el balance tras la final four

La caña de Sergio Rodríguez al Real Madrid y la 'rajada' de Felipe Reyes

"Todo el mundo sabe que mis sensaciones están con el Real Madrid", dijo el base, que dejó el equipo en el verano de 2016 para irse a la NBA y un año después fichó por el CSKA

Foto: Sergiob Rodríguez ya tiene dos Euroliga en su palmarés. (EFE)
Sergiob Rodríguez ya tiene dos Euroliga en su palmarés. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4 min

El Real Madrid llegó a Vitoria en las mejores condiciones posibles para luchar por ganar por la Final Four, pero perdió en semifinales y de vuelta se trajo una inusual polémica y varios dudas sobre el futuro de parte de la plantilla, alimentadas por unas declaraciones de Sergio Rodríguez, que no oculta su especial relación con el que fue su equipo hasta hace tres años. Con el Madrid buscando un base para la próxima temporada, hay que prestar atención a las palabras del canario.

Sergio Rodríguez estaría encantado de volver. ¿Estaría el Real Madrid encantado de que volviera? "Todo el mundo sabe que mis sensaciones están con el Real Madrid", dijo a 'Onda Madrid' tras el triunfo del CSKA ante el Anadolu Efes. El Chacho no brilló tanto en la final como en la semifinal, en la que anotó 23 puntos. Ganar la Euroliga fue para el equipo ruso una liberación tras un temporada difícil para él y el equipo.

"Han sido dos años muy buenos, aunque también difíciles por las circunstancias, pero cuando todo sale y terminas ganando está muy bien", dijo el Chacho. "Llevo un año muy complicado, el clima no es fácil en Moscú, he tenido altos y bajos y nos ha costado recuperar. Ahora tengo que hacer balance de todo con la familia", señaló Sergio Rodríguez, que vive en Moscú junto a su mujer y sus dos hijas. De las declaraciones del base se deduce que su etapa en la capital rusa ha sido tan exitosa en la cancha como agotadora fuera de ella.

Sergio Rodríguez besa a su mujer en la celebración del título de la Euroliga ganado por el CSKA de Moscú. (EFE)
Sergio Rodríguez besa a su mujer en la celebración del título de la Euroliga ganado por el CSKA de Moscú. (EFE)

Sergio Rodríguez es uno de los grandes referentes de la etapa de Pablo Laso en el Real Madrid. Llegó un año antes, en 2010, tras regresar de su primera experiencia en la NBA, y con el técnico vitoriano recuperó su mejor nivel a partir de 2012. Durante cuatro años marcó el ritmo de un equipo que lo ganó todo, pero su salida fue por la puerta de atrás. El canario estaba concentrado con la Selección española preparando los Juegos Olímpicos de Río 2016 cuando aceptó una oferta de los Sixers. El Madrid fichó a Dontaye Draper y promocionó a Luka Doncic, pero el puesto de base quedó algo cojo.

El Madrid ha tenido problemas en esa posición en las dos últimas temporadas. En la 2017-2018, Laso no pudo contar con sus tres bases (Llull, Doncic y Campazzo) hasta los dos últimos meses de competición por la grave lesión que sufrió Llull en un partido con la Selección. Y en el presente curso, la apuesta del club de no fichar a ningún jugador de peso y apostar por el canterano Melwin Pantzar ha salido mal. Hace tiempo que el Madrid busca un base de renombre para la próxima temporada. Ha sonado Vasilije Micić, uno de los mejores de la temporada en la Euroliga, y Nico Laprovittola, que ha brillado en la Liga Endesa con el Joventut.

Felipe Reyes pelea con Jan Vesely durante el partido por el tercer puesto de la Final Four de la Euroliga. (EFE)
Felipe Reyes pelea con Jan Vesely durante el partido por el tercer puesto de la Final Four de la Euroliga. (EFE)

La 'rajada' de Reyes

Para un equipo como el Real Madrid, jugar la Final Four de la Euroliga no es suficiente. No basta con meterse entre los cuatro mejores equipo de Europa. La derrota ante el CSKA ha provocado muchas críticas a los jugadores (sobre todo a Sergio Llull y Gustavo Ayón, este último con la renovación aún pendiente) y a Pablo Laso. La exigencia que se autoimpone el club es enorme, lo que provoca que en caso de derrotas como esta haya quien prefiera rehacer el equipo casi por completo. Eso no va a pasar, pero sí va a haber cambios. Como mínimo, además de un base también llegará un pívot.

En el juego interior seguirá Felipe Reyes, que renovó hace poco por una temporada más. El capitán cumplirá los 40 años jugando en el Real Madrid. Lo normal es que juegue menos que este año, en el que ha sido el 12º en minutos tanto en la Euroliga como en la Liga Endesa. Al pívot no le sentó bien que, tras jugar bien en la primera parte en el partido por el tercer puesto, Laso lo dejará si jugar en la segunda. "No entiendo nada", dijo a 'Onda Madrid'. "Me voy de aquí muy fastidiado. Después de salir y hacer bien mi trabajo no he tenido continuidad. Hace tiempo que me merezco una conversación con Pablo Laso, pero esa conversación no ha llegado".

Laso le respondió diciéndole que su puerta estaba abierta, y unas horas después el jugador de disculpó a través de su perfil de Twitter. "A todos los madridistas: mis declaraciones en caliente después del partido de hoy contra Fenerbahçe no han sido acertadas. Este club merece todo mi respeto y, por eso, quiero disculparme ante mis compañeros y entrenador. ¡¡Todos juntos!! #HalaMadrid", escribió.

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios