Mutombo, el último en sumarse a la venta de felicitaciones de cumpleaños en vídeo
  1. Deportes
¿No en mi casa?

Mutombo, el último en sumarse a la venta de felicitaciones de cumpleaños en vídeo

El histórico jugador de los Atlanta Hawks y otros equipos de la NBA, Dikembe Mutombo, ofrece felicitaciones o dedicatorias personalizadas a partir de los 155 dólares

Foto: Dikembe Mutombo, en una imagen de archivo. (Reuters)
Dikembe Mutombo, en una imagen de archivo. (Reuters)

“Hola Chris. Sé que es tu cumpleaños. Soy Dikembe Mutombo, el Hall of Fame de la NBA. Desde Atlanta quiero felicitarte por tu 64 cumpleaños. Te deseo lo mejor”. Este es uno ejemplo de las dedicatorias que el legendario jugador de la República Democrática del Congo te ofrece a cambio de 155 dólares. Grabado con el móvil de manera rudimentaria e improvisada, el vídeo muestra a Mutombo en su casa con idéntico plano y localización como norma general, y terminando con su carismático ‘No, no, no, no en mi casa’ que utilizaba para celebrar los tapones en su época de jugador profesional. El ex de los Atlanta Hawks es el último deportista que se ha unido al negocio de los vídeos personalizados a través de la plataforma Memmo, donde se pueden contratar los servicios de distintos famosos para felicitar cumpleaños, días señalados, hacer bromas, pedir consejos y un sin fin de opciones.

placeholder Perfil de Mutombo en Memmo.
Perfil de Mutombo en Memmo.

Memmo, una más entre las aplicaciones que ofrecen este tipo de servicios, incluye varias tarifas dentro de su variopinta subasta. 80 dólares de recargo si lo necesitas con envío urgente en las próximas 24 horas, 625 dólares si quieres poder usarlo como mensaje institucional de una compañía... hasta llegar a las cuatro cifras si se trata de una acción de marketing. En su oferta de deportistas suelen destacar exluchadores de wrestling venidos a menos que buscan sacar algo de dinero con este tipo de contenidos, como Tony Ricca o Ryback; pasando por figuras del cuadrilátero como Bruce Buffer, conocido por ser la voz de la UFC; hasta el excéntrico Lavar Ball, padre de los jugadores de la NBA Lonzo y Lamelo Ball, quien saltó a la fama por poner a sus hijos a la altura de Magic Johnson o asegurar que aniquilaría a Michael Jordan en un uno contra uno. Desde los 200 dólares hasta los 20, hay celebridades para todos los gustos... y bolsillos.

¿Qué hace Mutombo en esta aplicación? El carismático exjugador ha seguido ligado a la NBA como embajador global y se ha implicado en multitud de negocios en la última década. El último de ellos, el Café Mutombo, una marca propia de café procedente del Congo. “Choca un poco. Pero ves que el deporte se enfoca a comercializarlo todo y no extraña tanto”, responde Álex Delgado, especialista en imagen personal de deportistas, sobre esta nueva faceta del pívot: “Los fans de Mutombo, o de cualquier otro deportista, lo ven como gracioso y divertido, es algo que gusta y por lo tanto tiene un valor”. Con su 2,18 metros de altura, el africano ha sido elegido por numerosas empresas para protagonizar anuncios gracias al archiconocido “Not in my house”.

“Si hay un problema económico en la vida del deportista, es lo que hay. Pero en este tipo de contenidos la imagen del deportista acaba asociándose demasiado al dinero”, expresa el experto sobre las consecuencias de sumarse a estas iniciativas. “Estaría bien que el deportista explicase abiertamente a qué se destina este dinero. Para que su imagen no se asocie solo al lado económico. Por ejemplo, algún proyecto personal del deportista, una fundación, una ONG…”. El uso de vídeos personalizados en el deporte no es una novedad. En España, el futbolista del Real Betis, Marc Bartra, es muy activo con este tipo de contenidos y sus ganancias de los vídeos van a parar al Club Marc Bartra, entidad de fútbol base de Tarragona.

Cuando no se dan este tipo de circunstancias “creas una separación con el aficionado al exigir dinero”, afirma Delgado. La cercanía con la afición es uno de los puntos más importantes en la imagen que un jugador profesional proyecta y esta interacción acaba por ser mercancía: “Esto se vio cuando surgió la idea de hacer redes sociales enfocadas al pago para tener contenidos de saludos o felicitaciones, eso genera una brecha con tus fans. Es un error. Las redes deberían acercar la imagen de los deportistas a sus fans, no separarla”.

El redactor recomienda