La 'mano de Dios' de Maradona: el gol intencional, antirreglamentario... y divino
  1. Deportes
en el mundial de méxico del 86

La 'mano de Dios' de Maradona: el gol intencional, antirreglamentario... y divino

La polémica siempre ha ido de la mano del primer gol de Maradona de aquel día en el estadio Azteca: pero lo peor fue su otra consecuencia, ensombreciendo el segundo tanto, que sí fue legal

Foto: Imagen del famoso gol que Maradona le marcó con la mano a Inglaterra en el Mundial de Méxio 86
Imagen del famoso gol que Maradona le marcó con la mano a Inglaterra en el Mundial de Méxio 86

La figura de Diego Armando Maradona siempre ha estado rodeada de un halo de divinidad. Ahora, el autor de la 'mano de Dios' está más cerca de ese cielo en el que siempre lo han situado, aunque tras haber rozado el infierno. Poco después de cumplir 60 años, el argentino se tuvo que someter a principios de mes a una exitosa operación para extraerle un coágulo del cerebro; fue posteriormente dado de alta, con una hilera de aficionados esperándole en la puerta, mientras su médico, Leopoldo Luque, anunciaba que su recuperación era excelente. Pero luego no lo fue. Una parada cardiorrespiratoria se ha llevado al 'Pelusa', a Dieguito, al 'Cebollita', a 'D10S'.

["Lo que le faltaba a 2020": el mundo dice adiós a Maradona]

Ha sido calificado durante mucho tiempo como el mejor jugador de fútbol de la historia o, al menos, uno de ellos —esa eterna disputa Maradona vs. Pelé— y cuenta con un extenso historial de hitos deportivos. Entre ellos, obviamente, la 'mano de Dios', aquel gol anotado en un partido entre la selección argentina e Inglaterra durante los cuartos de final del Mundial de México del 86, que acabó con Argentina como campeona. El número 10 reconoció después de ese tanto que lo había conseguido "unn poquito con la cebza y un poquito con la mano de Dios", pero zanjó entonces la historia recordando lo que fue: un gol antirreglamentario, pero un gol al fin y al cabo. "El gol sigue siendo un gol, Argentina se proclamó campeona del Mundial y yo fui el mejor jugador del mundo", aseguró en aquel momento. "No puedo cambiar la historia".

Lo cierto es que más de dos décadas después acabó pidiendo perdón por aquel tanto. "Si pudiera disculparme, viajar atrás y cambiar la historia lo haría": reconocía un Diego Armando de 47 años al que por aquel entonces Pelé enviaba algún que otro mensaje. El brasileño —que siempre ha preferido a la figura de Alfredo di Stéfano como mejor jugador argentino (aunque nacionalizado español después) de todos los tiempos— con quien siempre competía Maradona reconoció, en un viaje a Madrid hace algo más de una década, que sí, Maradona era "muy bueno", pero que en realidad no pegaba bien "ni con la derecha ni de cabeza". "Yo mido 1,70 y fui capaz de hacer más de 300 goles con la testa. Sin embargo, Maradona solo logró un gol importante con la cabeza... y lo metió con la mano". La polémica siempre ha estado ahí.

Lo cierto es que el propio Maradona era consciente de sus limitaciones, dado que con su 1,67 de altura "no podía llegarle de ninguna manera a Shilton". "Gracias a Dios, que me dio el impulso del salto para llegar con la mano en el primer gol que les hice a los ingleses". La mano fue clarísima, pero el árbitro tunecino Alí Bennaceur lo dio por válido sin una mínima duda.

La sombra del 'gol del siglo'

La polémica en torno a la 'mano de Dios' ha perdurado en el tiempo, pero su consecuencia directa más nefasta fue la nube negra que creó sobre el segundo tanto del argentino en aquel partido, un gol soberbio (y totalmente reglamentario) que, 16 años después, se llevó el galardón de ser considerado el mejor gol de la historia. Más de 340.000 personas que participaron en una votación de la FIFA a lo largo de seis semanas acabaron considerando el segundo tanto de aquel Argentina - Inglaterra en el estadio Azteca como el 'gol del siglo'. "Es para llorar, perdónenme. (...) ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? (...) Gracias, Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2- Inglaterra 0". La locución del tanto fue mítica, gracias a la intervención del periodista uruguayo Víctor Hugo Morales.

Diego Armando Maradona
El redactor recomienda