El Madrid se pone el mono de trabajo tras el descanso para ganar al Efes
  1. Deportes
  2. Baloncesto
el Barcelona también venció al olympiacos

El Madrid se pone el mono de trabajo tras el descanso para ganar al Efes

Perdió por 8 tras dos cuartos y el Efes estaba siendo mucho mejor. KC Rivers fue el mejor con 18 puntos. La victoria del Barcelona fue mucho menos complicada

Foto: Real madrid - anadolu efes
Real madrid - anadolu efes

El Madrid no tuvo una noche inspirada en ataque, así que ganó el partido gracias a su defensa. El Anadolu Efes, que había anotado 43 puntos en la primera parte, se quedó en 28 en la segunda, y porque en los minutos finales los locales se relajaron. Los blancos tardaron dos cuartos en llegar al partido. Hasta entonces, el Efes fue muy superior, con Heurtel, Saric y Osman marcando el ritmo de juego y anotando con fluidez. Por fortuna para los intereses madridistas, todo cambió tras el descanso y el partido acabó con victoria por 80-71, pero con una lección: si el Madrid se relaja, el equipo turco puede sarle algún susto.

Dijo Pablo Laso tras el partido que quizá su equipo había tenido un poco de ansiedad en la primera parte. Puede ser. La sensación de sentirse favorito, los nervios del primer partido de playoffs o la obligación de tener que estar en la Final Four de Madrid pueden explicar una mala primera parte. Sea cual sea la razón, el Anadolu Efes supo aprovecharse. Jugó muy bien en ataque, tanto en transición como en estático. Por el Madrid, sólo KC Rivers y Gustavo Ayón veían el aro con facilidad. Rudy Fernández, que volvía al quinteto tras su lesión, falló sus cuatro prmieros tiros. Tan sólo anotó dos tiros libres en la primera parte.

Pero cambió por completo en la segunda, y con él todo el equipo. Anotó la primera canasta y la que acabó por darle la vuelta al marcador. Del 35-43 se pasó al 50-48. Y de ahí al 59-51 tras tres triples seguidos de Rivers, que fue el máximo anotador con 21 puntos (6/7 triples). En poco tiempo, la diferencia se estabilizó por encima de los 10 puntos, y de ahí hasta el final el control del juego por parte del Madrid hizo el resto.

No fue una victoria fácil. El Anadolu Efes estuvo bien, pero le faltó más consistencia en la segunda parte. El Madrid no estuvo tan brillante como otras veces, al menos en la primera parte,una buena defensa en la segunda y algo más de acierto en ataque le valen para comenzar los cuartos con triunfo. De momento, 1-0. Quedan dos más para jugar la Final Four en casa.

Victoria azulgrana ante un Olympiacos apagado

Un punto y un rebote ofensivo. Esa fue toda la producción ofensiva de Vassilis Spanoulis(que acaba de superar una lesión).A partir de ahí, el Barcelona-Olympiacos de los cuartos de final de la Euroliga se cuenta solo. El partido fue incluso más frío que el ambiente en las gradas del Palau Blaugrana, a donde se acercaron menos de 4.500 aficionados. El Barcelona ganó por 73-57 sin demasiados problemas. De hecho, su mayor preocupación de cara al segundo partido de este viernes no será tanto su rival sino el estado de Brad Oleson, que sufrió una fuerte torcedura en el pie derecho en el último cuarto y tuvo que dejar el encuentro.

La superioridad del Barcelona se cimentó bajo los tableros, donde se aprovechó de la falta de centímetros de su rival: 44 rebotes (15 de ellos ofensivos) por 27 de los griegos. También fue muy sueperior en defensa. En el primer cuarto dejó al Olympiacos en solo 8 puntos (20-8), y además lo remató con un triple sobre la bocina de Marcelinho Huertas tras robar un balón en el saque de fondo. Reaccionó algo en el segundo cuarto, pero no lo suficiente para inquietar al Barça.

Juan Carlos Navarro se encargó de estirar otra vez la diferencia en el tercer cuarto. El escolta estuvo más activo y con más chispa que en las últimas semanas. Acabó con 10 puntos, el máximo anotador del partido junto con su compañero Nachbar. En el Olympiacos ningún jugador llegó a la decena. Xavi Pascual pudo rotar a todos sus jugadores y ninguno superó los 22 minutos, lo que un playoff tan exigente como este, sobre todo cuando viajen a El Pireo, puede notarse (tampoco el Olympiacos exigió mucho a sus jugadores).

El próximo viernes, a las 21:00 horas, se jugará el segundo partido. Incluso logrando el 2-0 no puede confiarse el Barça. Hace un año, el Olympiacos empató a dos en Grecia al Madrid tras irse con ese resultado en la serie. Además, eemuy improbable que Spanoulishaga otro partido igual de malo.

El redactor recomienda