venció a francia (71-55) en la final del eurobasket

España alarga su ciclo triunfal de medallas con su tercer título europeo

La selección española de baloncesto se proclamó campeona de Europa por tercera tras ganar a Francia en la final del Eurobasket celebrado en la República Checa. Alba Torrens fue elegida 'MVP'

Foto: Laia Palau levanta el trofeo que acredita a España como campeona de Europa. (EFE)
Laia Palau levanta el trofeo que acredita a España como campeona de Europa. (EFE)

Oro, plata, bronce, plata y oro. Ese es el balance de España en los últimos cinco campeonatos que ha disputado. Da igual que el torneo sea europeo, mundial u olímpico: la selección española siempre sube al podio. Tras el golpe que supuso quedarse fuera de los Juegos de Londres 2012, la selección española dio comienzo a un ciclo triunfal cuyo último episodio, de momento, es la medalla de oro europea lograda este domingo en Praga (República Checa) tras ganar a Francia por 71-55.

No hay en Europa una selección mejor que la española. Y a nivel mundial solo Estados Unidos está por encima. Pero la inalcanzable selección norteamericana, llena de estrellas de la WNBA, está en otra dimensión. Es un grupo de extraterrestre que viene a la Tierra cada dos años para ganar el oro olímpico o mundial. Entre las terrícolas, el mejor equipo es el que forman 12 amigas que se juntan cada verano tras un año repartidas por toda Europa con un objetivo, por encima incluso de ganar: disfrutar.

Porque ese es el secreto de la selección española: la complicidad, el conocimiento mutuo y las ganas de pasarlo bien. De ahí nace un equipo que con trabajo, mucho trabajo, y una ambición enorme ha llegado a convertise en una máquina de ganar. España es un equipo tan fiable que el rival no solo tiene que jugar mejor para ganarle, también necesita que juegue mal. Si no se dan ambas condiciones, es muy probable que la victoria caiga del lado español.

Una vez más, y ya hemos perdido la cuenta, la selección brilló cuando tenía que hacerlo. Sus dos últimos partidos, el de semifinales y la final, son dos lecciones defensivas, dos clases maestras de cómo hacerle la vida imposible al rival. Francia, su gran rival conrtinental en los últimos años, un equipo con igual o más talento que el español, sufrió el mismo destino que Bélgica el día antes: acabó desesperada ante un equipo incómodo y peleón hasta la extenuación que agranda su leyenda en cada torneo.

Sancho Lyttle volvió a ser fundamental para España. (EFE)
Sancho Lyttle volvió a ser fundamental para España. (EFE)

"Tendremos que intentar ser inteligentes, jugar al gato y al ratón con ellas. Aguantar un poquito atrás y arriesgar un poco menos, y jugar cada vez que podamos guerra de guerrillas. Cada vez que podamos correr, corremos y a las montañas otra vez a refugiarnos", había dicho el seleccionador, Lucas Mondelo, antes del partido. Y eso fue lo que hizo España.

Francia aguantó medio partido gracias al esfuerzo de Tchatchouang y de su capitana Dumerc, que se retiraba. Fueron las únicas que encontraron pasillos hacia la canasta en la defensa española, en la que Sancho Lyttle (19 puntos, 8 rebotes y 4 robos) volvió a estar magistral. En ataque, de nuevo fue fundamental Torrens, que anotó 18 puntos y acabó siendo elegida 'MVP' del campeonato (17,8 puntos, 6,3 rebotes, 3,3 asistencias de media). Sus puntos dieron las primeras ventajas a España, que se fue al descanso con la mitad del trabajo hecho (39-30).

Alba Torrens fue elegida 'MVP' del EuroBasket. (EFE)
Alba Torrens fue elegida 'MVP' del EuroBasket. (EFE)

El partido estaba en un punto crítico: o Francia apretaba y se acercaba o España aceleraba y se escapaba. Y ocurrió lo segundo. En el tercer cuarto, la selección echó el cerrojo y la diferencia comenzó a crecer, poco a poco. Al equipo francés le costaba un mundo anotar, mientras España siempre encontraba una buena opción, con Anna Cruz sumándose al dúo Lyttle-Torrens.

La diferencia ya era tan importante al inicio del último cuarto que los diez minutos finales fueron un paseo triunfal. Lo increíble de este equipo no solo lo que consigue, sino cómo lo consigue. Su EuroBasket ha sido arrollador: en cuartos, semifinal y final, la diferencia media a su favor ha sido de 17,3 puntos. Ha recordado al triunfo de la selección masculina en el EuroBasket de Lituania 2011, con un Juan Carlos Navarro estelar. “Estoy contento no ya por el oro, sino por cómo lo hemos ganado. La gente no sabe lo difícil que es ganar a Francia, y de la forma cómo lo hemos hecho", declaró Mondelo tras la final.

El ciclo triunfal de medallas que comenzó en 2013, en la retirada de Amaya Valdemoro y Elisa Aguilar, ya va por cinco campeonatos. La final de Praga también servía despedida para otra leyenda del baloncesto español, Laia Palau, la jugadora que más veces ha vestido la camiseta de la selección. La capitana dice adiós con una nueva medalla de oro, a menos que cambie de idea (no sería la primera vez que lo hace) y decida seguir hasta la Copa del Mundo que se celebra el próximo año en España. En casa, la selección tendrá la oportunidad de seguir haciendo historia.

Ficha técnica

71 - España (21+18+17): Nicholls (5), Xargay (8), Lyttle (19), Torrens (18), Palau (2), -cinco inicial-, Gil (3), Domínguez (4) y Cruz (12).

55 - Francia (18+12+10): Miyem (8), Ciak (4), Dumerc (15), Michel (2), Ayayi, Skrela, Minte, Johannes (6), Epoupa (5), Chartereau (3), Amant (2), Tchatchouang (10).

Árbitros: Janusz Calik (POL), Michele Rossi (ITA) y Özlem Yalman (TUR). La española Laura Nicholls acumuló cinco personales.

Incidencias: partido de final del Eurobasket de baloncesto femenino disputado en el O2 Arena, que registro tres cuartos de entrada de su capacidad (17.360 espectadores). 

Baloncesto

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios