Niños con unos guantes de boxeo que no combaten: así se capta el talento en España
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
apuesta de la federación para crecer

Niños con unos guantes de boxeo que no combaten: así se capta el talento en España

La Federación Española de Boxeo quiere dar un impulso a su programa 'Metodología de formas' con el fin de ir formando a niños que en el futuro puedan ser boxeadores. Una formación sin combates...

placeholder Foto: La Federación Española de Boxeo impulsa un programa para captar talento entre los más pequeños
La Federación Española de Boxeo impulsa un programa para captar talento entre los más pequeños

Un deporte que cuenta en el planeta con millones de defensores, en la misma que medida que voces críticas siempre se alzan a su alrededor, los que manejan su destino en España pretenden convertirlo en un instrumento para educar a los más pequeños. La Federación Española de Boxeo (FEBOXEO) puso en marcha un plan hace tiempo que ahora quiere impulsar un poco más. Sus técnicos trabajan en la captación de los más pequeños con el fin de que el boxeo se convierta en parte fundamental de su educación, tanto para desarrollar su físico como para moldear su personalidad inculcando positivos valores.

No hay lugar para los combates y sí para el desarrollo físico de los más pequeños. En ningún momento pelean. 'Metodología de formas' es el plan que se quiere potenciar y que consiste en que los niños/as practiquen los movimientos básicos del boxeo olímpico. Algo así como 'fitness' pero con esta especialidad deportiva como base. “Queremos entrar en los colegios para implantar este proyecto como actividad extraescolar porque ayuda al desarrollo físico de los niños”, destaca Javier Pardo, director técnico de la FEBOXEO, en conversación con El Confidencial, que recuerda que ya hay firmados convenios con cinco centros educativos de Madrid.

Sombra, comba y saco o manoplas son los tres pilares en los que se sustenta este período de aprendizaje en los que se busca más ir poniendo a tono la anatomía del niño, pero con el claro objetivo de que se adapten poco a poco, psicológica y físicamente, a este deporte. El plan es que un físico en formación se acostumbre paulatinamente a una serie de ejercicios y movimientos que en el futuro serán fundamentales para practicar, en este caso, el boxeo con solvencia. “Se pretende que se celebren muchos circuitos en las diferentes autonomías que tienen como colofón un Campeonato de España”, recuerda Pardo.

Inteligencia más que fuerza

“En ningún momento los niños boxean, no hay contacto”, subraya el director técnico de la FEBOXEO para dejar claro que no hay ningún tipo de contacto físico violento en este proyecto. “Se trata de potenciar el desarrollo psicomotriz y el gesto deportivo” del niño, resalta Javier Pardo. En esta actividad no prima ninguna cualidad física, sino el crecimiento corporal. Aunque es un deporte de contacto, se intenta fomentar desde temprana edad la importancia del juego limpio y el trabajo en equipo. En este programa, “priman la inteligencia y la técnica a la fuerza” en todo momento, desvela el responsable técnico de la federación. Rapidez de los golpes, movimiento de piernas, posición de las manos... Son los aspectos fundamentales a valorar por los técnicos.

Acostumbrado a manejarse entre profesionales o aspirantes a ello, reconoce Pardo que trabajar con niños es un auténtico placer. “Es muy fácil convivir con ellos porque rápidamente automatizan todos los movimientos y gestos. En una palabra, absorben muy bien todas las enseñanzas. Si se desarrolla bien el plan, no se saturan; es impresionante la capacidad de desarrollo que tienen”, significa. Hay tantos juegos adaptados al deporte de los guantes que el niño disfruta de estas sesiones de entrenamiento. El papel de los monitores es fundamental, todos ellos preparados gracias al Programa de 'Formación Continua del Deporte' (FOCO), puesto en marcha por el Consejo Superior de Deportes (CSD), que va unido a la creación del registro de 'Formación Continua del Deporte', en el que se están inscritos técnicos y entrenadores que realizan actividades de formación de manera continuada.

El papel de los padres

Este proyecto, para niños nacidos entre 2005 y 1999 (benjamines, alevines, infantiles y cadetes), provoca cierto reparo entre los padres a bote pronto, pero ese sentimiento cambia a las primeras de cambio cuando asumen una importante cuota de protagonismo. “Entran a formar parte del proyecto desde el mismo momento en que son parte activa, participando con sus hijos de los ejercicios”, subraya Pardo. “Todos los padres, en cualquier situación, tienen recelo con cualquier actividad que hagan sus hijos, pero en este caso se dan cuenta enseguida de que no sufren ningún tipo de daño porque es una actividad que no entraña peligro”, apunta, resaltando que “cada vez más progenitores participan con sus hijos”.

Se trata de un deporte individual, pero en todo momento este programa se desarrolla por parejas o a nivel colectivo. “Una parte básica es fomentar el trabajo en equipo y los valores del deporte en grupo. No sólo se trata de una actividad para desarrollar el físico de los niños, también para que comiencen a asimilar valores y actitudes deportivas”. Es un plan que tiene como objetivo la adaptación del niño al boxeo, tanto a nivel físico como psíquico. Y, por supuesto, el fin es captar potenciales boxeadores que en el futuro den un empujón importante a este deporte en nuestro país.

Boxeo Jonathan 'Maravilla' Alonso Floyd Mayweather
El redactor recomienda