DESPEDIRÁ EL AÑO EN LA SAN SILVESTRE DEL JARAMA

Dani Molina o las mil y una maneras de arrinconar las excusas para no correr

¿Cómo decir adiós a 2015? El triatleta paralímpico Dani Molina lo hará corriendo la San Silvestre del Jarama para brindar por un año nuevo lleno de retos, como el de ser campeón del Mundo

Tiene 40 años, se monta en bicis Orbea, corre con unas Skechers, se viste de Orca, en su muñeca lleva un reloj Suunto, sus ojos los tapan gafas Bollé y utiliza en su pierna derecha una prótesis Jens Müller. Tiene más patrocinadores que le ayudan a “sobrevivir” mientras el compite a nivel internacional en triatlón. A los 22 años, Dani Molina sufrió un accidente de moto que estuvo muy cerca de costarle la vida, finalmente perdió parte de una pierna y desde entonces valora de una manera diferente todo lo que le rodea. 2015 lo cerrará haciendo lo que más le gusta -practicar deporte- corriendo la San Silvestre del Jarama porque no ve otra “mejor manera” de celebrar un año más de vida.

El subcampeón del Mundo de triatlón en 2012 y 2013, y el doble campeón del Mundo de Acuatlón 2013 y 2015, le complicaron algo más su vida a principios de este año cuando le indicaron que la categoría paralímpica a la que él pertenece no estará en Río 2016. Un sueño roto y una beca menos que le han obligado a realizar un equilibrio más fino para llegar a fin de mes, con el permiso e inestimable ayuda de su pareja, quien le apoya en cruzar todas las metas que se ponga en mente. La última línea de meta que cruzó fue en la media maratón de Guadalajara, donde reside, y la siguiente será en el Circuito del Jarama el próximo 31 de diciembre.

Dani Molina o las mil y una maneras de arrinconar las excusas para no correr

Ser medio Ironman, ¿por qué no?

Sobre el mítico asfalto al norte de Madrid, durante una mañana se cambiará el ruido del motor y las gotas de gasolina por el sudor de un millar de atletas. Cada uno lo hará por un motivo y el de Dani será por un 2016 que -aunque sin Juegos Olímpicos- se presenta con el reto de ser campeón del Mundo (Rotterdam, en julio). Antes ya sabrá si es campeón de Europa (Lisboa, en mayo) “y por primera vez vamos a ir al campeonato de Europa de medio Ironman. Me gusta mucho la distancia”, pero no tiene menos visibilidad de cara a patrocinadores y posibilidad de “sobrevivir” con el triatlón.

El medio Ironman es un paso más en su carrera profesional y en su vida personal. “La idea es dentro de un año hacer un Ironman para clasificarme algún año al Ironman de Hawaii. Y acabar ahí”. Por aquel entonces, cuando lo consiga, podrá echar un vistazo atrás y calcular todos los kilómetros que ha recorrido y las excusas que ha arrinconado para haber escalado tan alto. “Después, no sé… soy aparejador y podría volver, pero también estoy terminando el título de entrenador de triatlón”. Lo que se proponga, seguramente lo consiga.

Inscripción a la San Silvestre del Jarama.

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios