dos colosos con sus excentricidades

Mayweather vs Pacquiao: pasta de dientes, fideos chinos y otras curiosidades

Mayweather y Pacquiao, los protagonistas del evento deportivo del año, tiene sus manías como cualquier mortal. En algún caso concreto se puede hablar hasta de excentricidades

Foto: Mayweather y Pacquiao durante la rueda de prensa de presentación del combate (Reuters)
Mayweather y Pacquiao durante la rueda de prensa de presentación del combate (Reuters)

La cuenta atrás ha comenzado. Los nervios y la tensión crecen alrededor de un combate que es mucho más que un evento deportivo. Mayweather y Pacquiao se encerrarán en un cuadrilátero (domingo, 05:00 horas) en una pelea que batirá todos los récords imaginables. Dos boxeadores que son mucho más que atletas y que cualquier test de personalidad desvelaría aspectos sorprendentes e insospechados. Norteamericano y filipino salpican sus respectivas rutinas diaria con detalles y manías, excentricidades si se quiere, que hacen de ambos dos personajes antes que boxeadores.

Con una cuenta corriente cargada de millones de dólares, Mayweather no es muy dado a ir a restaurantes de primer nivel y prefiere otros de menor categoría. Aseguran los que le conocen que cuando llega al local, solicita un vaso de agua caliente, dejando en remojo los cubiertos que va a utilizar. Uno de sus platos favoritos, simple y modesto donde los haya, es el ramen, la versión japonesa de la sopa de fideos chinos. Igualmente, espaguetis y tacos le apasionan. Los populares hot dogs son aderezados por el boxeador yankee con salsa barbacoa, pues la mostaza y el kétchup no le van demasiado. La ‘comida basura’, eso sí, ha desaparecido de su dieta en los últimos tiempos.

Pacquiao, por su parte, siempre acompaña cualquier comida con arroz blanco, además de un caldo, ya sea de ternera o de pollo. Una manía que tiene el filipino es no ingerir agua fría, pues considera que no es bueno para su organismo; el líquido elemento debe estar algo caliente o como máximo a temperatura ambiente. Como en el caso de su rival, a veces se da un capricho, siendo una de sus debilidades unas galletas bañadas en crema de cacahuete y chocolate.

Floyd Mayweather es un tipo excéntrico y que llama la atención allá donde (EFE)
Floyd Mayweather es un tipo excéntrico y que llama la atención allá donde (EFE)

1.000 sentadillas, 2.500 abdominales

Siguiendo con este tipo de cuestiones, Mayweather no bebe cualquier cosa cuando está concentrado y los zumos de fruta que ingiere han de ser naturales. También tiene sus caprichos y una de sus debilidades son los Twizzlers, una marca de caramelos con sabor a fruta muy popular en Estados Unidos y Canadá. Una manía que tiene, por otra parte, es no calentar alimentos en un microondas; solo come productos que están cocinados y cuando toca darles un golpe de calor emplea el horno. Pacquiao hace a lo largo de un día normal hasta seis o siete comidas, ya que se estima que puede consumir hasta 7.000 calorías diarias para estar en el peso ideal. La avena después de cada entrenamiento es fija.

La preparación, concienzuda y marcial en ambos casos, deja algunos detalles curiosos. En el caso de Floyd, a lo largo de un día cualquiera de entrenamiento puede realizar una media de 1.000 sentadillas por día. Por su parte, Manny es compulsivo con los ejercicios para fortalecer los abdominales, llegando a hacer una media diaria de 2.500 cuando está en plena fase de preparación de un combate.

Las sesiones de entrenamiento de ambos púgiles son extremadamente duras a la par que metódicas. Mayweather corta troncos de árbol como parte de su rutina, madera procedente del Big Bear Lake, y que llegan a pesar más de 300 kilos. El cuidado de su dentadura es extremo y puede estar hasta diez minutos empleando el cepillo para mantener sanas todas las piezas dentales. Enamorado de la película ‘Troya’, que protagonizó Brad Pitt, cuida su imagen extremadamente, y pedicurista y manicurista suelen visitar su domicilio con frecuencia.

Pacquiao podría llegar a ser algún día presidente de Filipinas (EFE)
Pacquiao podría llegar a ser algún día presidente de Filipinas (EFE)

De tú a tú con Barack Obama y Bill Clinton

Pacquiao tiene muchas inquietudes y la política es una de ellas. Diputado en el parlamento filipino, en los últimos tiempos ha mantenido reuniones con Barack Obama, Bill Clinton o el Príncipe Harry de Inglaterra, entre otros. No es tan excéntrico ni tan fanfarrón como su rival, y prueba de ello es que suele leer todos los días algún pasaje de la Biblia. Cuando sale a correr, muchas veces acompañados por aficionados que se unen a su entrenamiento, 'Pacman', un pequeño perro de raza Jack Rusell Terrier, no se separa del filipino.

La personalidad de ambos es totalmente diferente. Mientras Mayweather hace ostentación de su condición de millonario, su rival es mucho más comedido. Nada que ver. El norteamericano suele gastar de manera compulsiva en cualquier artículo de lujo, desde un coche a ropa de primeras marcas, de un reloj de miles dólares a un tratamiento estético. Pacquiao, mientras, tiene intención de dedicarse full time a la política cuando cuelgue los guantes para ayudar a sus compatriotas, muchos de ellos en la pobreza más absoluta. La música y el cine le apasionan; ya interpretó diferentes canciones en su momento, igual que apareció en alguna película. Es, además, un gran amante de la fotografía, gastándose sus buenos dólares en cámaras y accesorios en busca de la mejor imagen.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios