entrevista al base del unics kazan

Quino Colom, un caso único en la Euroliga que se queja del trato al jugador español

Es el único jugador español en la Euroliga fuera de los tres equipos de la Liga Endesa. El jueves se enfrenta al Real Madrid en la novena jornada de máxima competición europea

Foto: Quino Colom fichó por el Unics en 2015 (Foto: BC Unics)
Quino Colom fichó por el Unics en 2015 (Foto: BC Unics)

El dato es muy conocido, pero no por eso deja de ser llamativo. Seguro que lo han leído en algún medio de comunicación durante las últimas semanas: esta temporada hay más españoles en la NBA (10) que en la Euroliga (9). Entre los tres equipos de la Liga Endesa que juegan la máxima competición continental solo juntan 8 jugadores españoles*, que además han sido convocados para la selección en cualquiera de sus categorías. A saber: Ilimane Diop, del Baskonia; Juan Carlos Navarro, Pau Ribas y Víctor Claver, del FC Barcelona; y Álex Suárez, Felipe Reyes, Rudy Fernández y Sergio Llull, del Real Madrid. Ocho países tienen más jugadores. Es una circunstancia provocada por la marcha este verano de tres jugadores a Estados Unidos y por la reducción de equipos en la Euroliga, que afectó al Unicaja, aunque no deja ser un síntoma de la situación actual del jugador nacional.

La emigración a la NBA es muy vistosa, pero minoritaria. Si cada vez hay más extranjeros en la ACB, más del 70%, según datos de 'El Mundo', lo normal sería esperar que existiera un flujo de españoles hacia otras ligas europeas. Pero no sucede eso. Como se puede deducir de lo anterior, si hay nueve jugadores españoles en la Euroliga y ocho de ellos juegan en España, solo puede haber uno fuera. Y ese es Quino Colom (Andorra la Vella, 1988), base del Unics Kazan ruso. Su situación es todavía más singular si se amplía el foco a la Eurocup que organiza la Euroliga y la Basketball Champions League de la FIBA, en las que tampoco hay ningún jugador español fuera de los equipos de la Liga Endesa. Solo hay otro español jugando una competición continental: Ferran Ventura, que participa con el Oporto en la FIBA Euro Cup, un torneo sin equipos españoles.

Entre Baskonia, FC Barcelona y Real Madrid solo juntan ocho jugadores españoles, menos que los que hay en la NBA. Colom es el único que juega fuera

"Es un dato muy sorprendente", dice Colom en una conversación telefónica con este períodico antes del partido que enfrentó a su equipo contra el Estrella Roja en la sexta jornada de la Euroliga. El Unics, subcampeón la temporada pasada de la VTB United League, la liga báltica, comenzó con cuatro derrotas seguidas, pero en las últimas semanas ha ganado dos partidos, incluido uno en la pista del Fenerbahçe, que llevaba más de un año sin perder. "Fue un subidón de confianza para creer en lo que estamos haciendo", comenta. El Unics ocupa la 15º posición con dos victorias y seis derrotas, y el próximo jueves visita al Real Madrid.

Quino Colom (d) celebra junto al croata Marko Banic la victoria contra el Fenerbahçe (Foto: Euroleague)
Quino Colom (d) celebra junto al croata Marko Banic la victoria contra el Fenerbahçe (Foto: Euroleague)

La temporada en Bilbao (2014/2015) fue un punto de inflexión (Alfredo Aldai/EFE)
La temporada en Bilbao (2014/2015) fue un punto de inflexión (Alfredo Aldai/EFE)

Colom llegó a Kazán en el verano de 2015, después de completar en Bilbao Basket la mejor temporada de su carrera. Eso le convenció de que estaba listo para cosas mayores, como la Euroliga, pero ninguno de los equipos españoles que la jugaban se interesó por él, por lo que decidió dar el salto al Unics, uno de los mejores equipos rusos. Y le salió bien. En la Eurocup promedió 11,8 puntos, 7,6 asistencias y 4 rebotes, mientras que en la VTB promedió 13,1 puntos, 6,4 asistencias, 4,9 rebotes, fue elegido mejor sexto hombre y el Unics consiguió la clasificación para la Euroliga.

No es habitual que un jugador español tenga tanto éxito en otras ligas europeas. Como en el fútbol hasta comienzos de siglo, la emigración es escasa, sobre todo por el alto nivel de la competición local. La temporada pasada, el lugar de Colom en la Euroliga lo ocupaba Claver, el único español fuera de los equipos de la ACB. "Antes la liga española tenía mucho más nivel que las otras. Los equipos de fuera se veían a más distancia y por eso costaba irse. Parecía que te ibas a un nivel inferior. Ahora las cosas se han igualado más y hay ligas como la rusa y la turca que cada vez se están acercando a la ACB. La alemana está creciendo también. Yo quería jugar en Europa, las cosas no se dieron en España y el Unics Kazan era una buena oportunidad para dar el salto e intentar jugar en Euroliga en un año. Y se dio bien", explica Colom, que ha encontrado a orillas del Volga una ciudad mucho más bonita de lo que esperaba y un lugar ideal para seguir creciendo como jugador.

Quino Colom fue uno de los convocados por Sergio Scariolo en 2015 (Foto: Edu Candel/FEB)
Quino Colom fue uno de los convocados por Sergio Scariolo en 2015 (Foto: Edu Candel/FEB)

A Colom, que nació en Andorra pero es español, le ha costado llegar al primer nivel europeo. Se formó en las canteras del Andorra y del Lleida hasta que lo fichó con 18 años el Basket Zaragoza. Allí estuvo tres temporadas y luego fichó por el Baloncesto Fuenlabrada, donde comenzó a asentarse en la ACB. Cuatro años después aterrizó en el Estudiantes, donde solo estuvo un curso antes de fichar por el Bilbao Basket. Fue allí, a las órdenes de Sito Alonsodonde explotó con 10,1 puntos y 5,7 asistencias por partido. "Bilbao fue un año muy importante para mí, un punto de inflexión. A partir de ahí jugué a otro nivel", dice. 

El base del Unics se muestra muy crítico con la falta de oportunidades para el jugador español, que en su opinión no recibe toda la confianza que debiera. "Lo único que digo es que quizá alguien antes podía haber intuido el potencial, no digo mío, sino también de otros jugadores. Y que no se dé la circunstancia de que haya solo nueve jugadores españoles en la Euroliga, cuando todas las selecciones nacionales están demostrando año a año que son de las mejores de Europa, tanto a nivel absoluto como en categorías inferiores".

"Un ejemplo que pongo. Yo fui elegido en el quinteto ideal del Europeo sub-20 de 2008. Y al año siguiente estaba jugando en LEB Oro y otros cuatro bases del mismo Europeo estaban jugando Euroliga y Eurocup. Es algo que da que pensar. Es cuestión de que haya clubes que confíen más en el producto de casa y no se fijen siempre en promesas extranjeras. Es mi punto de vista, ¿eh?", dice. Se refiere a jugadores como los rusos Alexey ShvedDmitry Khvostov, el francés Antoine Diot o el lituano Sarunas Vasiliauskas, que participaron en competición europea en la temporada 2008-2009. Colom tuvo que esperar hasta la 2010-2011, cuando compitió en la EuroChallenge con el Fuenlabrada. En la Eurocup no debutó hasta poco antes de cumplir los 27 años.

A algunos con poco se les da la oportunidad de jugar la Euroliga. Y a otros que hacen cosas mucho mejores les quieren ver los defectos

"A algunos con poco se les da la oportunidad de jugar la Euroliga; meten cuatro puntos y buscan cualquier cosa positiva. Y a otros que hacen cosas mucho mejores siempre les quieren ver los defectos", continúa Colom. "Yo me he sentido así en algún momento. Eso no quiere decir que estuviera preparado para jugar Euroliga entonces, pero sí para que un club creyera en mí y me diera la oportunidad para crecer. En su momento no se dio, pero ellos tendrán sus razones. Hay jugadores en los que no acaba de creer. Pero eso también me ha hecho crecer como jugador y persona, me ha dado madurez. Hay que sacar un aprendizaje de todo. También es verdad que yo creo que estaba preparado para jugar Eurocup mucho antes de lo que lo hice, y lo demostré el año pasado. Son cosas que pasan".

Ahora está en una situación muy diferente. Es un jugador importante de un equipo de Euroliga y está dentro de los planes del seleccionador, Sergio Scariolo, que lo convocó en 2015 (fue uno de los descartes y no llegó a debutar) y lo incluyó en la lista preliminar para los Juegos de Río. Volver a la selección es uno de sus objetivos, aunque la competencia es enorme. "Hay muy buenos jugadores y es difícil estar. Ricky, Sergio Rodríguez, Llull... Todos de grandísimos nivel, pero intentaré dar el máximo para que un año pueda compartir vestuario con ellos".

* El estadounidense Brad Oleson, del FC Barcelona Lassa, tiene la nacionalidad española y podría ser convocado por la selección nacional.

Euroliga
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios