el español partía con 46 minutos de ventaja

Carlos Sainz se proclama campeón del Dakar

Stéphane Peterhansel tuvo serios problemas mecánicos este viernes en la penúltima etapa del Dakar. La última etapa, de trámite, no supuso un problema para el campeón madrileño

Foto: Sainz ha dejado el Dakar visto para sentencia. (Reuters)
Sainz ha dejado el Dakar visto para sentencia. (Reuters)

Carlos Sainz lo ha vuelto a hacer. Este sábado ha sumado su segundo Rally Dakar. Afrontaba la penúltima jornada, entre San Juan y Córdoba (Argentina), la segunda más larga de este Dakar, con 929 kilómetros, de los que 369 eran cronometrados, y prácticamente definitiva, con una holgada ventaja sobre el piloto francés Stéphane Peterhansel (Peugeot). Un accidente de su gran rival allanó más si cabe el camino del español, que entró en la meta a 19:37 del ganador de la etapa, Nasser Al Attiyah. En la última etapa, Sainz no tuvo problemas para certificar el triunfo, pues solo tuvo que pasar el trámite de una etapa sin grandes complicaciones de terreno o navegación.

Con esta victoria, el madrileño logra su segunda victoria en el gran rally de navegación, tras la de 2010 pilotando un Volkswagen. Entre medias, cinco años de abandonos. A su historial hay que sumarle los dos campeonatos que logró en el mundial de rallys, títulos que le convierten en uno de los grandes pilotos de siempre. Una "leyenda", como lo define en una felicitación este sábado de Fernando Alonso.

Peugeot se despide del Dakar

Sainz celebró su triunfo subido encima de su Peugeot junto a su copiloto Lucas Cruz tras terminar los 120 kilómetros cronometrados de la decimocuarta y última etapa del rally, ganada por el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), que logró el tercer lugar en la clasificación general, tras Al Attiyah. La victoria de Sainz en este Dakar permite a la marca francesa Peugeot despedirse de la carrera con un triunfo tras haber anunciado que ya no volverá a participar en el rally el próximo año.

El madrileño fue el único de los cuatro coches de Peugeot en el podio cuando al inicio de la carrera la marca francesa aspiraba a copar las tres primeras posiciones, como hizo el año pasado gracias a la superioridad de su coche, un prototipo creado en su gran mayoría por el propio Sainz especialmente para el Dakar. Sin embargo, los pilotos franceses Stéphane Peterhansel, Sébastien Loeb y Cyril Despres, compañeros de equipo de Sainz, sufrieron una serie de percances a lo largo de la carrera que los dejaron fuera de concurso o sin posibilidades de victoria.

El Dakar 2018 termina así su cuadragésima edición, la décima que se celebra en Sudamérica y la considerada más dura desde que esta prueba se celebra al otro lado del 'charco': menos de la mitad de los participantes que tomaron la salida pudieron cruzar la meta.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios