Meyers Leonard, el jugador que se quedó sin equipo en la NBA por un insulto antisemita
  1. Deportes
  2. Baloncesto
La liga le da la espalda

Meyers Leonard, el jugador que se quedó sin equipo en la NBA por un insulto antisemita

Un 'streaming' del pívot jugando al Call of Duty acabó por suponer su salida de la NBA. Miami Heat lo traspasó a los Oklahoma City Thunders, que han acabado por cortarle

placeholder Foto: Meyers Leonard en una fotografía de archivo. (Reuters)
Meyers Leonard en una fotografía de archivo. (Reuters)

Meyers Leonard inició su camino para convertirse en un juguete roto del deporte en Estados Unidos el pasado 10 marzo, mientras hacía streaming en la popular aplicación Twitch. El pívot de los Miami Heat, vigente campeón de la Conferencia Este y subcampeón de la NBA, se encontraba echando unas partidas al videojuego Call of Duty, cuando profirió el siguiente comentario: “¡Putos cobardes! No me dispares, jodido 'kike' (insulto extremadamente despectivo para referirse a los judíos)". Leonard lo hizo con evidente enfado, entre risas de sus compañeros de partida. 50.000 personas vieron en directo la cita antisemita, ese número se multiplicó cuando el fragmento del directo corrió como la pólvora por redes sociales. Una semana tardaron los Heat en mandar al pívot camino a Oklahoma. Ahora los Thunders han decidido cortarle (su apuesta por él solo fue por cuadrar el sueldo de Trevor Ariza, que se marchó a Miami) y el jugador dice adiós a la NBA... Sin previsión de regreso.

Foto: Kelly Loeffler, durante su campaña para senadora. (Reuters)

Esta desvinculación es solo la última de las consecuencias que tuvo su desafortunado comentario. Para empezar, la propia aplicación decidió banearlo al no cumplir con los estándares adecuados de su política de empresa. Una contundencia similar a la que tuvo la propia NBA. El jugador de los Miami Heat fue apartado de toda actividad de su equipo durante una semana y recibió una multa de 50.000 dólares por parte de la NBA. Meyers, además, tuvo que participar en un programa de diversidad cultural para entender la gravedad del insulto antisemita. La polémica llegó en un momento delicado para la liga norteamericana en aspectos sociales, por lo que no hubo titubeos en la decisión. El pívot protagonizó una controversia la pasada temporada, cuando decidió no acompañar a sus compañeros y evitó hincar rodilla durante el himno de los Estados Unidos, la principal medida contestataria de los jugadores de la NBA en apoyo al Black Lives Matter.

placeholder Meyers Leonard, de pie al contrato de sus compañeros durante el himno de los Estados Unidos. (Reuters)
Meyers Leonard, de pie al contrato de sus compañeros durante el himno de los Estados Unidos. (Reuters)

“El comentario de Meyers Leonard es imperdonable e hiriente. Un término tan ofensivo no tiene lugar ni en la NBA ni en nuestra sociedad. Él habló con representantes de la Liga Antidifamación (organización judía que busca la justicia e igualdad del pueblo judío) para comprender mejor el impacto de sus palabras y aceptamos que está realmente arrepentido. Además, le hemos comunicado que este tipo de comentarios despectivos no serán tolerados y que se espera que cualquier integrante de nuestra liga defienda nuestros valores fundamentales en el futuro: igualdad, tolerancia, inclusión y respeto”, aseguró Adam Silver, comisionado de la competición, a través de un comunicado.

Los Miami Heat tomaron medidas previas a la decisión de la liga, apartando al jugador de la disciplina deportiva, para luego traspasarlo definitivamente a Oklahoma en cuanto se tuvo oportunidad, tan solo una semana después del incidente. A nadie le sorprendió la decisión de los Thunders de cortarle, si no sucedió antes fue por la posibilidad de que su alto salario (9,4 millones de dólares al año) podría ser beneficioso para cuadrar otro movimiento de mercado. Su futuro estaba sentenciado, más aún por la lesión de hombro que le iba a hacer perderse lo que resta de temporada. Sin ser una gran estrella, Leonard había demostrado ser un ‘center’ de garantías para cualquier rotación de la NBA. Pero la situación política de la liga, con el Black Lives Matter como telón de fondo, no hacían presagiar un futuro de redención para el jugador de baloncesto.

Las disculpas de Leonard

Apenas horas después de que su comentario se viralizara por la red, Meyers Leonard pidió disculpas a través de las redes sociales. En este comunicado aseguró desconocer que ‘kike’ era un insulto antisemita: “Lamento profundamente haber usado un insulto antisemita durante una transmisión en vivo. Si bien no sabía qué significaba la palabra en ese momento, mi ignorancia sobre su historia y lo ofensiva que es para la comunidad judía no es en absoluto una excusa y simplemente me equivoqué”.

“Ahora soy más consciente de su significado y me comprometo a buscar adecuadamente a personas que puedan ayudarme a educarme sobre este tipo de odio y cómo podemos combatirlo. Reconozco mi error y no hay forma de huir de algo como esto que es tan doloroso para otra persona... Prometo hacerlo mejor y sé que mis acciones futuras serán más poderosas que el uso de estas palabras”, añadió. Desde ese 10 de marzo, Leonard no ha vuelto a tener participación en las redes sociales. A sus 29 años acumula nueve temporadas de experiencia en la NBA, donde desarrolló la mayoría de su carrera deportiva en los Portland Blazers. Su mejor curso fue el 2015/16, cuando disputó casi 22 minutos por partido para promediar 8,4 puntos y 5,1 rebotes. A día de hoy, Leonard tendrá que recuperarse por su cuenta de la lesión para luego demostrar que su desliz no fue más que un accidente. La tarea no será fácil.

NBA Miami Heat Call of Duty
El redactor recomienda