aparece en la lista de morosos de hacienda

El fiasco del Akasvayu Girona, el equipo burbuja que aún debe 10 millones

Cada año, el Akasvayu Girona aparece en la lista de morosos de Hacienda con una deuda superior a los 10 millones de euros. Fue un proyecto millonario que solo duró tres años

Foto: Marc Gasol fue elegido 'MVP' de la ACB cuando jugaba en el Akasvayu Girona en la temporada 2007-2008. (Cordon Press)
Marc Gasol fue elegido 'MVP' de la ACB cuando jugaba en el Akasvayu Girona en la temporada 2007-2008. (Cordon Press)

En 2005, en pleno apogeo de la burbuja inmobiliaria, Akasvayu irrumpió en el baloncesto como pocas empresas lo han hecho en el deporte español. Eligió al CB Girona, en la ACB desde finales de los 80 y con problemas económicos, para invertir millones de euros con los que construir un equipo que pudiera luchar por todos los títulos. Pero la burbuja se pinchó y se llevó por delante el proyecto, que desapareció tres años después por no poder hacer frente a sus deudas.

A día de hoy esas deudas permanecen sin pagar. Como cada año, el CB Girona aparece en la lista de morosos que publica la Agencia Tributaria con una de las deudas más altas entre los clubes deportivos españoles, desde luego la más alta del baloncesto: 10.125.284,73 euros.

Esa cantidad permanece casi invariable desde la primera lista publicada en 2015. Entonces el Club Bàsquet Girona debía 10.125.106,61 euros. La deuda es independiende de la contraída por Akasvayu SLU, también presente en los cuatro listados publicados en los últimos cuatro años. La inmobiliaria debía 16.441.253,22 euros a 31/12/17.

La historia del Akasvayu Girona, nombre del equipo entre 2005-2008, es el epítome de todo lo que se hizo mal en el deporte español cuando sobraba el dinero. Josep Amat, presidente de la inmobiliaria, levantó a base de millones un equipo que no tenía cimientos. Y cuando vinieron mal dadas no pudo mantenerlo en la elite. En el verano de 2005, cuando comenzó a realizar fichajes de relumbrón, se sucedían las comparaciones con Roman Abramovich, que dos años antes había comprado el Chelsea.

De Amat (y su socio en la empresa, Joan Obiol) se decía que estaba reinventando el patrocinio deportivo. El CB Girona se aprovechó del dinero de Akasvayu para vivir los mejores años de su historia y la empresa se benefició del escaparate de la ACB para darse a conocer, pues hasta entonces era una promotora inmobiliaria que ni siquiera estaba implantada en toda Cataluña. "Lo normal hasta ahora ha sido que la empresa se limite a exhibir su marca y poco más, pero como nuestra vocación es ser los primeros, hemos entendido que hay que hacer un esfuerzo suplementario para construir un buen equipo", dijo Amat en una entrevista en 'El Mundo'.

Raül López, Fran Vázquez, Marc Gasol...

El Akasvayu Girona reventó el mercado en el verano de 2005, primero con el fichaje de Raül López tras cuatro años en la NBA (Amat lo definió como su Ronaldinho) y luego con el de Fran Vázquez, por quien pagó un traspaso millonario al Unicaja. El dinero del ladrillo consiguió convencer al mejor jugador joven español del momento de que renunciara a irse a la NBA tras ser elegido en el puesto 11 del 'draft' por los Orlando Magic. Solo un jugador español había sido elegido más arriba: Pau Gasol.

"Voy con mucha ilusión a un proyecto de futuro muy serio. Están formando un equipo que en un corto periodo de tiempo estoy convencido que será un grande en la Liga ACB", dijo Vázquez entonces. En Orlando aún se tiran de los pelos. Roberto Dueñas, Arriel McDonald, Dainius Salenga o Germán Gabriel fueron otros de los integrantes de aquel primer proyecto que jugó los cuartos de final de la ACB y la Copa del Rey.

Fran Vázquez duró solo un año en Girona y en 2006 fichó por el FC Barcelona. A cambio, el equipo gerundense recibió la cesión de Marc Gasol, que acababa de destaparse en el Mundial que España ganó en Japón. Con él llegaron también Fernando San Emeterio, Víctor Sada, Marko Keselj, Gregor Fucka, Bootsy Thornton... y Svetislav Pesic, el entrenador que había llevado al Barcelona al triplete tres años antes. Antes había llegado al club, para ser el director general, Antonio Maceiras, uno de los directivos más prestigiosos de España. En las competiciones nacionales, los cuartos de final volvieron a ser el tope del equipo, pero en la FIBA EuroCup se proclamó campeón en la Final Four celebrada en Girona. Fue el primer y último título de su historia.

El siguiente verano hubo otro cambio de entrenador: Pedro Martínez sustituyó a Pesic. El equipo volvió a meterse en cuartos de la ACB y la Copa del Rey y jugó la final de la Copa ULEB, donde perdió ante el Joventut de Badalona. Marc Gasol, que en 2007 renunció a volver al Barcelona para finalizar su cesión en Girona, fue elegido 'MVP' de la ACB esa temporada antes de irse a la NBA.

Marc Gasol (c) se marchó a la NBA tras dos temporadas en Girona. En la imagen está acompañado por Antonio Maceiras (i) y Josep Amat (d). (EFE)
Marc Gasol (c) se marchó a la NBA tras dos temporadas en Girona. En la imagen está acompañado por Antonio Maceiras (i) y Josep Amat (d). (EFE)

"Volvería hacer lo mismo otra vez"

Aunque el equipo rindió a gran nivel, durante el curso 2007-2008 ya hubo impagos, señal de los importantes problemas que tenía la inmobiliaria y como consecuencia el equipo. El consejo de administración del club anunció que existía un déficit de 6,5 millones de euros. A finales de junio, el Akasvayu Girona renunció a su plaza en la ACB y en julio se disolvió la sociedad anónima deportiva. Se volvió a la denominación histórica de Club Bàsquet Sant Josep Girona, en principio solo para competir en categorías de formación, pero finalmente con equipo en LEB Bronce. El equipo llegó a LEB Oro, segunda división del baloncesto español, pero acabó desapareciendo por completo en 2013.

"Volvería hacer lo mismo otra vez", afirmó Josep Amat en junio de 2008 tras la renuncia a la ACB. "Me cuesta asumir que esto acabe así, después de haber hecho tantos esfuerzos... en miles de millones de pesetas". Diez años después, aquel proyecto fallido sigue debiendo más de 10 millones de euros a Hacienda. Mientras, el baloncesto masculino renace en Girona gracias al Bàsquet Girona, el proyecto liderado por Marc Gasol.

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios