una decisión en los despachos le deja fuerA

A Dani Molina le 'amputan' el sueño de ser paralímpico en los Juegos de Río

Dani Molina es una de esas personas que llenan el deporte de heroicidad y de una tremenda capacidad de superación. Pese a sus buenos resultados se quedará sin ir a los Juegos Paralímpicos de Río

Foto: Dani Molina, durante un entrenamiento (Foto: www.danimolina.com).
Dani Molina, durante un entrenamiento (Foto: www.danimolina.com).

Daniel Molina (Madrid 1974) es una de esas personas que llenan el deporte de heroicidad y de una tremenda capacidad de superación. Este madrileño de 40 años ha estado vinculado con el deporte desde siempre, pero un accidente de moto a los 22 años le cambió la vida. Dani perdió la pierna derecha por debajo de la rodilla. Después de 14 operaciones y un año de recuperación pudo volver a andar. Este triatleta volvió a nadar, algo que ya había hecho cuando era más pequeño, y con este deporte logró una beca para ir a los Juegos de Atenas 2004, donde representó a España. Desde entonces no ha dejado de practicar deporte. En 2012 comenzó con la aventura del triatlón, una modalidad en la que ya se ha proclamado doble subcampeón del mundo, además de campeón del mundo y doble subcampeón del mundo en acuatlón. Esta semana, Dani recibía la noticia de que no podrá estar en Río 2016, un golpe duro a su carrera deportiva que lejos de desanimarlo ya le hace pensar en otros proyectos.

El triatlón paralímpico estará presente por primera vez en unos Juegos Olímpicos en Río 2016. Pero lejos de suponer una alegría para todos los deportistas que practican este deporte, para algunos ha sido una gran decepción. Existen cinco categorías en este modalidad y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) ha decidido que sólo acudan tres: “Hay 5 categorías. Una es para las sillas de ruedas, otra es para la gente que tiene deficiencia visual, y las otras tres engloban todas las discapacidades físicas. PT2, que es para amputados por encima de la rodilla que corren con o sin prótesis y hacen bici igual, y PT3, que es para gente que no tiene un brazo o que no puede usarlo. Yo soy amputado tibial, por debajo de la rodilla, no puedo flexionar la rodilla y tengo también la cadera tocada y varias cosas más. Después está, la categoría PT4 que son los que menos tienen, por ejemplo lesiones leves en pierna y brazo, y pueden utilizarlo para la bici. Yo estoy en el límite entre PT2 y PT3, pero para ellos estoy en PT3, que no va a Río y PT2 sí. La categoría de ciegos y la de PT3 no vamos a Río”.

 

El triatleta madrileño, residente en Guadalajara, no entiende esta decisión: “Me molesta porque entiendo que las categorías están mal y que, si un deporte son 5 categorías va el deporte entero, no lo dividen”. Dani Molina estaba antes en categoría PT2, donde se convirtió subcampeón del mundo en dos ocasiones. Además, también es doble campeón del mundo de acuatlón. Con el cambio de categoría, Dani ha terminado quinto en el Mundial y tercero en el Europeo: “En las transiciones me tienen que ayudar a salir del agua, poner la prótesis y eso es una cosa que la ITU no ha tenido en cuenta, el tiempo que pierde cada uno en hacer los cambios. En PT2 estaría más igualado que en PT3”, asegura Molina.

Aunque el Comité Paralímpico Español trató de cambiar a Dani de categoría aportando nuevos informes médicos, la postura del Internacional es clara: no hay cambio y Molina no estará en Río 2016. Un duro golpe para el triatleta español, no sólo en lo psicológico sino también en lo económico: “Yo vivo del triatlón y al ser una categoría que no va a los Juegos dejo de tener cualquier tipo de beca de las que cobraba hace poco. Ahora el Comité Paralímpico se lava las manos porque no puede pagar a un deportista que no puede ser paralímpico porque su categoría no está. Al no poder ir a Río ya no te pueden ayudar. Por suerte, tengo mis patrocinadores personales que me he buscado yo, pero te da rabia que dejes todo porque el Comité te dice que lo dejes. Si hay categorías que no son olímpicas, esas tenderán a desaparecer. ¿Quién va a pagar por ir a un Mundial si luego no puede ir a los Juegos Olímpicos?”, asegura.

(Foto: www.danimolina.com)
(Foto: www.danimolina.com)

Pese a la decepción inicial, Dani Molina no se ha venido abajo y ya tiene otros objetivos en mente. El primero llegó este domingo en el Medio Maratón de Madrid con una gran marca de 1 hora y 38 minutos. El siguiente, apunta a un reto más alto. “No me apetece dejarlo porque el triatlón es el modo de ganarme la vida. La idea este año es seguir compitiendo e ir al Campeonato del Mundo. Después, quiero intentar distancias más largas, como el medio Ironman. Ahora preparo el que se celebrará el 16 de mayo en Barcelona, es el objetivo esta temporada, hacer bien esa prueba y ver cómo me encuentro. Si tengo buenas sensaciones, también hay campeonato del mundo en esa distancia y ¿por qué no? A intentar serlo en esa distancia”, reconoce. A sus 40 años, Dani Molina no se quiere rendir. En realidad, nunca lo ha hecho. 

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios