'Saludos cordiales', retrato de García y De la Morena: "No se entienden el uno sin el otro"
  1. Deportes
Se emite el último episodio

'Saludos cordiales', retrato de García y De la Morena: "No se entienden el uno sin el otro"

Pablo Juanarena, creador y presentador del podcast 'Saludos cordiales', explica el éxito del formato. Hoy se estrena su último episodio

placeholder Foto: Logotipo del podcast. (Imagen cedida por Pablo Juanarena)
Logotipo del podcast. (Imagen cedida por Pablo Juanarena)

Esta es la historia de un enfrentamiento que comenzó en 1989. Habían pasado ocho años desde que José María García abandonó la Ser. PRISA lo intentó todo para contrarrestar el arrollador liderazgo que ejercía en Antena 3 Radio, fundada seis meses después de su marcha. Pero no había forma. Hasta que ese año Alfredo Relaño, director de Deportes de la Ser, convenció a Eugenio Galdón para entregarle la medianoche a un joven de Brunete, José Ramón de la Morena.

Nació así una rivalidad que tuvo su punto más álgido cuando García llegó a la Cope, en 1992. Con motivo de la disputa entre ambos comunicadores, se estrenó el 14 de mayo un podcast en Radio Marca, ‘Saludos Cordiales’, presentado por Pablo Juanarena, que atiende a El Confidencial.

Pipi Estrada, que ingresó en el equipo de García en 1986, es el culpable de este podcast. Así lo confirma Juanarena: “Teníamos una sección en Radio Marca que se llamaba ‘Los Mundos de Pipi. Él nos contaba las historias que había vivido en su época. Le dije que molaban y que a la gente le gustaría escucharlas”.

La idea de colocar los programas de deportes a medianoche fue de Manuel Martín Ferrand, fundador de Antena 3 Radio y creador de ‘Hora 25’. Ferrand tenía claro quién tenía que ser el presentador: García. “Manolo, no nos van a escuchar ni nuestros familiares”, respondió José María a la propuesta. “Ferrand era el típico creador que tenía mucho olfato. Sabía colocar las piezas en su sitio. García hubiera triunfado en cualquier franja, pero se amoldó bien a la medianoche. Martín Ferrand vio que ese era su sitio”, comenta Juanarena.

1994-1996, el gran enfrentamiento

Juanarena cree que “la guerra fue entre la Cope y la Ser”, aunque comenzó cuando García estaba en Antena 3 Radio. “Si hablamos en acontecimientos, empezó en el Mundial de 1994 y finalizó en los Juegos Olímpicos de 1996. Fue la mayor batalla y no sólo entre los dos, también entre las redacciones”. De hecho, el primer episodio se titula ‘1.282 metros’, la distancia entre la sede de la Ser, en Gran Vía 32, y la de la Cope, en el número cuatro de la calle Alfonso XI.

placeholder José Ramón de la Morena. (Onda Cero)
José Ramón de la Morena. (Onda Cero)

Aquellos Juegos demostraron que la rivalidad estaba por encima de todo. “Fermín Cacho ganó la medalla de plata. Le esperaban Alfredo Martínez, del equipo de García, y David Alonso, de De la Morena. Llegaron a un acuerdo para la entrevista. Se adelantó Martínez y Alonso le agarró del brazo. Acabaron pegándose en el suelo. Casi los echaron a los dos”.

El nombre con el que se les conocía, y con el que ha sido titulada la serie de Movistar+, es Reyes de la Noche. “Realmente eran los peones de la noche porque tenían jefes. Había intereses ideológicos porque las empresas eran de diferente ideología. A la Ser y a la Cope les interesaba ganar”.

El podcast ha tenido una gran acogida, a diferencia de la serie. “Ha sido mucho mejor de lo que me esperaba. Es una barbaridad”. Preguntado por ‘Reyes de la Noche’, Juanarena confiesa que “la serie le ha parecido entretenida. Pero si apostaban por la ficción, tenía que haber sido más ficción. El producto ha dejado a la gente un poco descolocada por las expectativas. El relato del personaje de García no se parece nada”.

placeholder José María García, saludando en la calle. (EFE)
José María García, saludando en la calle. (EFE)

Comunicadores con poder

Aquella era la época de los grandes comunicadores: Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo, Antonio Herrero... “Tenían más poder que sus propias empresas. En los 80 y los 90, los directivos temblaban ante lo que podían decir los periodistas”. Luego desapareció ese poder, pero a eso volveremos más tarde.

Hubo divergencias en el éxito de ambos. García se hizo célebre por salir en TVE porque “el que salía en televisión era una estrella: sólo había una cadena”. Allí dejó rastro de sus críticas al poder. “Ahí empezó a ser crítico con mucha gente y eso llamaba la atención. Jesús Gallego me dijo que en este país no estábamos acostumbrados a tener una voz crítica con cualquier poder”. De la Morena, en cambio, tuvo éxito “por su forma de contar las cosas”.

Ninguno de los dos participa en el podcast “porque no se lo propuse”, sostiene Juanarena. “La historia que no se había contado es la de la gente que estaba alrededor de García y De la Morena. Tenía miedo de que me dijera que no uno de los dos. No iba a incluir declaraciones de uno sin tener las del otro”.

placeholder García entrevista a Gil en su etapa en la Cope. (COPE)
García entrevista a Gil en su etapa en la Cope. (COPE)

Una historia que involucró a sus colaboradores fue la que se relata en el episodio dos, ‘La Casa de Futre’. “Era el claro ejemplo de cómo se hacían las cosas en aquella época”. Pipi Estrada, Juan Antonio Alcalá y Ángel Rodríguez -reporteros de la Cope, la Ser y Antena 3 Radio- se presentaron en el domicilio del portugués para entrevistarlo. Todos querían ser los primeros en tener sus declaraciones, así que llegaron a un acuerdo. El que antes le dieran paso tendría al protagonista. Estrada se inventó que García había conectado con él y se llevó el gato al agua.

No hubo un acuerdo aquel día con Futre, pero sí en una ocasión con Míchel. “Chus Galán me contó que, cuando estuvo a punto de irse al Milán, compartieron al protagonistas. Pactaron turnos de quince minutos y cumplieron”.

Algunos protagonistas, como Javier Clemente y Perico Delgado, también se inclinaron por alguno de los bandos. “Las redacciones lo tenían tan claro que ni siquiera los llamaban. Nadie de la Ser intentaba hablar con Clemente, por ejemplo. Aunque también había protagonistas que jugaban a dos bandas, como Induráin”.

placeholder De la Morena, en su etapa en la Ser. (Cadena Ser)
De la Morena, en su etapa en la Ser. (Cadena Ser)

El auge de La Vuelta

La Vuelta Ciclista fue otro de los eventos que pasaron al primer plano gracias a José María García. De la Morena también se volcó en sus retransmisiones. El tercer episodio lo aborda. “La visión de García era que había que hacer La Vuelta y ajustar toda la programación. En Antena 3 se hacía y en Cope también, aunque tuvo problemas con Encarna Sánchez y Luis del Olmo. Esa visión se cumplía en Antena 3, un poco menos en la Cope y en Onda Cero, a pesar de ser el presidente, había gente que tenía que darle el ok”.

Los medios técnicos en aquella época eran muy deficientes y fue un milagro que La Vuelta Ciclista pudiera cubrirse de aquella manera. “Lo normal hubiera sido que les hubieran dicho que no a hacer aquella Vuelta por las dificultades que había”.

El ciclismo ilusionó a los españoles en una época en la que no había triunfos en el deporte. “Sólo habían triunfado fuera gente como Severiano Ballesteros. Como se seguía mucho el ciclismo, La Vuelta se cubrió a lo grande no sólo por García, por todos los medios. Era un evento al nivel del Mundial, la Eurocopa o los Juegos Olímpicos. Era el gran evento del año en España”.

En 1992 una jugada dejó fuera de juego a García: PRISA adquirió Antena 3 Radio, que en 1994 emitió por última vez. “Aquella fue mi mejor etapa”, reconoció. “Antena 3 fue ofrecida a los periodistas, pero ellos renunciaron”, apunta Juanarena. En aquel momento, era líder en el EGM por delante de la Ser.

placeholder García, durante su etapa en la Cope. (COPE)
García, durante su etapa en la Cope. (COPE)

García se fue a la Cope, donde continuó como líder hasta 1995, cuando se produjo el ‘sorpasso’. “En la Cope no fueron bien recibidos porque fue un fichaje muy mediático. Al marcharse se llevó a todos sus oyentes. Luego no ocurrió lo mismo cuando llegó a Onda Cero”.

En el 2000, García fichó por la única gran emisora en la que no había trabajado, Onda Cero. El objetivo era crear un gran grupo empresarial capaz de competir con el ‘Imperio del Monopolio’, como José María calificaba al grupo PRISA. “La peor decisión de mi carrera fue irme de la Cope”, confesó.

“Lo que falló en el intento de competir con PRISA desde ese conglomerado de empresas que hicieron era que las empresas ya tenían más poder que los periodistas. En ese momento, García creía que iba a seguir mandando y se da de bruces al llegar. La etapa de Onda Cero duró muy poco y estuvo marcado por los continuos enfados. Su parecer se imponía en Antena 3 y la Cope, pero no en Onda Cero”, explica Juanarena.

Jordi Évole los reunió a los dos hace tres años en Salvados.

A pesar del declive, a nivel de oyentes, que sufrió en Onda Cero, García disfrutó de su último servicio a la causa. “Fue el canto del cisne”, comenta Juanarena. Solucionó una huelga de controladores aéreos en el verano de 2001, cuando juntó al ministro de Fomento, Álvarez Cascos, con los sindicatos en su programa. “Movió a todos los periodistas que tenía por España para saber qué situación se vivía en los aeropuertos”.

La adaptación a los nuevos tiempos no fue el punto fuerte de ninguno. “García no se supo adaptar a la radio de hace 20 años, que era la que hacía de José Ramón. Ni De la Morena a la de ahora”.

El destino ha querido que ambos se hayan retirado en la misma emisora, Onda Cero. El adiós de García fue inesperado, en 2002. Se fue a la francesa. De la Morena, en cambio, puso fin a su idilio con la radio el 30 de junio. “Nadie pensó que aquello sería la despedida de García del periodismo. De la Morena, aunque se haya retirado, creo que seguirá haciendo algo mediáticamente”.

García estaba solo en la cima hasta que el jovenzuelo de Brunete se enfrentó a él. “El podcast es sobre García. Su auge y su caída. De la Morena es el actor secundario y necesario. El antagonista sin ser peyorativo. No se pueden entender el uno sin el otro. García era predominante y De la Morena el intento de contrarrestarlo”.

José María García Paulo Futre Podcast