23 puntos del jamaicano ante el Zielona Gora

La gran noche de Samuels evita otro batacazo europeo del Barcelona Lassa

Pese a empezar el último cuarto con 7 puntos de ventaja el Barça no pudo sentenciar en ningún momento el partido y llegó a estar cerca de la derrota, que hubiera supuesto un 0-2 inicial

Foto: Samuels hizo un partido sensacional (EFE).
Samuels hizo un partido sensacional (EFE).

El FC Barcelona Lassa ha ganado este viernes al Stelmet Zielona Gora (78-72), en partido correspondiente a la segunda jornada de la Fase Regular de la Euroliga, y ha podido redimirse de la derrota inaugural (ante el Pinar Karsiyaka Izmir, 71-62) aunque para ello ha tenido que agonizar para evitar la tragedia en el último minuto, y es que los polacos estuvieron a punto de sorprender al Barça y asaltar el feudo blaugrana al aprovechar los altibajos de los catalanes.

Pese a empezar el último cuarto con 7 puntos de ventaja el Barça no pudo sentenciar en ningún momento el partido y llegó a estar cerca de la derrota, que hubiera supuesto empezar con un malo 0-2 la competición. No obstante, aunque a falta de 2:41 para el final el marcador fuera de 68-71, en los momentos tensos estuvo más acertado el Barça, muy intenso en defensa, y la mayor experiencia salió a relucir para evitar la derrota y anular el 'bombazo'.

Finalmente, un 78-72 engañoso pues tuvieron que sufrir los locales para abrir con triunfo la competición en casa. Sin duda, una victoria que llegó gracias a los pívots Samardo Samuels (23 puntos y 6 rebotes) y Shane Lawal (7 puntos y 12 rebotes) y a su máxima entrega durante todo el partido. Sin ellos el poderío físico polaco se hubiera impuesto, y también ayudó a retener el triunfo el tiro exterior pese a otro malo porcentaje en el triple (9/26).

El Barça no se esperaba una salida tan en tromba del Stelmet Zielona Gora, que se puso 2-12 arriba con un parcial de 0-12 nada más empezar el choque. Los polacos, cómodos y acertados en el tiro, se aprovecharon de la descoordinación blaugrana y cogieron una ventaja que supieron defender bien, pese a que los jugadores de Xavi Pascual poco a poco fueron entonándose y lograron reducir las diferencias.

Pese a ello el primer cuarto fue para el Zielona Gora (19-20) y todavía aguantaron arriba en el primer minuto del segundo cuarto. Demasiado para lo que podían esperar, pero ganado a pulso, y eso que todavía no intuían la que iban a liar en el último cuarto. Y si al descanso se fueron 6 abajo (43-37) fue por un triple del búlgaro Aleksandar Vezenkov sobre la bocina, sin el cual hubiera llegado el partido apretado en un puño a su ecuador.

Los blaugranas lograron enjuagar el 2-12 a base de imponer más ritmo ofensivo y de mejorar atrás, pero sobre todo destacó en la remontada el pívot jamaicano Samardo Samuels, que se agigantó en la pintura y se hizo un harto de ir a la línea de los tiros libres, con bastante acierto, y de hacer daño a los polacos. Pese a ello, y al +10 que logró el Barça al inicio del segundo periodo, no pudo despegarse el equipo catalán del Zielona Gora en el marcador.

Con Vlad Moldoveanu siendo de nuevo el mejor de los polacos, como sucedió en la primera jornada, el equipo visitante apostó por no irse del partido antes de tiempo, y lo logró. Si ante el Zalgiris Kaunas perdió en el último cuarto, en los últimos compases, aquí se dispuso a vender cara su piel. Serios atrás, compensaron su menor acierto respecto al inicio del choque con una mayor intensidad defensiva e intentaron sacar de quicio al Barça con una asfixiante defensa que hizo mella en los de Pascual.

De ahí que la presencia de Samuels fuera tan importante y clave. Tras el descanso, cuando todo parecía que iba a ser más complicado de lo esperado, llegaron los triples del Barça gracias a Juan Carlos Navarro y Carlos Arroyo, y ello sumado al gran partido del pívot jamaicano propició que el equipo blaugrana volviera a coger aire y distancia, llevando su máxima del partido hasta los +12 (51-39) con un triple, precisamente, del capitán.

Pero un parcial de 0-8 con el que se recuperaron los polacos volvía a apretar todo. No se explicaba un intenso Pascual en el banquillo cómo sus hombres no podían mantener un buen colchón de seguridad. Las constantes rotaciones blaugranas no lograban dar aire fresco al equipo y que éste mantuviera la intensidad. Por contra, con menos hombres, el Zielona Gora parecía ganar el aspecto físico, si bien Samuels siguió haciendo de las suyas. Ahí no hubo color, ganó el pívot blaugrana de todas, todas.

En el último cuarto el Barça logró imponer un ritmo más bajo al partido y empezó a alargar las posiciones, aunque fue efímero. Con Samuels y Shane Lawal logró equilibrar la balanza en la pintura, tiró de experiencia con Perperoglou, Arroyo y Navarro y, por ahí en medio, se vio perdido a un Pau Ribas que esta vez no tuvo su mejor noche, como tampoco Àlex Abrines ni Tomas Satoransky. Esta vez ganaron los 'mayores' y, con muchos apuros, finalmente el Barça se pudo quitar la espina de la derrota inicial en Turquía.

Ficha técnica:

78- FC BARCELONA LASSA: Satoransky (10), Navarro (10), Perperoglou (8), Vezenkov (3), Tomic (5) --cinco inicial--; Ribas (3), Lawal (7), Abrines (3), Samuels (23), Oleson (-), Arroyo (6).

72- STELMET ZIELONA GORA: Koszarek (5), Reynolds (5), Mateusz Ponitka (15), Moldoveanu (14), Borovnjak (15) --cinco inicial--; Bost (5), Szewczyk (7), Gruszecki (-), Hrycaniuk (2), Zamojski (-), Djurisic (4).

PARCIALES: 19-20, 24-17, 21-20 y 14-15.

ÁRBITROS: Christodoulou (GRE), Mantyla (FIN) y Hordov (CRO). Eliminaron a Reynolds y Moldoveanu en el Stelmet Zielona Gora.

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 4.729 espectadores.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios