CHARLA CON EL CONFIDENCIAL ANTES DEL MUNDIAL DE PEKÍN

Kevin López, muy realista: "Sólo llevamos dos opciones de medalla, Ruth Beitia y la marcha"

Kevin López esta ilusionado y "deseando que llegue el Mundial de Pekín". El sevillano confía en hacer un buen papel en el campeonato del mundo y se pone un objetivo: "Luchar por la final"

Foto: Kevin López, muy realista: Sólo llevamos dos opciones de medalla, Ruth Beitia y la marcha

Kevin López (C. D. Nike Running) esta ilusionado “entrenando bien” y “deseando que llegue el Mundial”. Así lo confiesa a El Confidencial antes de que arranque el que será su tercer campeonato del mundo en Pekín. A sus 25 años, es el plusmarquista español absoluto de 800 metros al aire libre con una marca de 1:43.74, que realizó en Mónaco en 2012. Esta temporada, Kevin ha logrado parar el crono en 1:45.25 lo que le permite llegar a China con buenas sensaciones y con ganas de terminar la temporada lo mejor posible.

Antes de que arranque esta cita, el sevillano se muestra muy realista: “Ahora mismo las únicas opciones de medalla que llevamos son dos, Ruth Beitia y la marcha”, explica. El sevillano está cansado de que siempre se critique al atletismo español por no cumplir con unas expectativas que no se corresponden con la realidad. “El problema es vender más medallas de las que realmente se pueden lograr”. Muy sincero y crítico, Kevin no se deja nada en el tintero antes de que arranque el Mundial de Pekín 2015. 

Pregunta: A Pekín acuden un total de 39 atletas, es una gran expedición ¿esperas que haya más éxitos que en Moscú 2013?

Respuesta: Opciones de medalla hay que ser realistas y ser conscientes de que  no hay muchas. Quitando a Ruth Beitia y la marcha, no hay muchas más. Pero sí el nivel medio para estar en finales y semifinalistas, este tipo de resultados si que se podrá mejorar si lo comparamos con Moscú.

P: Cuando se va a grandes competiciones, siempre se generan grandes expectativas con España y luego las medallas no llegan, ¿cuál crees que es el problema?

R: El principal problema es que se crean expectativas que no son realistas y hay que ser realistas. Ahora mismo, las únicas opciones de medalla que llevamos son dos. Se tienen que dar condiciones y que todo salga bien para lograr esas dos medallas, que para mí son el máximo que se puede lograr en este Mundial. Lo que no se puede vender es que se pueden conseguir 5 o 6 medallas porque luego vienen dos y parece que el equipo español lo ha hecho mal. Y no, el equipo lo ha hecho bien, con el nivel que tiene y al nivel que va. El problema es vender más medallas de las que realmente se pueden lograr.

P: En el Europeo de Zúrich del año pasado, España terminó con 5 medallista y 22 semifinalistas, ¿dónde crees que va a estar el objetivo de España a nivel medio en esta cita que tiene mayor nivel? 

R: Creo que 2 medallas y 4 o 5 puestos de finalistas sería un buen resultado, sin mirar el 'ranking'. Ahora mismo, no sé donde está cada uno exactamente, pero lograr esas medallas y meter a esos finalistas sería un buen resultado.

P: A nivel personal, acabas de ser campeón de España por quinta vez, ¿como te ves para el Mundial?

R: Me veo bien y estoy haciendo los mejores entrenamientos de mi vida, pero después hay que ir allí y demostrarlo. Este año, no he podido correr tantas buenas carreras como otros años y no me han salido marcas, pero por lo menos estoy igual o mejor que cuando he logrado esas marcas. Si todo sale bien, espero estar luchando por un puesto en la final o por lo menos estar en la pelea aunque después no entre.

P: La mejor marca de tu carrera fue 1:43.74 en 2012. Este año, has logrado para el crono en 1:45.25, te falta un poco para volver a esa mejor marca, ¿lo ves posible?

R: El 1:43 puede estar ahora complicado porque no sé si se suele correr tan rápido en un Mundial. Creo que para estar en las semifinales y en la final, la carrera estará en 1:44, bajar de 45 será una buena sensación en el mundial no debería ser nada descabellado.

El principal problema es que se crean expectativas que no son realistas y hay que ser realistas. No se pueden vender más medallas de las que se pueden lograr.

P: ¿Ahí te marcas tu objetivo?

R: Mi objetivo es estar en la final, no bajar el tiempo. Quiero estar ahí aunque sé que es una cosa muy muy complicada. Espero estar en semifinales y pelear por estar cerca de esos puestos de la final.

P: ¿Cómo le explicarías a la gente lo complicado que es ganar una medalla en un Mundial o incluso meterse en una final?

R: Bueno, simplemente hay que ver que el atletismo es el deporte que más países lleva. En un Mundial, participan muchos países porque es un deporte que hace cualquiera y no se necesitan grandes instalaciones. De repente de Botswana o de otros países pequeños del mundo te salen campeones del mundo, campeones olímpicos. El nivel del atletismo a nivel mundial no se puede comparar a otros deportes, es muy complicado, además en un país en el que se apoya muy poco al atletismo. Es lo de siempre, tenemos el tema de los africanos que siempre están por encima del europeo y resto del mundo y en pruebas como el fondo y medio fondo tenemos que pelear con eso.

P: ¿Qué te falta para sentir el apoyo que sí tienen otros países?

R: Simplemente apoyo de instituciones. Por ejemplo, para irte de concentración como yo me he ido para quitarme la temperatura de Sevilla o para ir antes al campeonato del Mundo para adaptarse a las condiciones. Son ayudas para que puedas vivir de esto sin otras preocupaciones que no sean entrenar, algo que en el atletismo en España somos pocos los que podemos hacerlo. Y también  pensando en el futuro, no sólo el día a día. No son otros deportes donde creas unos ahorros o un dinero con el que puedas invertir en algo que te pueda dar para vivir después cuando acaba el atletismo. Aquí es el momento de estás activo y luego tienes que buscarte un trabajo sin tener experiencia laboral porque has dedicado media vida al atletismo y, si has sido listo igual tienes una carrera, pero si no, no y tienes una mano delante y una detrás. Por norma general, suelen ayudar bastante poco las instituciones publicas.

P: Tú sí estás haciendo carrera, ¿qué estudias y cómo lo llevas?

R: “Estoy estudiando fisioterapia en la UCAM. Me cuesta trabajo y lo voy sacando poco a poco porque ahora son mis años buenos de atletismo y lo quiero aprovechar, pero asignatura a asignatura vamos sacando la carrera. Ahora mi principal preocupación es el atletismo, mientras pueda, y los estudios son algo secundario”.

P: Has estado ya en dos Mundiales al aire libre, ¿cómo crees que esta experiencia te va ayudar para Pekín?

R: “Quizás el haber estado en dos Mundiales y unos JJOO, que el nivel es prácticamente el mismo, te hace ver por dónde van los tiros y saber qué tipo de carreras te vas a encontrar en las eliminatorias y en la semifinal. Eso espero que me ayude y me sirva para colocarme mejor o plantear la carrera de una forma u otra”.

P: ¿Hasta dónde quiere llegar Kevin López? ¿Cómo te planteas tu vida a medio plazo?

R: “Nunca me he planteado la retirada en una fecha concreta, no me pongo fecha de caducidad. Yo cuando vea que llegue el momento de ver que no estoy rindiendo al máximo nivel y no sea feliz con lo que hago, lo dejaré y pasaré a hacer otra cosa, a trabajar o buscarme la vida de otra cosa pero mientras me divierta y disfrute con el atletismo no lo voy a dejar.

P: A menos de un año de los Juegos Olímpicos de Río, ¿cómo te plantas ese camino hasta la cita olímpica?

R: “Ahora mismo lo que me planteo es el Mundial de Pekín, cuando termine, si que tengo una pequeña idea de como quiero hacer la preparación el año que viene. Será centrarme en el aire libre y dejar la pista cubierta a un lado para preparar otras cosas y centrarme sólo en los Juegos de Río. Ahora en las conversaciones con los entrenadores eso sólo hablo de Pekín y después de eso y de unas pequeñas vacaciones, hablaremos de Rio 2016. Creo que el planteamiento será parecido a lo que hice para los Juegos de Londres, echando la pista cubierta a un lado y sólo centrarme en aire libre. Allí me fue bien”.

Me siento poco reconocido no por ser el mejor corredor de 800 si no por ser atleta. Siempre hemos tenido esa pega de que no se nos reconoce el esfuerzo.

P: En ese descanso del que hablas, ¿cómo son las vacaciones de Kevin López?

R: “Necesito descansar unos 15 días de desconexión total y no ponerme las zapatillas para nada y ya después ir entrenando poco a poco. Necesito más desconectar psicológicamente y no tanto físicamente”.

P: Últimamente han salido muchos casos de dopaje, ¿cómo lo estás viendo tú?

R: “No es que me guste que dejase de salir en las noticias, es que me gustaría que dejase de salir en todos lados. Ahora mismo, sale un caso de dopaje y te quedas con cara de tonto. Por ejemplo, pienso, en el resto de los mundiales sólo he sido semifinalista o no he llegado a la final porque me han quitado puestos gente que iba haciendo trampas. Los casos de dopaje son algo con lo que tenemos que convivir y que va por delante de los controles de dopaje. Ojalá que los controles sean cada vez más duros y que la tecnología avance cada vez más para que pillen a los tramposos. Es una vergüenza ir a un Mundial y que no sepas si el puesto que lograste te lo mereces o es el que no te han quitado los tramposos”.

P: Kevin López es el mejor corredor de la historia de España de 800 metros, ¿te sientes poco reconocido y poco valorado?

R: “Me siento poco reconocido no por ser el mejor corredor de la historia de 800 si no por ser atleta. Siempre los atletas hemos tenido esa pega de que no se nos reconoce nuestro esfuerzo. Creo que el atletismo es uno de los deportes más duros que hay, junto a ciclismo, natación y triatlón, y el reconocimiento que tenemos por parte de las instituciones es mínimo. Pocos deportes se entrenan tanto y son tan duros como estos y esos suelen ser los que menos se reconocen en España. En otros países, sí se hace, pero aquí por desgracia no se nos reconoce por las instituciones ni por el público”.

P: ¿No pensaste en marcharte a otro país?

R: “La verdad es que no, siempre tuve a mi entrenador aquí y aunque me ofrecieron de pequeño ir a Estados Unidos a estudiar, no me fui. Aquí tenía mi vida hecha, mi familia y demás, y no me lo planteé realmente. Tengo claro que un rendimiento deportivo mejor que aquí sería complicado, pero mirando tema económico, de estudios y de reconocimiento quizás si que me hubiera ido mejor a mí o a otros atletas que se hubiera ido. A veces también hay que pensar en la satisfacción de uno mismo y a mí me da más satisfacción  haber corrido en 1:43 y ser menos conocido que correr en 1:45 y ser un Dios en otro país”. 

Atletismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios