Jonathan 'Maravilla' Alonso: el gran sueño americano del Mayweather español
  1. Deportes
  2. Otros deportes
el nuevo icono del boxeo español

Jonathan 'Maravilla' Alonso: el gran sueño americano del Mayweather español

Jonathan 'Maravilla' Alonso, de raíces dominicanas, es el primer boxeador español captado por una empresa de Estados Unidos para promocionar su carrera en América. Lo tiene todo para triunfar

De raíces dominicanas, pero criado en España (Avilés), se le señala claramente como el futuro icono del boxeo español. No hace mucho que ha entrado en el mundo profesional, pero algo especial tiene cuando una de las empresas de representación más poderosas del mundo le captó. DiBella Entertainment Inc (DBE) está considerada la tercera de Estados Unidos y la quinta del planeta, y hace un año le reclutó para su selecto clan de boxeadores. Jonathan 'Maravilla' Alonso ya ha cruzado el charco para pelear en el lugar perfecto, en el país en el que se mueve todo si de boxeo hablamos. El sueño americano ya se ha puesto en marcha para el nuevo referente del deporte del cuadrilátero en España. Como bien dice Jonathan, “para conseguir grandes cosas hay que soñar en grande”.

“Es el Mayweather español”, comentan sobre el hispano-dominicano en los ambientes donde se vive el boxeo con intensidad. “Tiene todo el potencial para ser una estrella de este deporte”, reconoce Pedro García, mánager de este joven púgil de 25 años que solo tiene en la cabeza alcanzar la cima algún día. Más contundente es Javier Pardo, director técnico de la Federación Española de Boxeo (FEB), que le define “como un deportista total, es el Cristiano Ronaldo del boxeo… Y lo digo por su manera de entrenar, por su perfecta nutrición, por su descanso...”. “Vive por y para esto”, resume. “Me resulta fácil leer el boxeo”, comenta el protagonista de esta historia.

“Ese 13 de agosto de 2014 no lo olvidaré nunca”, dice Jonathan en charla con El Confidencial, “cuando debuté en el BB King de Broadway (Nueva York)". Del gimnasio Asturbox de Gijón, donde empezó todo y a donde sigue acudiendo siempre que puede, a la Gran Manzana. Aquel día comenzó una aventura que tiene un final programado en su cabeza, que no es otro que ser el número uno del mundo. “Lo tiene todo para ser campeón del mundo”, dice Pedro García, que subraya “su imagen, su simpatía, su perfecto inglés, su popularidad en las redes sociales...”. Fue él quien propuso a DiBella Entertainment Inc la contratación de Alonso, y el asunto se cerró con la firma de un contrato de tres años de duración. Ya ha peleado tres veces en Estados Unidos con otros tantos triunfos, a los que añadir otras tres victorias en las peleas profesionales que ha disputado en España. Y en cuatro de ellas, el rival no llegó al final...

El camino es largo y Jonathan da pasos cortos, pero firmes y seguros. Por el momento combate en peleas a un máximo de seis asaltos, luego pasará a ocho, posteriormente a 10… Es el primer español que boxea en EEUU bajo el paraguas de una compañía norteamericana y el primero que debuta con triunfo allí. “Todo lleva un proceso, hay que ir paso a paso”, explica Pedro García. “Me parecía increíble conseguir un contrato en Estados Unidos”, reconoce el joven púgil, que destaca que “la experiencia está siendo fantástica. Para ganarse la vida con el boxeo es mejor y más fácil estar en Estados Unidos; allí hay más recursos, más ayudas… Este deporte allí es cultura, pues desde corta edad ya se practica, además de ser muy seguido en todas partes”.

Un extraterrestre

Hablar de Floyd Mayweather (49 triunfos en otros tantos combates) son palabras mayores. Se le ilumina la mirada a Jonathan cuando el nombre de uno de sus ídolos aparece en la conversación. “Es un referente para cualquier boxeador”, dice. “Ha llevado el boxeo a la cima. Ojalá consiga una cuarta parte de lo que él consiguió”. “Yo le comparo con Usain Bolt, es un extraterrestre… Tanto como boxeador, como a nivel de 'marketing' o mediático. Mayweather es un caso aparte en nuestro mundo”, destaca. Y reconoce que “es muy difícil llegar a ese nivel, aunque todos trabajamos para ello”.

Su mánager sí tiene claro que Jonathan puede tocar la gloria con la manos algún día porque “se ha propuesto ser campeón del mundo en el futuro”. “Es un profesional total”, destaca Javier Pardo de un púgil que “se dedica en cuerpo alma a su profesión. Gran preparación física y psicológica, técnicamente bien dotado, explosivo, ofensivo, creativo…”. Se le acaban los adjetivos al máximo responsable técnico de la FEB, que añade que “se puede augurar que Jonathan será un auténtico profesional de nuestro deporte y en el futuro se podrá manejar entre las máximas figuras del panorama internacional”.

Profesional íntegro

“Estoy trabajando para ganarme la vida con este deoprte”, dice cuando se le recuerdan las inmensas bolsas que se ponen en juego en los grandes combates. “Si llegas al 'top 10' se ganan millones de dólares”, señala, subrayando que en los últimos tiempos “el boxeo está en auge en España, pues no hay más que ver la cantidad de gente que hay en los gimnasios. Lo que falta es que una televisión apueste por nuestro deporte y por nosotros, que nos ayude a crecer. Creo que el boxeo está resurgiendo porque hay muchos boxeadores españoles que pueden hacer cosas grandes”.

En el caso de Jonathan, Pedro García cree que alcanzará grandes metas “porque tiene la cabeza muy bien amueblada, es de los mejores que he conocido en este aspecto. Es muy responsable y, por poner un ejemplo, con él me despreocupo por el peso; de su primera a su sexta pelea como profesional, su peso -superligero- siempre fue 63,500 kilos. Su disciplina es militar...”. “A los boxeadores les hace falta continuidad, ir poco a poco en cuanto a asaltos en las peleas y empezar paulatinamente a enfrentarse a púgiles de mayor categoría para evaluar su nivel”, incide Javier Pardo.

Y actor de cine

“Es muy explosivo, tiene buen juego de pies, velocidad, que es su fuerte… En fin, tiene movimientos caribeños”, destaca Pedro García de un púgil de un potencial superlativo. Y eso que le costó empezar con los guantes. Fútbol, ciclismo, atletismo, kárate, judo… El joven Jonathan practicaba todo tipo de deportes, hasta que un amigo le animó a probar con el boxeo. Cuando aterrizó en el gimnasio no pensaba en enfundarse unos guantes, pero en cuanto lo hizo su vida cambió. “No me gustaba al principio, pero cuando lo probé me encantó; y hasta hoy… Es lo mejor que he hecho en mi vida”, destaca el boxeador. Cuando toca hablar de referentes en su vida, apunta sin dudar a deportistas como “Rafa Nadal, Gómez Noya, Pau Gasol… Gente que motiva a todos los deportistas por el espíritu de lucha que demuestran”.

El boxeo es lo primero, innegociable en su vida a día de hoy, pero otra profesión crece en su interior poco a poco. Estudió interpretación en su etapa escolar “para tener algo más” y hace poco más de un año ha retomado aquella pasión, lo que le ha ayudado a aparecer en alguna película. No hace mucho desfilaba sobre la alfombra roja del Festival de San Sebastián con motivo del estreno de 'El Rey de La Habana', donde tiene un pequeño papel. “El cine es más un 'hobby”, deja claro, reconociendo que aquel aprendizaje en el colegio le sirvió de mucho. “He hecho varios 'castings', he participado en alguna película… El cine me sirve para desconectar; aunque en este terreno también estoy consiguiendo cosas importantes y tal vez me dedique a ello cuando deje el boxeo. Quién sabe si algún día hago un gran papel en una gran película...”, dice Jonathan para acabar, que con un par de guantes espera firmar la obra maestra de su vida.

Jonathan 'Maravilla' Alonso Floyd Mayweather
El redactor recomienda