una novedosa actividad

De la piscina al ring: cómo el boxeo ayuda a un jugador de waterpolo

Un programa impulsado por el histórico Real Canoe Natación Club pretende mejorar el rendimiento de sus jugadores de waterpolo gracias al boxeo

Foto: Diferentes aspectos de la preparación de un boxeador se pueden aplicar al entrenamiento de un jugador de waterpolo. (EFE)
Diferentes aspectos de la preparación de un boxeador se pueden aplicar al entrenamiento de un jugador de waterpolo. (EFE)

Para llegar a la cima complementó el trabajo habitual, dentro y fuera del agua, con otras actividades encaminadas a potenciar sus cualidades. Reina absoluta dentro de una piscina, Mireia Belmonte se puso unos guantes de boxeo hace tiempo para mejorar sus prestaciones como nadadora de élite. "Liberas mucha agresividad y cambia un poco tu mentalidad", dijo en su día, en una entrevista concedida a 'El Mundo', Fred Vergnoux, entrenador de la catalana. Deporte en auge, con cada vez más practicantes anónimos, un histórico club acuático apuesta por el boxeo para que sus integrantes se enriquezcan y también desarrollen determinados mecanismos para crecer. El Real Canoe Natación Club empieza a bucear en el mundo del boxeo, arrancando por su sección de waterpolo, desarrollando un programa encaminado a impulsar a sus atletas.

Una nueva vía de formación para los deportistas que se mueven en el agua se ha abierto con la apertura del Real Canoe Boxing Fitness Club. Todo surgió cuando el entrenador del primer equipo de waterpolo de la histórica institución tuvo claro que el boxeo podía ayudar a mejorar el rendimiento de sus jugadores. Gran aficionado al deporte de los guantes, que lleva practicando como aficionado desde hace seis años, Javier Cáceres pensó que sería bueno completar la formación de sus chicos con ejercicios pugilísticos. "Cambiar la rutina y así evitar la monotonía", ese es el objetivo, revela el técnico en charla con este periódico. El proyecto está liderado por Javier Pardo, en el pasado director técnico de la Federación Española de Boxeo (FEBOXEO), ahora impulsando esta actividad.

"Todos los deportes colectivos refuerzan al individuo", enfatiza Javier Pardo. Recalca que "el waterpolo es un deporte de mucho contacto físico, con acciones muy explosivas. El boxeo, por ejemplo, puede ayudar al jugador de waterpolo si hablamos del tren superior". "Como me gusta el boxeo, consideré que podía ser interesante introducir una master class como parte de nuestro entrenamiento diario", apunta Javier Cáceres. "Con esta actividad creamos un precedente, con el fin de aplicar en el futuro más aspectos técnicos que puedan ayudar al jugador de waterpolo", subraya.

El primer equipo de waterpolo del Canoe será el ariete de un programa en el que equipos de otras especialidades acuáticas entrarán por esta senda abierta. Hablamos, por ejemplo, de los equipos de sincronizada. El plan es que equipos de todas las categorías comiencen a aprender diferentes ejercicios boxísticos con el fin de que dentro del agua mejoren su rendimiento. "Repetición y coordinación", recuerda Pardo que son pilares de la disciplina en la que tanto ha brillado España, con Gemma Mengual al frente. Además, subraya el técnico, "el boxeo es un deporte que ayuda a afrontar tus propios miedos. "En el arranque de este programa, transmitimos nociones básicas, para más adelante comenzar con ejercicios más complejos", apunta el entrenador.

Jugadores del Canoe, en plena clase de boxeo
Jugadores del Canoe, en plena clase de boxeo

Ejercer de sparring

El proyecto tiene sus fases, los waterpolistas van aprendiendo poco a poco los secretos del boxeo. Desde el primer día, eso sí, ya tienen contacto con los guantes. Tras realizar, para empezar, unos cuantos movimientos iniciales, aprendiendo unas nociones básicas, "porque ninguno tenía ni idea de cómo hacer los ejercicios", explica Pardo, "luego ya se metieron 'a full', trabajando con sacos, haciendo varios ejercicios por parejas...", añade. Ya consuman clases completas de boxeo. Más adelante, aprendidos los conceptos fundamentales, tocará encerrarse en un ring. Por el momento hacen juegos condicionados, "lo que se llama escuela de combate libre", resume el profesor de boxeo. Para acabar, en el cuadrilátero, emularán a un sparring, graduando siempre la intensidad de los golpes.

"Los jugadores están encantados", destaca Cáceces, viendo cómo sus pupilos disfrutan de una nueva actividad complementaria para luego rendir más dentro del agua. "El boxeo es un deporte que llama la atención, cada vez más, y en nuestro caso nos ayuda a ver quién está más o menos coordinado", recalca. En este aspecto, reitera, "el boxeo nace de las piernas y de la cintura, y diferentes ejercicios le va bien a un jugador de waterpolo". "Son deportes similares porque desde el dedo gordo de un pie hasta la cabeza, todo el cuerpo entra en acción en todo momento", explica. E insiste en que el boxeo ayuda a su deporte en la coordinación de los desplazamientos. "Dentro del agua hay que coordinar perfectamente los movimientos de piernas y brazos", comenta.

El contacto físico es constante en el waterpolo. (EFE)
El contacto físico es constante en el waterpolo. (EFE)

Las fintas

Determinados protocolos que conectan las piernas con los brazos, "al jugador de waterpolo le ayudan mucho", relata el entrenador del Canoe. También, por ejemplo, "se puede aplicar el boxeo a la hora de coordinar mejor los movimientos cuando hay que coger el balón. cuando hay que prever un golpe de un rival... Me refiero a ir por delante de la acción que se va a producir", dice. El waterpolo es un deporte de mucho contacto, pero también de engaño. Cáceres recuerda que "en el boxeo son fundamentales las fintas. Hablamos de ejercicios que luego son perfectamente aplicables al waterpolo, para evitar, por ejemplo, que un rival te agarre el bañador". "Más que estar listos para el contacto, se trata de evitar que te toquen o agarren", expone Cáceres.

[Más noticias de boxeo y MMA]

Gregorio García de la Rosa, director gerente del Canoe, es la persona que aplaudió e impulsó un proyecto que avanza a pasos agigantados y que finalmente puede implicar a decenas de deportistas que para rendir más en el agua, deberán aprender los conceptos básicos de deporte de los guantes. Incluso, hasta la sección de baloncesto puede unirse al boxeo. Javier Pardo destaca que la comunión de estos deportes sólo puede tener positivos resultados, ambos "son una manifestación de fuerza explosiva". "El boxeo evade a los jugadores de waterpolo de la rutina diaria", dice, y agrega que "nuestro deporte tiene asociado un componente de miedo, de incertidumbre. Con este programa van a disponer los jugadores de más recursos para afrontar retos".

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios