despEDIdO en 2014 cuando era director técnico

La federación, condenada a pagar 200.000€ al padre de la estrella española de taekwondo

Jesús Tortosa, padre y entrenador del mejor taekwondista español del momento, ha ganado en primera instancia la demanda por despido improcedente en 2014. La RFET va a recurrir

Foto: Jesús Tortosa (hijo) acabó cuarto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. (EFE)
Jesús Tortosa (hijo) acabó cuarto en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. (EFE)

La Real Federación Española de Taekwondo (RFET) ha sido condenada a pagar una cantidad cercana a los 200.000 euros a Jesús Tortosa por despido improcedente en abril de 2014, tras más de nueve años como director técnico de la federación. La cantidad incluye la indemnización y el salario y las dietas adeudadas en el momento del despido, a las que se les suma un interés anual. Es una condena en primera instancia, por lo que la federación puede recurrir.

Tortosa fue despedido tres semanas después del Campeonato del Mundo Júnior disputado en marzo de 2014 en Taipei, donde España logró una medalla de oro, una de plata y dos de bronce. "Fue despedido a petición de los técnicos de la Federación y está siendo investigado por un juzgado de Madrid por falsedad en un contrato por el que reclama 300.000 euros de indemnización", declaró el presidente de la RFET, Jesús Castellanos, al diario 'Información' en abril de 2017.

En un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional incluido en la investigación que dirige el Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante contra varios directivos de la RFET se recoge una conversación telefónica de 2016 que contradice lo declarado por Castellanos en esa entrevista. En ella, el vicepresidente de la federación, Antonio Toledo, le dice al entonces gerente, Miguel Pérez Otín, que fue él quien le dijo a Castellanos que echara a Tortosa y lo sustituyera por Elena Benítez, que se mantiene en el cargo de directora técnica.

Jesús Tortosa padre (i) e hijo (d). Los dos saben lo que es representar a España en competiciones internacionales.
Jesús Tortosa padre (i) e hijo (d). Los dos saben lo que es representar a España en competiciones internacionales.

La investigación por falsedad a la que se refería Castellanos comenzó tras una querella penal interpuesta por la RFET después de que Tortosa presentara la demanda por despido improcedente. La policía científica realizó un informe pericial que dictaminó la veracidad de los documentos y demostró que la querella carecía de fundamento. La causa acabó siendo sobreseída, pero consiguió paralizar durante años el procedimiento sobre el despido: comenzó el 5 de mayo de 2015 y no tuvo sentencia hasta hace unas semanas. Además, la cantidad que reclamaba Tortosa no eran no eran 300.000 euros, sino unos 230.000 más los intereses de estos cuatro años.

Jesús Tortosa, que representó a España en competiciones internacionales en la década de los ochenta, es padre y entrenador del taekwondista del mismo nombre que representó a España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en la categoría de -58 kg. En la ciudad brasileña, con solo 18 años, quedó en cuarto lugar y confirmó su estatus de gran esperanza del taekwondo español para los siguientes años. En el Campeonato del Mundo de Muju (Corea del Sur) del año pasado, Tortosa fue el único español que ganó una medalla: un bronce.

Su carrera internacional al más alto nivel comenzó en 2014, con un bronce en el Campeonato de Europa celebrado en Bakú. Al año siguiente, también en la capital azerbaiyana, ganó la plata en los Juegos Europeos. En 2016 ganó la plata en -54 kg en el campeonato europeo que se disputó en Montreux (Suiza).

Tortosa ha declarado ante la UDEF dentro de la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 7 de Alicante, que investiga al presidente y a otros directivos de la federación por posibles delitos de fraude de subvenciones, malversación de caudales públicos, administración desleal, apropiación indebida y falsedad documental. En el último informe incorporado al sumario a principios de este año, la UDEF detalla irregularidades en las justificaciones para lograr subvenciones del Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2009.

Tras ser despedido en 2014, Tortosa se centró en la preparación de su hijo, cuyos resultados en 2014 le permitieron entrar en el Plan ADO con vistas a los Juegos Olímpicos que se iban a celebrar dos años después. Según la normativa del plan, a su padre le correspondía una beca por ser su entrenador personal, pero tras solicitarla a través de la RFET, no recibió respuesta. La misma situación se repitió en 2015, 2016 y 2017.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios