descartó finalmente a los spurs

Pau Gasol vestirá la camiseta de Jordan: ficha por los Chicago Bulls

Es consciente de que esta semana, desde el sofá, los movimientos que haga son tan importantes como anotar el tiro del último segundo que da una victoria

Foto: Pau Gasol protegiendo el balón.
Pau Gasol protegiendo el balón.

"No ha sido fácil. Después de meditarlo mucho, he decidido jugar en los Chicago Bulls. Muy ilusionado de vivir esta nueva etapa". A través de su perfil de twitter, Pau Gasol hacía oficial su fichaje por los Chicago Bulls. El pívot español estaba tranquilo dentro del excitante verano que depara a un agente libre antes de tomar su decisión final. Jugará en los Chicago Bulls, equipo con el que ha pasado reconocimiento médico esta misma mañana, en horario estadounidense. De esta manera, y tras el anuncio de LeBron James de que volverá a Cleveland Cavaliers y el de Carmelo Anthony, que seguirá en los Knicks (120 millones de dólares y cinco años), se cierra otro capítulo de los grandes agentes libres. Aún quedan por conocer los términos exactos del acuerdo con la franquicia de Illinois. Lo que sí se ha podido saber es que firma como argente libre y no a través de un 'sign and trade' con los Lakers, lo que reducirá sus aspiraciones económicas. 

Según pudo saber El Confidencial, su última reunión antes de elegir Chicago como destino tuvo lugar este jueves con su exequipo, Los Ángeles Lakers, equipo al que presumiblemente ha rechazado para elegir la camiseta del que fuera equipo de Michael Jordan. A sus 34 años, el jugador catalán no busca el último gran contrato de su vida en términos económicos, sino en el aspecto deportivo… algo que cierto sector EEUU no comprende del todo bien cuando ha rechazado los 10 millones de dólares que los Lakers le ponían sobre la mesa. Un anuncio muy esperado que pone punto y final a unos días llenos de rumores y especulaciones en torno a su futuro. 

Aunque de la ciudad del viento espera grandes alegrías, el sentimiento de tristeza por dejar la que ha sido su casa durante los últimos siete años también está presente. "Estoy muy agradecido de haber coincidido con uno de los jugadores más buenos de la historia de la NBA, Kobe Bryant, y con otros grandes compañeros; y de haber tenido la oportunidad de estar bajo las órdenes de uno de los mejores entrenando, Phil Jackson, y su equipo técnico. También estoy contento de haber jugado en una franquicia con unos de los mejores propietarios de todos los deportes, la familia Buss", escribía en un emotivo texto publicado en su página web. Unos Lakers a quienes les esperan tiempos complicados. Sin duda, una de las razones que le ha llevado a hacer las maletas. "Me doy cuenta que los Lakers están en fase de reconstrucción. No dudo que en el futuro vuelvan a ser aspirantes al anillo. Desafortunadamente, las necesidades inmediatas de los Lakers no coinciden con las mías. Les deseo lo mejor al equipo y a sus aficionados", proseguía en una reflexión sincera y sin ambajes. 

Dejar Los Ángeles, una ciudad que quiero y un lugar donde he establecido muchas amistades y relaciones, ha sido una decisión muy difícil para mí. Mi intención, a pesar de mi despedida, es mantenerme ligado a la comunidad de Los Ángeles, que siempre sentiré como mi casa. Mientras doy un nuevo paso en mi carrera en la NBA, tengo mucha ilusión de jugar con los Chicago Bulls y de convertirme en una persona activa en la comunidad de Chicago.

Después de tres periodos de fichajes en los que él era la ‘marioneta’ que movían los Lakers, este verano el rol ha cambiado para ser Pau quien mueva sus propios hilos y decidir con libertad su destino. Son los equipos quienes se acercaron a agasajarle con promesas de plantilla y capacidad económica, ganando finalmente la propuesta de los Bulls. Si el apartado deportivo –sobre quiénes serían sus futuros compañeros– es el que más preocupa al internacional español, el tema financiero –sorprendentemente- se ha convertido en alguna conversación en un obstáculo.

El sistema de la NBA establece unos contratos con los jugadores cuyo salario responde a un estatus formado por parámetros como estadísticas, posición o edad. Dentro del límite presupuestario que tienen las franquicias, cada dólar del salario intenta estar justificado con números: tanto vas a aportar, tanto vas a cobrar. Ese cálculo se establece en el inicio del contrato que, en el caso de ser longevo, puede salir mal al equipo… o al contrario. Pau Gasol, que en su último año cobraba unos 19 millones de dólares (a él le llega la mitad tras los impuestos) y promedió 17,4 puntos y 9,7 rebotes, supuestamente tiene un estatus con el que aspira a percibir una cifra cercana a los 10 millones.

Y aquí es donde se ha topado con la sorpresa, dentro de la NBA, de que no esté bien visto que sopese opciones muy por debajo de esa cifra. Según la prensa norteamericana, donde más podría haber percibido sería en los Lakers, con una cifra cercana a su ‘estatus’, después Bulls y luego Knicks o Spurs, por poner a cuatro equipos de los más apetecibles que han llamado a su puerta.

"Pau es extremadamente leal"

"Es duro para Pau, porque es extremadamente leal y está en una posición complicada al ser agente libre, algo que nunca ha sido. Mi mejor consejo para él fue que disfrutase, que no se agobiara porque el balón estaba en su tejado. Es su decisión y no debe sentirse con mucha presión al respecto". Esta fue la recomendación que le hizo su excompañero y amigo Kobe Bryant, quien deja caer que esa "lealtad" puede jugar en su contra a la hora de tomar una decisión por sí mismo y sin ningún factor externo a él que pueda influir.

Conquistar su tercer anillo de la NBA es el objetivo, y eso no se logra con el equipo donde más cobre, sino el que esté formado por –a su modo de ver- la mejor plantilla posible. Y sobre la mesa ha tenido unas cuantas opciones… Houston Rockets, Dallas Mavericks, los Bulls de Chicago, los Knicks de Calderón, los Thunder de Ibaka, los Golden State Warriors, los San Antonio Spurs y los mencionados Lakers, que han sido los últimos en requerir, nuevamente, sus servicios. Finalmente, luchará por devolver a Chicago Bulls a lo más alto del baloncesto NBA, algo que no saborean desde que en 1998, Michael Jordan ganara su sexto anillo.

NBA
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios