líder de la etapa.

Quintana, optimista

La jornada estuvo muy marcada por los atentados de Niza. De la habitual felicidad que reina en el ciclismo, se pasó a una etapa lúgubre, sin aplausos, sin sonrisas. La organización del Tour decidió eliminar la animación habitual, así como los himnos en la ceremonia final. Así, Froome se volvió a encontrar con el amarillo, Yates con el blanco, Sagan con el verde y el de puntos de De Gendt. Todo ello cerrado con un minuto de silencio.

El colombiano ha recibido un duro golpe por parte de Froome, que ha encarrilado el Tour de Francia 2016. Pese a ello, no pierde la esperanza: "El Tour no ha terminado, queda mucha montaña y quiero recuperarme para seguir en la lucha. Aún no hemos dicho la última palabra". Se lamentó de su poco peso (56,5 kg), algo que a su juicio le limitó respecto "a otros mucho más corpulentos".

Por su parte, su compañero de Movistar, Alejandro Valverde, subrayó que siguen en la general y "con los objetivos marcados". "Personalmente, he superado a varios rivales y me he defendido muy bien. Me van bien las cronos y me acoplo bien a la bici", dijo el español.

Chris Froome Tour de Francia 2016 Adam Yates Bauke Mollema Tour de Francia Ciclismo Nairo Quintana
El redactor recomienda