Es noticia
Francia abofetea y humilla a la anfitriona España, que se queda fuera del Mundial
  1. Deportes
  2. Baloncesto
DERROTA ANTE LA CAMPEONA DE EUROPA (65-52)

Francia abofetea y humilla a la anfitriona España, que se queda fuera del Mundial

Francia tenía todavía mucho que decir en esta Copa del Mundo. Los 17 putos de Pau Gasol no fueron suficientes para salvar a la selección del desastre

Foto:

España se enfrentaba de nuevo a Francia en la Copa del Mundo 2014. Ya lo habíahecho antes, en la fase de grupos con victoria clara de la selección española. Pero, desde que comenzó el partido, la selección gala ya dejó claro que esto no iba a ser lo mismo. Esto era un partido a vida o muerte, y Francia tenía todavía mucho que decir en esta competición. Los 17 puntos de Pau Gasol no fueron suficientes para salvar a la selección española del desastre (65-52). No salieron las cosas, España sufrió en ataque la buena defensa de los galos, los puntos de Diaw y el buen planteamiento de la campeona de Europa. La anfitriona se queda fuera de la Copa del Mundo, en uno de los mayores golpes de los últimos años para el baloncesto español.

Orenga apostó por lo que le había dado resultado durante todo el Mundial. Ricky, Navarro, Rudy y los hermanos Gasol. Pero esta vez no funcionó. España salió a la pista con miedo, fallona y con los jugadores rindiendo a medio gas. Francia llegó a ponerse 8-0 en los primeros minutos. La selección de Vincent Collet asustaba, les salía todo y no dejaban maniobrar a la anfitriona. Dos canastas de Rudy y Ricky fueron las encargadas de abrir el marcador para los de Orenga y de empezar así la recuperación para la Selección. Eran los primeros minutos, pero los galos ya lo estaban dejando claro: no iban a tener en cuenta ni al público ni lo que había sucedido en el anterior enfrentamiento entre ambos conjuntos.

Francia seguía anotando, pero España empezaba a entrar en el partido y con un parcial de 0-10 liderado por canastas de Navarro e Ibaka(el pívot entró por Pau Gasol a pocos minutos del final de primer cuarto)logró igualar el marcador. Si a Francia le salían las cosas, a España le sucedía todo lo contrario. Le costaba combinar y perdía la pelota con una facilidad pasmosa. Pau volvió a la pista, entró por su hermano Marc y el mayor de los Gasol anotó su primera canasta. Sí, sus primeros puntos llegaron después de ocho minutos y medio, algo inusual para el máximo anotador de la Selección en lo que va de torneo. El primer cuarto se cerró con un 15-15 en el electrónico, máxima igualdad para cerrar los diez primeros minutos de partido.

placeholder

La dinámica no cambió en el segundo cuarto. Bastaba con ver a Sergio Llull corriendo detrás de Batum por toda la pista. No podía con él. Francia salió a jugar con la lección bien aprendida y mientras Batum corría a Pau Gasol no le dejaban ni moverse dentro de la zona. Estaba anulado. Esto dio alas a los galos, que lograron ponerse 7 arriba (28-21) e hizo que España anotase en siete minutos sólo seis puntos. Así no se podía ganar el partido. La Selección recurrió al juego exterior, le salió bien con un triple de Calderón y una canasta de dos de Rudy Fernández pero, por el contrario, Heurtel y Batum contrarrestaban al otro lado de la pista. El combinado nacional se marchó al descanso con 35-28 en el electrónico y una sensación de necesidad de cambiar lo que estaba pasando si se quería ganar el partido.

Y eso hicieron nada más volver de los vestuarios. Con un parcial de 0-6, dos canastas de Pau y otra de Llull, la Selección hizo enloquecer al Palacio de los Deportes. Llull hacía aspavientos con los brazos, pedía apoyo de la afición. Y hacía falta, porque, aunque España estaba mejor que nunca en el partido, Francia no se había quedado dormida y seguía anotando, primero con una canasta de Diot y luego con otra de Diaw. Los galos se ponían 39-34, pero Navarro se fabricó un parcial de 0-5 para poner el 39-39 en el marcador. La tensión sobre la pista era máxima y en un ataque de los galos saltaron las chispas entre Pietrus y Llull. El español se quejó de una agresión y el árbitro terminó pitando una técnica a cada uno y una antideportiva al francés.

España seguía sufriendo, Marc fallaba: en tres cuartos, el pívot había anotado una canasta de seis y sólo un tiro libre. Acumulaba tres puntos. Después de ser padre este martes y haber hecho un viaje relámpago a Barcelona, el jugador de los Grizzlies no estaba teniendo su mejor día. Pese a los fallos, la Selección acertaba en defensa, los de Orenga apenas dejaban espacios y a Francia le costaba cada vez más anotar. Un ‘alley-oop’ fabricado entre el Chacho y Rudy hacía que España afrontara el último cuarto con un marcador favorable de 42-43.

Pero la ventaja le duró poco a España porque Francia seguía con la energía que había demostrado durante todo el partido. Pau respondió con una canasta a una anterior de Gelabale, pero un parcial de 7-0, con Fournier y Diaw de protagonistas puso el 51-45 en el marcador a seis minutos y medio del final. España necesitaba a los mejores sobre la pista, y Orenga devolvió a la cancha al quinteto inicial. Había que marcar triples. Hasta el momento, España sólo había anotado 2 de los 16 que había tirado, había que coger rebotes y había que hacer la mejor defensa posible.

Pau Gasol empezó la recuperación con un 2+1. España se ponía 51-48 en el marcador y sólo quedaban cuatro minutos. Los últimos minutos fueron de infarto. Si Francia daba, España devolvía. Pero la selección española estaba siempre en desventaja, la remontada se antojaba complicada y los cinco puntos abajo se convirtieron en una distancia insalvable para los de Orenga, incapaces de empatar y siempre por detrás en el electrónico. Un triple de Heurtel puso los ocho puntos de diferencia en el electrónico y España, con menos de un minuto de margen para darle la vuelta, no pudo hacer más. La diferencia se fue a los 12 puntos y Francia cerró la humillación con 65-52. Serbia y Francia jugarán por un puesto en la final el próximo viernes.

Ficha técnica:

65 - Francia (15+20+7+23): Heurtel (13), Batum (9), Lauvergne (4), Diaw (15) y Gelabale (9) -equipo inicial-, Diot (4), Jackson, Fournier (4), Pietrus (2) y Gobert (5).

52 - España (15+13+15+9): Pau Gasol (17), Rudy (6), Navarro (10), Rubio (4) y Marc Gasol (3) -equipo inicial-, Rodríguez, Calderón (5), Llull (5) y Ibaka (2).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Michael Aylen (AUS) y Olegs Latisevs (LAT). Pau Gasol fue eliminado por cinco personales (min.40).

Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Mundo, disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada, ante 13.673 espectadores. Lleno. El rey Juan Carlos presenció el partido.

Pau Gasol Selección Española de Baloncesto Sergio Llull
El redactor recomienda