jonathan busby, de aruba

La dramática agonía de un atleta en los 5.000 metros del Mundial de Doha

El arubeño fue doblado dos veces en una de las series del 5.000 y tuvo que ser ayudado por otro atleta para completar la última vuelta y llegar a la meta

Foto: Jonathan Busby entró en meta ayudado por Braima Suncar. (Reuters)
Jonathan Busby entró en meta ayudado por Braima Suncar. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2'

La primera jornada de los Mundiales de atletismo que se disputan en Doha (Qatar) dejó una imagen que va a ser muy difícil superar en los nueve días de competición que quedan. Jonathan Busby, atleta arubeño sin experiencia al más alto nivel, sufrió muchísimo para terminar su serie del 5.000. Agonizando, casi sin poder andar, mucho menos correr, cruzó la meta gracias a la ayuda de otro atleta.

Selemon Barega ganó la serie con un tiempo de 13:24.69. Busby necesitó más de 18 minutos. Se vino abajo en su última vuelta, después de de haber sido doblado dos veces. Le fallaron las piernas y solo consiguió completar los 5.000 metros gracias a la ayuda de Braima Suncar Dabó, otro de los participantes en la serie. Dabó dio un ejemplo de deportividad: lo agarró y tiró de él hasta la meta mientras los espectadores de un medio vacío Estadio Internacional Khalifa los ovacionaban.

La imagen recordó a la de Derek Redmond en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. El británico, uno de los favoritos en la prueba de 400 metros, se lesionó en las semifinales y terminó la vuelta a la pista entre lágrimas y ayudado por su padre mientras todo el estadio les animaba. O a lo sucedido con Éric Moussambani, que se hizo famoso en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 al nadar su serie de los 100 libres en casi dos minutos, más del doble que el resto de participantes. Moussambani ni siquiera sabía nadar bien.

Nada más cruzar la meta, antes de tirarse al suelo, Busby paró su reloj. El enorme esfuerzo le sirvió de poco porque los jueces lo descalificaron (el reglamento no permite ayudas como la que recibió) y su marca no fue registrada. Dabó sí que logró su marca personal: como Busby, nunca había corrido un 5.000. Durante unos instantes, el arubeño estuvo boca arriba sobre el tartán, hasta que llegaron los voluntarios y lo sacaron de la pista en silla de ruedas.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios