la marcha de abrines, clave para su llegada al barça

La carambola Abrines-Claver de la que sale ganando el Valencia Basket

El primero sale del Barça rumbo a la NBA y el segundo llega al equipo azulgrana. No tiene equipo, el Valencia cobrará dos millones porque tiene sus derechos para España desde 2012

Foto: Álex Abrines pondrá rumbo a la NBA (Víctor Lerena/EFE)
Álex Abrines pondrá rumbo a la NBA (Víctor Lerena/EFE)

Víctor Claver quería jugar en España y quería jugar la Euroliga. Con esas condiciones, su primera opción era el Real Madrid, como reconoció ante la prensa al comienzo de la concentración de la selección española. Sin embargo, parece que va a acabar jugando en el máximo rival del equipo madridista, el FC Barcelona Lassa.

Al equipo azulgrana llegó en 2012 Álex Abrines con la etiqueta de próxima estrella del baloncesto español y sucesor de Juan Carlos Navarro, pero cuatro años después aún no ha dado muestras suficientes para considerarlo ni una cosa ni la otra. De hecho, se marcha a la NBA y la Bomba se queda en el Barça.

Lo curioso es que con ambos movimientos, independientes pero relacionados, el que más gana es el Valencia Basket, que realizará el traspaso más importante de su historia por un jugador que hace cuatro años que dejó el equipo. Maravillas del convenio entre la ACB y el asociación de jugadores.

El Lokomotiv Kuban de Claver dejó fuera de la última Final Four al Barcelona (Maxim Romanov/EFE)
El Lokomotiv Kuban de Claver dejó fuera de la última Final Four al Barcelona (Maxim Romanov/EFE)

Claver y el derecho de tanteo

Ese acuerdo, renovado por última vez en 2014, recoge la opción del derecho de tanteo, lo que equivale (con alguna diferencia) al caso de los agentes libres restringidos de la NBA. Al final de cada temporada, un equipo de la ACB puede inscribir a un jugador que ha terminado contrato en el tanteo. Para ello tiene que presentar una oferta cualificada sujeta a unos determinados términos. Si otro equipo quiere fichar a ese jugador, tiene doce días para presentar una oferta ante la liga.

Desde el momento en el que se recibe la propuesta, el club que inscribe al jugador en el tanteo dispone de cinco días para tomar una decisión: si la iguala, se queda con él; si no lo hace, se marcha. Existen otras dos opciones. La primera es que club y jugador lleguen a un acuerdo diferente al de la oferta cualificada, como ha sido el caso del Madrid y Gustavo Ayón este mismo verano. Y la segunda es que el jugador se vaya a jugar al extranjero. En ese caso el club mantiene sus derechos para España.

Víctor Claver es libre de firmar un contrato con cualquier equipo del mundo, salvo si ese equipo es españolEste último ejemplo es el de Víctor Claver, que fue inscrito en el tanteo por el Valencia cuando se fue a la NBA en 2012. El equipo 'taronja' ha mantenido desde entonces sus derechos, y ahora va a sacar una buena tajada con ellos. Claver es libre de firmar un contrato con cualquier equipo del mundo mientras no sea español. En ese caso, el que lo quiera tiene que llegar a un acuerdo con el Valencia. El Real Madrid lo intentó, pero las altas pretensiones (se habló de hasta 5 millones) le hicieron echarse atrás. "Al final son ellos (el Valencia Basket) los que tienen la última palabra sobre las posibilidades de que juegue en España", decía hace unos días un resignado Claver en una entrevista con este periódico.

El que lo va a conseguir es el Barcelona, que según el medio griego 'Sport24.gr' pagará dos millones de euros. El fichaje del entrenador Georgios Bartzokas, que ya dirigió a Claver la pasada temporada en el Lokomotiv Kuban, es una razón de peso para convencer al alero, que ha reconocido que el griego tuvo buena parte de culpa en su buen rendimiento en el equipo ruso durante el último curso.

Abrines llegó al Barça en 2012 procedente del Unicaja (Toni Albir/EFE)
Abrines llegó al Barça en 2012 procedente del Unicaja (Toni Albir/EFE)

Abrines se va sin cumplir las expectativas

Claver no coincidirá en el Barça con Álex Abrines, que dará el salto a la NBA para jugar con los Oklahoma City Thunder, así lo confirmó el club azulgrana este martes. El alero balear viajará estos días a Estados Unidos para firmar su contrato, según adelantó 'Eurohoops' será de 16,2 millones de euros por tres temporadas.

Esos más 5 millones (brutos) al año equivalen a sueldo de superstrella europea, nivel que Abrines aún no había alcanzado en el Viejo Continente. Ese es el poder que tiene ahora mismo la NBA. Con ese dinero, el jugador romperá el contrato que firmó hasta 2019 y permitirá al Barça, que también ingresará una buena cantidad por la salida de Tomas Satoransky, afrontar el fichaje de Claver.

Abrines se marcha a la NBA joven, aún no ha cumplido los 23 años, pero con bastante experiencia al máximo nivel: acaba de terminar su quinta temporada en la ACB. Sin embargo, deja el Barça sin cumplir las enormes expectativas que despertó cuando debutó en 2011 con el Unicaja. El jugador que fue capaz de meter 31 puntos en la ACB con 18 años y medio no se ha transformado en la estrella que el baloncesto español esperaba.

Las lesiones, su irregularidad y quizá la excesiva prudencia de Xavi Pascual han provocado que no haya tenido continuidad. La última ha sido su mejor temporada, con promedios de más de 9 puntos en la Liga Endesa y la Euroliga y el premio al mejor joven en la competición europea, pero su final de curso no fue bueno. Tras cuatro años en el Barça, queda la sensación de que aún está muy lejos de su techo. En la NBA tendrá la oportunidad llegar a él en los Thunder, uno de los mejores equipos de la competición y en plena resaca por la marcha de Kevin Durant.

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios