El deportista a seguir | El niño prodigio alemán al que se rifa media Europa
  1. Deportes
EL ATLETA DEL MOMENTO

El deportista a seguir | El niño prodigio alemán al que se rifa media Europa

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

Foto: Florian Wirtz, en el partido contra el Ferencvaros de la Europa League. (Reuters)
Florian Wirtz, en el partido contra el Ferencvaros de la Europa League. (Reuters)

Una de las mejores anécdotas de fútbol que he escuchado nunca la contó Manolo Lama. Argentina acababa de ganar el Mundial del 86 y Maradona, con un papel estelar, había sido el líder del equipo con varios goles para el recuerdo. Solo un genio puede hacer la mayor 'trampa' y el gol más bello de la historia en el mismo partido... con solo cuatro minutos de diferencia. Para vivir de primera mano el sentir de aquel país después de tan increíble triunfo, el periodista madrileño se desplazó hasta allí, con el objetivo de ver cómo se había asimilado el éxito mundialista... momento en el que descubrió hasta qué punto los argentinos amaban al Diego.

Lama se montó en un taxi tras aterrizar en el aeropuerto de Ezeiza, desde el que pudo comprobar que en cada esquina de Buenos Aires la pasión por el fútbol seguía desatada. Animado por el ambiente, no dudó en iniciar una conversación -aproximadamente como la que sigue- con el conductor que pronto le demostraría el verdadero sentir del pueblo:

-Lama: Perdone, ¿le gusta el fútbol?

-Taxista: ¡Claro!

-L: ¿Y quién cree que es el mejor jugador del mundo?

-T: Matthaus: es capaz de defender, mandar, dirigir, tiene gol, la pega bien con la derecha, con la izquierda y va bien de cabeza. Un fenómeno.

-L: Pero, ¿y Maradona?

-T: Ah, usted me ha preguntado por el mejor jugador del mundo. Maradona es Dios.

Foto: Imagen: Raquel Cano.

Esta anécdota revela claramente dos cosas: por un lado, que Maradona fue genio y figura, un ídolo de masas por lo que hizo en el campo de fútbol -lo de fuera no nos compete en esta columna-; por otro, que Alemania siempre ha sido fábrica de grandes jugadores. El propio Lottar Matthaus, a Franz Beckenbauer, Uli Hoeness, Gerd Müller, Karl-Heinz Rummenigge, Bastian Schweinsteiger o Miroslav Klose, entre muchos otros, han sido ídolos de muchos jóvenes -y no tan jóvenes-. Y es una cantera que no para y que, a día de hoy, puede contar con uno de los jóvenes talentos con mayor recorrido del fútbol mundial. Una promesa que apunta alto.

Su historia en el fútbol profesional comenzó en el momento más duro para la sociedad: tras la pandemia de covid-19. En el primer partido del Bayer Leverkusen a la vuelta del parón por culpa del virus, que le enfrentaba al Werder Bremen, algo sorprendente ocurrió en el minuto 62: Karim Bellarabi dejaba el campo y en su lugar entraba un desconocido Florian Wirtz. ¿Quién era ese joven? Solo unos meses después, ha confirmado que es una de las grandes promesas del fútbol alemán. Aquel día, el 18 de mayo de 2020, se convertía en el tercer jugador más joven de toda la historia en debutar en la Bundesliga. Y no sería el único récord a destrozar.

Solo cuatro partidos más tarde, ante el todopoderoso Bayern de Münich, Florian Wirtz se convertía en el jugador más joven de la historia en marcar un gol en el fútbol alemán, con solo 17 años y 34 días. Desde ese día, no solo no ha dejado de crecer en lo futbolístico sino que, además, se ha convertido en un fijo en las alineaciones del Leverkusen y en un jugador en el que media Europa tiene puesta la vista. De hecho, con el último gol anotado este fin de semana ante el Mainz 05, le ha servido para convertirse en el jugador más joven del fútbol alemán en llegar a los diez goles en su cuenta... lo que le ha valido los elogios del propio Bayern de Münich.

Los mejores destellos de Florian Wirtz.

Wirtz es un proyectazo de jugador. Formado en las categorías inferiores del Colonia, fue en el pasado mercado de invierno cuando el Leverkusen le incorporó a sus filas, en principio con la idea de jugar en el filial. Pero tan impresionantes fueron sus destellos en los entrenamientos que solo tardó un par de semanas en debutar. Wirtz juega como mediocentro ofensivo, donde destaca su espectacular visión de juego, su desplazamiento en largo y, especialmente, su capacidad para romper líneas mientras conduce el balón. Muy habilidoso con los pies, aunque diestro cerrado, es una delicia verle superar jugadores con el esférico pegado a su bota.

Si a todas estas características le sumamos que tiene gol, es un gran llegador y que carece de miedo a pesar de su juventud, no es de extrañar que el Director General del Leverkusen, Rudi Völler, ya haya anunciado de que su cláusula de rescisión ha quedado fijada en los 100 millones de euros. Es, sin ningún lugar a dudas, uno de los grandes talentos de Europa, algo que lleva demostrando por todas las categorías inferiores del fútbol germano, donde incluso llegó a ser capitán de la selección sub 15 y sub 17. A pesar de su insultante juventud, su madurez en el terreno de juego hace pensar que estamos ante uno de los futbolistas del futuro.

De hecho, el Bayern de Múnich, el gran aglutinador de talento nacional de Alemania a base de talonario, ya ha preguntado por el jugador, -y no es el único- ante lo que el Leverkusen se ha apresurado a asegurar que no está en venta... al menos durante los dos próximos años. Si no se tuerce por el camino -lesiones y cabeza, especialmente-, Florian Wirtz está llamado a ser uno de los grandes jugadores de la próxima década. Es más que probable que jamás llegue ni a la sombra de Maradona, pero la maquinaria alemana sigue demostrando que su producción de talentos es inacabable: quizá, en 10 años, sea el protagonista de otra anécdota en un taxi.

Diego Armando Maradona
El redactor recomienda