sufrió ante el valencia, pero sigue aún vivo

Cristiano insiste en luchar por la Liga hasta el último suspiro

Un doblete del portugués guía al Madrid hacia una victoria que le permite seguir aspirando a ganar la Liga a falta de una jornada, pese a que el Valencia estuvo muy cerca de hacer campeón al Barça

Foto: Cristiano marcó otro doblete (REUTERS Paul Hanna).
Cristiano marcó otro doblete (REUTERS Paul Hanna).

El Madrid empezó la penúltima jornada de la Liga necesitando que en los siguientes 180 minutos los dos equipos que tenía por delante se dejaran algún punto para poder optar a ganar el título, siempre y cuando los que visten de blanco ganasen los dos partidos que le quedaban por delante. Después de los primeros 90 minutos, el camino recorrido se encuentra a mitad, y si bien la recta final es realmente empinada, tanto que quizá no le dé la vida, estar todavía con opciones de ser campeón es un éxito, visto lo visto en los meses posteriores. 

La victoria contra el Valencia era, probablemente, la más complicada que tenía que lograr cualquiera de los tres candidatos al triunfo final. Primero porque el Valencia es, pese a todo el despiporre que le rodea, un buen equipo. Y segundo, porque el Levante estaba ya descendido y el Espanyol no ha demostrado desde hace tiempo que pueda ganar al Barça. Esto último se volvió a confirmar, por cierto. El Madrid ganó, pero sufriendo, como parece lógico. Pero el Atleti dejó un regalo en la ciudad de ese equipo. Cristiano se encargó de recoger el guante y, por ahora, poner al Madrid segundo, que ya es un paso importante. El sueño del madridismo, ahora, es el traslado del fantasma de Tenerife a Granada.

A pesar de sus problemas físicos que le han mermado en las últimas semanas, Cristiano quería estar otra vez sobre el campo y mantener a su equipo de pie, aún retando al campeón y esperando un despiste para asestar un gancho para robarle el cinturón. En muchos partidos de esta temporada, el portugués ha aparecido exclusivamente cuando se ha tratado de marcar goles, que al final es lo que cuenta, pero hay otras muchas facetas en las que pudo aportar y no lo hizo. Ahora que el Madrid lo necesitaba, jugó uno de sus partidos más completos.

Arbeloa, con el brazalete de capitán, se despidió entre aplausos del Santiago Bernabéu (EFE Ballesteros).
Arbeloa, con el brazalete de capitán, se despidió entre aplausos del Santiago Bernabéu (EFE Ballesteros).

Los dos goles son simples productos de su buen hacer. Sin Bale, el líder del Madrid en los últimos tiempos, Cristiano se volvió a sentir responsable del devenir de su equipo y tuvo la necesidad de participar constantemente en el juego, algo extraño en él. Con Benzema recuperado y Lucas en la derecha, el '7' se movió con libertad, participando, haciendo jugar. Y marcando, por supuesto, que en eso es único.

Se le notaron las bajas al Madrid, como no podía ser de otra manera. Sobre todo Modric, que es cuarto y mitad de este equipo. Y eso que James, en su regreso al once, no estuvo tan apático como en ocasiones anteriores. Pero cuando el Madrid dominaba el marcador, nunca se encontró con la templanza que aporta el croata para manejar la pelota, el ritmo del partido y, así, evitar que el Valencia se metiera en el partido. En ello también influyó notablemente la incomprensible descomposición que organizó Zidane con los cambios. Acabó con cinco defensas (para dar entrada a Arbeloa y que recibiera el último homenaje de su Bernabéu), cuatro centrocampistas y Jesé como única referencia ofensiva. El Madrid se encerró y el Valencia atacó, porque, total, no tenían nada que perder.

También notó el Madrid que jugó Varane. El francés es uno de los mejores centrales del mundo, pero su mejor versión está lejos. No demuestra la seguridad de otros días. Su despeje para el remate blando a la frontal del área que acabó en el gol de Rodrigo es la muestra. Con el de André Gomes poco se puede decir: golazo a la altura de su calidad.

Mucho se puede comentar, sin embargo, del gol de Benzema. Más en particular sobre el doble error del asistente de Fernández Borbalán, ya que dio validez a un pase inicial a Benzema en el que el francés estaba en fuera de juego claro y sí lo señaló cuando la 'asistencia' a Karim se la dio un jugador del Valencia. No estuvo fino el hombre. Tampoco el Madrid en general, pero, como le está pasando últimamente, gana, que es suficiente. Y van once seguidas en Liga... y puede que no le valga para ser campeón.

Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Casilla; Danilo, Varane, Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, James; Lucas (Jesé, m.75), Cristiano (Arbeloa, m.79( y Benzema (Kovacic, m.65)

2 - Valencia: Alves; Barragán, Mustafi, Abdennour (Santi Mina, m.46), Siqueira; Javi Fuego, Parejo, Enzo Pérez (Piatti, m.85); Cancelo (Andre Gomez, m.46), Rodrigo y Alcácer.

Goles: 1-0, m.26: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.:43: Benzema; 2-1, m.55: Rodrigo. 3-1, m.58: Cristiano Ronaldo. 3-2, m.81: Andre Gomes

Árbitro: David Fernández Borbalán, del Comité Andaluz. Expulsó a Rodrigo Moreno con roja directa (m.83) y mostró tarjeta amarilla a Enzo Pérez, Siqueira, Andre Gomes y Javi Fuego, del Valencia y a Casemiro, del Real Madrid..

Incidencias: encuentro de la trigésima séptima y penúltima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 72.987 espectadores.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios