PELEA ENTRE Robert Talarek Y Patryk Szymanski

Así fue el combate de boxeo del año: diez 'knockdown' en solo cinco asaltos

Ocurrió en el peso medio de Polonia, donde Robert Talarek y Patryk Szymanski ofrecieron un espectáculo sin igual, cayendo cinco veces cada uno hasta el golpe definitivo

Foto: Robert Talarek Y Patryk Szymanski, en un momento del combate. (CC)
Robert Talarek Y Patryk Szymanski, en un momento del combate. (CC)

Este fin de semana tuvo lugar uno de los combates de boxeo más apasionantes de los últimos años. Ocurrió en Polonia, donde los pesos medios Robert Talarek y Patryk Szymanski se enfrentaron en la que ya es considera como la pelea del año. Increíble batalla cuerpo a cuerpo entre los dos púgiles, en la que hubo diez 'knockdowns' antes de que tuviera lugar la caída definitiva que dio la victoria al boxeador que, sobre el papel, era más débil.

El combate llegó a los cinco asaltos, en los que ambos púgiles intercambiaron golpes, dominando la pelea indistintamente en diferentes tramos de la misma. En ocasiones, es habitual ver cómo un boxeador que besa la lona consigue reponerse para terminar ganando la pelea pero, desde luego, lo que no es nada común es que ambos boxeadores lleguen a caer por culpa de los golpes de su rival hasta en diez ocasiones, algo más típico de las películas de Rocky,

Szymanski era el gran favorito, quien partía con un récord de 19-1 después de perder su última pelea. Enfrente estaba Talarek, mucho más experimentado pero con un triste balance de 23-13-2. El combate comenzó con el guion esperado, donde el favorito tumbó en dos ocasiones a su rival en el primer asalto: todo parecía coser y cantar, cuando en el segundo 'round' volvió a tirar a Talarek en otras dos ocasiones. Pero ahí cambió la pelea.

Talarek, sin absolutamente nada que perder, empezó a encontrarse mucho más suelto y comenzó a meter manos que pronto le dieron resultado. Antes de acabar el segundo asalto, conseguía que su rival besara la lona por primera vez. Mucho más animado que en los primeros compases, pronto recibió un nuevo revés en el tercer asalto, después de que Szymanski consiguiera volver a tumbarle. Había caído hasta en cinco ocasiones, pero no estaba dispuesto a dar el combate por perdido.

Pero en ese mismo 'round', Talarek empezó a ver una oportunidad. Tras una rápida reacción, antes de que acabara el tiempo consiguió meter dos buenas manos que produjeron dos nuevas caídas de su rival, hasta que llegó el cuarto asalto, el que de verdad marcó el combate: Talarek, mucho más fresco, consiguió de nuevo tumbar a Szymanski en otras dos ocasiones, con lo que ambos habían caído cinco veces cada uno. Pero Szymanski estaba muy tocado.

Tanto en lo anímico como en lo físico, Talarek llegaba mucho mejor, ante un rival que se le veía con signos de empezar a esta noqueado. No necesitó mucho tiempo para meter una impresionante mano que produjo a Szymanski un corte en la ceja, mandándole de nuevo a la lona. Pese a intentar levantarse de nuevo, el árbitro decidió que no estaba en condiciones de seguir peleando, dando la victoria a Talarek. En el mundo del boxeo ya lo califican como la pelea del año.

Boxeo y Artes Marciales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios