Los 10 mejores 'piercings' para ombligo
  1. DeCompras
PARA CHICAS Y MUJERES

Los 10 mejores 'piercings' para ombligo

Además de ser un accesorio deseado por muchas chicas adolescentes, los 'piercings' de ombligo son cada vez más vistos en mujeres adultas. Descubre las ventajas de este adorno

Foto: Un piercing de ombligo al detalle (Foto: Pixabay)
Un piercing de ombligo al detalle (Foto: Pixabay)

Un piercing en el ombligo es el sueño de muchas adolescentes. Sin embargo, no puede catalogarse como un capricho de juventud ya que estos adornos para el abdomen con forma de aro o mancuerna son utilizados por mujeres de todas las edades. ¡También los hay para hombres! Aunque ellos suelen optar por otras alternativas. En cualquier caso, se trata de pequeñas joyas capaces de transmitir originalidad, buen gusto y atrevimiento.

Este set de pendientes para el abdomen Punkjewerly es un buen ejemplo. Han sido elaborados en acero quirúrgico de la máxima calidad y tienen una relación calidad-precio excelente. Esto, unido a los magníficos comentarios de los clientes que lo han comprado en Amazon, nos ha llevado a elegirlos como los mejores piercings de esta comparativa. Aunque esta joya de Piercingline también merece una mención especial por su exquisito diseño. Dos buenas opciones, pero hay otras que queremos que conozcas antes de decidirte.

El mejor, nuestra elección: Piercing de ombligo de acero quirúrgico Punkjewerly

Con un 4,5 sobre 5 y un 70 % de reseñas de 5 estrellas, estos son los mejores piercings para el ombligo de la marca Punkjewerly para los clientes de Amazon. Han sido fabricados en acero quirúrgico y, por tanto, son totalmente hipoalergénicos e ideales para ser utilizados justo tras realizar la perforación. Al respecto nos cuenta África que “llevé uno el día que acudí al centro de tatuajes y fue el propio perforador el que me lo puso. Lo tuve 5 meses hasta que la herida cicatrizó y pude cambiarlo por otro sin que me diese ningún problema”. En total, la oferta se compone de 12 unidades de tipo barra metálica.

Piercing de ombligo de acero quirúrgico Punkjewerly
Piercing de ombligo de acero quirúrgico Punkjewerly
Ver precio

Segunda opción: Piercing para el ombligo de acrílico flexible Piercing-Dreams

El mejor piercing para el ombligo de la marca Piercing-Dreams según las opiniones de los usuarios de Amazon. Alcanza el 4,5 sobre 5 de nota media y el 77 % de valoraciones de 5 estrellas. Está disponible en 7 colores diferentes y ha sido fabricado en acrílico flexible. Por este motivo, “es ideal para gorditas como yo” (Carolina) y también para embarazadas que se realizaron la perforación antes y que se sienten incómodas con pendientes metálicos para el abdomen. Mide 11 mm de largo y la espiga es de 1,6 mm de diámetro.

Piercing para el ombligo de acrílico flexible Piercing-Dreams
Piercing para el ombligo de acrílico flexible Piercing-Dreams
Ver precio

Alternativa: Piercing tipo anillo para el ombligo Punkjewerly

El segundo mejor piercing para el ombligo de la marca Punkjewerly para los consumidores en Amazon. Tiene forma de anillo, es de titanio y se puede elegir en dos tamaños (11 mm y 12,7 mm), aunque su grosor es siempre de 1,6 mm. “Es muy fácil de poner y, la verdad, queda genial. Un aro colgante muy sencillo y elegante” dice María sobre él. Luce un 3,5 sobre 5 y un 42 % de análisis de 5 estrellas.

Piercing tipo anillo para el ombligo Punkjewerly
Piercing tipo anillo para el ombligo Punkjewerly
Ver precio

Piercing para ombligos de acero inoxidable color oro rosa VFUN

Ahora vamos con los mejores piercings para el ombligo de la marca Vfun. Sus compradores en Amazon le otorgan un 4 sobre 5 y un 55 % de comentarios de 5 estrellas. En concreto, la oferta consta de 6 piezas distintas de estilo banana (curvadas) y elaboradas en acero inoxidable. Es posible elegir entre dos colores (rosa y gris) y vienen dentro de una bolsa de terciopelo negro que, como afirma Silvia, “es perfecta para regalo. Tienen una relación calidad-precio magnífica”.

Piercing para ombligos de acero inoxidable color oro rosa VFUN
Piercing para ombligos de acero inoxidable color oro rosa VFUN
Ver precio

Piercing del ombligo para embarazada Sailimue

Para los clientes de Amazon, estos son los mejores piercings para el ombligo de la marca Sailimue. Así lo demuestra su 4,2 sobre 5 y su 57 % de máximas puntuaciones. Por ejemplo, Patricia nos cuenta acerca de ellos que “son muy bonitos y elegantes. Un adorno corporal extremadamente original que me he acostumbrado a lucir con tops cada verano. ¡Me encantan!”. La espiga es de acero inoxidable y los adornos de circonio cúbico transparente sin cadmio, níquel ni plomo. Cuentan con 4 meses de garantía por parte del fabricante.

Piercing del ombligo para embarazada Sailimue
Piercing del ombligo para embarazada Sailimue
Ver precio

Piercing de ombligo diseño de bola de cristal Gleader

Sin duda, el mejor piercing para el ombligo de la marca Gleader a tenor de las valoraciones de los usuarios de Amazon. Alcanza el 4 sobre 5 y el 57 % de calificaciones máximas. También es de estilo banana y cuenta con una espiga de acero inoxidable y dos bolas de cristal talladas como elementos decorativos. En este sentido, Cristina nos comenta que “es de muy buena calidad. Le he dicho a mis amigos que es de plata y cristales de Swarovski y se lo han creído sin vacilar”.

Piercing de ombligo diseño de bola de cristal Gleader
Piercing de ombligo diseño de bola de cristal Gleader
Ver precio

Piercing para el ombligo con colgante de hada Lau-Fashion

“Tengo 17 años y mis padres no me dejaban perforarme el ombligo. Como no quería esperar a los 18, les convencí de que me compraran este. Ellos están contentos y yo también”. Esta opinión, firmada por Amanda, resume perfectamente la principal peculiaridad del mejor piercing para el ombligo de la marca Lau-Fashion. Puede colgarse del abdomen sin necesidad de disponer de un orificio en la piel, es muy cómodo de usar y ha sido fabricado en materiales de gran calidad. Además, incluye un anillo de plata de 13 mm de diámetro.

Piercing para el ombligo con colgante de hada Lau-Fashion
Piercing para el ombligo con colgante de hada Lau-Fashion
Ver precio

Piercing de ombligo dorado PIERCINGLINE

Llega el turno del mejor piercing para el ombligo de la marca Piercingline. Quienes lo han adquirido en Amazon le conceden un 4,2 sobre 5 y un 60 % de evaluaciones de 5 estrellas. Su longitud es de 1 cm y ha sido elaborado en acero quirúrgico y plata rosada. Según Victoria, “su diseño es espectacular. Nunca había tenido un pendiente para el ombligo tan bonito ni de tanta calidad como este. Me lo regaló mi novio y solo puedo decir que me encanta”.

Piercing de ombligo dorado PIERCINGLINE
Piercing de ombligo dorado PIERCINGLINE
Ver precio

Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile

Los mejores piercings para embarazadas de la marca Briana Williams en base a los comentarios de los usuarios de Amazon, que les dan un 3,9 sobre 5 y un 47 % de puntuaciones de 5 estrellas. El pack se compone de dos pendientes colgantes y otros dos de tipo banana totalmente flexibles. Esto hace que lo puedan usar sin problemas mujeres en proceso de gestación. De ello da fe Margy al decir que “me hice la perforación con 16 años y, ahora que tengo 30, me sigue encantando llevar pendientes en el ombligo. Me quedé embarazada y temí tener que quitármelo, pero con estas joyas no he tenido que hacerlo y no siento ninguna incomodidad”. Además, los modelos colgantes tienen diseños muy originales.

Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile
Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile
Ver precio

Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile

¿Eres de esas personas que se cambian el piercing del ombligo prácticamente a diario?. Pues, entonces, esta oferta que te presentamos para terminar te va a encantar. ¿El motivo? Se compone de 50 pendientes de tipo mancuerna, cada uno de ellos con un diseño diferente. La espiga es metálica y las bolas de acrílico de alta calidad. Como dice Olga, “están geniales. Por este precio merece mucho la pena si te gusta cambiar de estilo cada poco tiempo”. Llega al 3,9 sobre 5 y al 55 % de revisiones de 5 estrellas.

Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile
Piercings corporal de ombligo tipo mancuerna SHINEstile
Ver precio

¿Cómo elegir un piercing para el ombligo?

Encontrar el piercing para el ombligo recomendado para ti solo es posible si tienes en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Material. En esta comparativa de piercings para el ombligo hemos visto pendientes de oro, plata, acero, plástico e, incluso, de cristales de Swarovski. Una vez que la perforación haya cicatrizado podrás usar el que más te guste.
  2. Tamaño. No solo es una cuestión estética. Por ejemplo, un piercing de ombligo para el embarazo es más grande que uno normal ya que, durante la gestación, la piel del abdomen se estira y un piercing pequeño puede clavarse en ella y generar incomodidad.
  3. ¿Será el primero? En ese caso, compra un piercing para el ombligo de titanio, de acero quirúrgico o de oro de 14 quilates o más. Esos son los materiales recomendados para prevenir infecciones en la perforación hasta su cicatrización completa.
  4. Diseño. Dependerá exclusivamente de tus gustos y de tu estilo.
  5. Tipo. Los hay dobles, de tipo argolla o aro, colgantes, invertidos... Existen multitud de opciones entre las que elegir.
  6. Precio. Salvo que hablemos de un piercing para el ombligo de oro blanco o que contenga alguna piedra preciosa, podrás comprarlos por menos de 5 €.
  7. Mejores marcas de piercing para el ombligo. Según las opiniones en pendientes para el abdomen analizadas, Punkjewerly, Piercing-Dreams y VFun son las más interesantes del momento.

¿Por qué colocarse un piercing en el ombligo?

Un piercing en el ombligo es una perforación realizada en esa zona del vientre con el propósito de insertar una pieza de joyería. Su origen es étnico y remoto. De hecho, las personas de muchas culturas llevan haciéndoselos miles de años. Sin embargo, en Occidente es una práctica que se volvió popular a finales del siglo XX y, sobre todo, a comienzos del siglo XXI con el objetivo de mostrar rebeldía, pertenencia a una determinada tribu urbana o colectivo social o, simplemente, para adornar el cuerpo.

Foto: Las orejas de Scarlett Johansson tienen casi todos los piercings... ¿Se hará el del outer conch? (Getty)

Sin duda, hay muchos motivos por los que lucir un piercing en el ombligo:

  • Realzar el abdomen y el vientre, sobre todo, cuando ha sido previamente trabajado en el gimnasio.
  • Seguir las últimas tendencias de la moda.
  • Emular a estrellas del cine o de la música.
  • Expresar individualidad y filosofía de vida.
  • Es una zona del cuerpo que se puede ocultar con facilidad. Por ejemplo, es posible mostrarlo durante el verano luciendo un top y ocultarlo en el trabajo bajo una blusa. Esto no sucede con otros tipos de piercings como los realizados en las orejas, labios o nariz.
  • Resulta menos molesto de hacer y tiene menos propensión a la infección que otras partes del cuerpo.

¿Quiénes pueden colocarse un piercing en el ombligo?

En general, cualquier persona que tenga más de 16 años, si bien es cierto que hay algunas excepciones que conviene considerar:

  • Autorización legal. Imprescindible para los menores que tengan entre 16 y 18 años. Sin ella y sin el acompañamiento del padre, madre o tutor dentro de la clínica no podrán realizarse la perforación en el ombligo.
  • Problemas de cicatrización. Las personas con enfermedades cardiovasculares o hepáticas, así como quienes sufran hemofilia o diabetes, no pueden realizarse un piercing en el ombligo. Lo mismo sucede con quienes toman medicamentos que afecten negativamente a la capacidad de cicatrizar la piel. Hablamos, por ejemplo, de los anticoagulantes o de los corticoides.
  • Mujeres embarazadas. El incremento de los niveles hormonales, unida a la mayor elasticidad de la piel del abdomen durante la gestación, no hacen recomendable hacer una perforación en el ombligo durante esos meses.
  • Alergias. Algunas personas desarrollan reacciones alérgicas cutáneas al estar en contacto con metales propios de los piercing de joyería para el ombligo.
  • Propensión a sufrir cicatrices queloides. En este caso, la cicatriz se vuelve más grande que la herida original, lo que provoca un resultado estético poco agradable.
  • Infecciones cutáneas previas en la zona. Sobre todo, herpes y verrugas. Si ya existen no debes hacerte la perforación.

¿Cuánto cuesta un piercing en el ombligo?

Los perforadores suelen cobrar entre 15 € y 20 € por realizar este trabajo. A eso deberás sumar el precio de la joya que quieras ponerte. Un piercing para el ombligo barato puede costarte menos de 5 €. Así que, en total, difícilmente vas a tener que gastar más de 25 € para ponértelo.

Tipos de piercings para el ombligo

En el mercado puedes encontrar todos estos tipos de piercing para el ombligo:

  • Piercing para el ombligo tipo argolla. Tiene forma circular, pero es bastante más grueso que un aro convencional para perforaciones corporales. Es el utilizado más habitualmente para la nariz.
  • Piercing para el ombligo inverso. La perforación se realiza en la cresta superior del ombligo, de modo que la forma natural del piercing suele ser colgante. Sin embargo, en este caso, el diseño sube hacia arriba, lo que provoca un efecto muy original.
  • Piercing para el verdadero ombligo. La mayoría de las personas tienen el ombligo hacia dentro. Sin embargo, también las hay que lo poseen hacia afuera. Eso se denomina 'verdadero ombligo' y estas joyas están específicamente diseñadas para él.
  • Piercing para el ombligo doble. Está compuesto por dos joyas unidas entre sí. Para usarlo es necesario tener dos perforaciones en el ombligo.
  • Piercing para el ombligo horizontal. Se coloca en la parte inferior del ombligo, no en la superior. Generalmente, es un complemento a la perforación de la cresta superior.
  • Piercing para el ombligo tipo barra curva o estilo banana. Tiene forma de plátano (de ahí su nombre) y cuenta con una bola o adorno en cada extremo para evitar que la barra metálica se salga. Es uno de los más populares.
  • Piercing para el ombligo tipo aro. Similar al piercing para la oreja. Es un aro metálico de escaso tamaño del que suele colgar algún adorno.
  • Piercing para el ombligo colgantes. Cuenta con un enganche en la parte superior del que cuelga un adorno.
  • Piercing para el ombligo para hombres. Igual que el de mujeres, aunque suele ser un poco más grande. Es menos habitual ya que, aproximadamente, solo un 4 % del total de personas que se lo ponen en esta parte del cuerpo pertenecen al género masculino.
  • Piercing falso para el ombligo. No necesita perforación. Se adhiere a la piel mediante una pinza o un adhesivo especial, lo que hace que sea ideal para jóvenes que aún no tienen la edad legal para ponerse uno normal o a los que sus padres no han dado permiso. Su problema es que se caen y se pierden con facilidad.

¿Pueden las embarazadas tener el piercing del ombligo?

. Sin embargo, debemos hacer una consideración. Si eres mujer, no debes ponerte un piercing para el ombligo durante la fase de gestación por estos motivos:

  • Tus niveles hormonales pueden estar desequilibrados. Esto afecta al sistema inmune y te harán más propensa a sufrir infecciones.
  • La piel del abdomen está más sensible. Eso puede traducirse en irritación, dolor e, incluso, rechazo del piercing.

Los piercing de ombligo pueden causar infecciones durante el embarazo

Sin embargo, si te hiciste la perforación en el ombligo antes de quedarte embarazada, tienes varias opciones:

  • Quitarte el piercing del ombligo cuando empieces a sentir incomodidad.
  • Sustituir la joya por otra más grande y flexible. Ten en cuenta que la piel del abdomen se estirará y que un piercing pequeño puede causarte molestias.

¿Dónde colocarse un piercing del ombligo?

En centros de tatuaje y perforaciones. Es cierto que en Internet puedes encontrar manuales para ponerte el piercing en casa, pero desde aquí te desaconsejamos encarecidamente hacerlo. Si no tomas las medidas adecuadas de higiene el riesgo de infección es muy alto. Además, la zona del ombligo es muy delicada.

Foto: Pendientes de Pull and Bear. (Cortesía)

De hecho, debes asegurarte de que el perforador al que recurras para ponerte tu piercing en el ombligo cumpla con los siguientes requisitos:

  • Titulación específica. El perforador ha debido superar un curso de formación sobre la materia y tener nociones avanzadas de anatomía. Además, ha de conocer el proceso de curación y disponer de recursos sanitarios adecuados por si surge algún problema.
  • Vacunas. Es obligatorio por ley que el perforador esté vacunado contra el tétanos y la hepatitis B.
  • El material. La aguja debe estar previamente envasada. De hecho, ha de abrir el envoltorio delante de ti. En cuanto al material, debe ser de acero quirúrgico, titanio u oro de 14 quilates o más. La pistola perforadora solo puede usarse en el lóbulo de la oreja.
  • Guantes. Estériles y desechables. Al igual que la jeringuilla, deben estar previamente sellados.
  • Documento de consentimiento informado. Tendrá que explicártelo en detalle y permitirte que lo leas. Sin tu firma y, si tienes entre 16 y 18 años, la de tus padres o tutores legales no podrá hacerte la perforación.

¿Cuál es el procedimiento para abrir un piercing en el ombligo?

El proceso de colocación del piercing para el ombligo consta de 5 etapas:

  1. Elección del lugar de colocación. El pèrforador buscará un pliegue en la cresta superior del ombligo que tenga la suficiente elasticidad como para colocar la joya.
  2. Desinfección. El profesional empapará un hisopo o una gasa en alcohol y, posteriormente, frotará con él la parte externa del ombligo para desinfectar el área y prevenir infecciones.
  3. Marcado. Tendrás que ponerte de pie y completamente estirado. En esa posición, el perforador te hará dos marcas que servirán como guía para la aguja.
  4. Perforación. El pliegue de la piel es sujetado con unas tenazas de modo que se vean las marcas por ambos lados. Después, según el criterio del perforador, empleará agujas para abrir el piercing de tipo americano y diámetro 14g o un catéter 16g para realizar la perforación.
  5. Colocación. Con la ayuda del catéter o la aguja, se inserta la punta de la joya para el abdomen por el orificio hasta llevarlo a su lugar definitivo.

¿Cuál es la pieza recomendada para abrir un piercing en el ombligo?

Aunque lo habitual es utilizar en primer lugar un piercing para el ombligo estilo banana, lo cierto es que la forma da igual. Lo realmente importante es el material en el que haya sido fabricado. En este sentido, tu primera joya para el abdomen debe haber sido elaborada en acero quirúrgico, titanio u oro de 14 quilates o más.

Acero quirúrgico y titanio son los materiales más seguros para un piercing de ombligo

El motivo es sencillo. Estos son los mejores materiales para prevenir un ombligo infectado al cabo de pocos días. Además, no generan rechazo ni causan irritación en la piel. Una vez que la perforación esté totalmente curada ya podrás sustituirlo.

¿Cuándo puedo cambiar la pieza del ombligo?

Como mínimo, deberás esperar 4 meses. Ese es el plazo aconsejado por la Asociación de Perforadores Profesionales. De hecho, en el caso de personas con la piel especialmente sensible, es recomendable aguardar hasta 1 año. Esos son los plazos manejados para la curación total y la formación de la cicatriz de piercing del ombligo definitiva. Realizar el cambio antes eleva el riesgo de infección e, incluso, puede hacer que el orificio se cierre y resulte imposible colocar la pieza.

¿Duele el piercing del ombligo?

Cada persona es un mundo y tiene su propio umbral de tolerancia al dolor. Sin embargo, la perforación del ombligo es una de las menos dolorosas que existen. De hecho, el nivel de molestia sentido es similar al experimentado al poner un piercing en el lóbulo de la oreja. La mayoría de personas que se lo han hecho la sitúan en un 2-3 sobre 10. Una cifra muy baja si se compara con el dolor generado por las perforaciones en el cartílago de la nariz o de la oreja.

Si eres una persona especialmente sensible te recomendamos no mirar tu abdomen mientras el perforador se ocupa de colocarte el piercing. Así evitarás mareos y, en el peor de los casos, un desmayo. Por su parte, es normal que la zona se inflame ligeramente y que sientas un poco de dolor durante los 4 o 5 primeros días, pero este remitirá rápidamente siempre que no haya infección. Siempre puedes tomar un analgésico para rebajarlo durante ese lapso de tiempo.

¿Cómo curar y desinfectar un piercing en el ombligo?

Los cuidados del piercing en el ombligo posteriores a la perforación son muy importantes para su correcta curación. Esto se debe, fundamentalmente, a que el riego sanguíneo en la zona es más bajo que en otras partes del cuerpo y a que existe un roce con la ropa prácticamente continuo.

Pero ¿cómo se hace? Aquí vamos a explicarte una guía básica de cuidados para tu piercing en el ombligo:

  1. Limpia tu ombligo con asiduidad. Al menos, 2 o 3 veces al día usando un hisopo o gasa empapada en suero fisiológico o en agua y sal marina.
  2. Hidrata la zona. Pero no con loción hidratante convencional, sino con la crema cicatrizante que te recomiende el perforador o el farmacéutico. Aplícala también un par de veces al día como mínimo.
  3. Ten paciencia. Debes hacer esto, como mínimo, durante 4 meses, aunque el proceso de cicatrización puede durar bastante más.

Por su parte, para evitar infecciones de piercing en el ombligo, es imprescindible que no cometas los siguientes errores durante el proceso de curación:

  • Quitar las costras. Durante el proceso de cicatrización, tu cuerpo segregará linfa que, al secarse, formará una corteza sobre la herida. Es lo que denominamos costra o postilla y no debes arrancártela o puedes incrementar el tamaño de la cicatriz y retrasar el proceso de sanación. Con el tiempo se caerá sola.
  • Mover el piercing. Muchas personas lo hacen creyendo que con eso evitarán que la joya se quede pegada. Pero lo cierto es que provoca la entrada de bacterias en el orificio e incrementa el riesgo de infección. Además, cuando la pieza es pequeña y la perforación poco profunda, existe el riesgo de sufrir el rasgado de la piel de la zona.
  • Cambiar la joya antes del plazo recomendado. Puede provocar la entrada de bacterias e infecciones. Además, la perforación no estará sanada y puede costar volver a introducir la joya.
  • Usar cremas y lociones. Atrapan la humedad, obstruyen los poros y retardan el proceso de cicatrización.
  • Ponerte ropa ajustada. El roce de la ropa puede provocar la aparición de hinchazón, enrojecimientos y bultos en la piel. Ponte prendas holgadas y deja al aire el piercing la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Darte baños prolongados. El agua con sal puede ser beneficiosa, pero no en exceso. Además, el cloro también puede provocarte irritaciones.

¿Cuánto tarda en curarse el piercing del ombligo?

Como dijimos antes, hasta los mejores piercing para el ombligo tardan, como mínimo, 4 meses en cicatrizar completamente. Eso en el mejor de los casos. La escasez de riego sanguíneo en la zona y la elevada fricción generada por la ropa hace que lo habitual sean 6-9 meses. Si sufres una infección, entonces hablaríamos de 1 año o más.

¿Qué consecuencias tiene un piercing del ombligo sin los cuidados adecuados?

Sé consciente a la hora de comprar un piercing para el ombligo de que tendrás que seguir escrupulosamente la rutina de cuidados descrita anteriormente durante bastantes meses. De no hacerlo, tendrás muchas posibilidades de sufrir las siguientes consecuencias:

  • Infecciones en la zona.
  • Molestias y dolor constante.
  • Cicatrización más lenta de lo normal.
  • Cicatriz de mayor tamaño y menos estética.
  • En el peor de los casos, cierre de la perforación y necesidad de volver a realizarla.

¿Cómo saber si se infectó el piercing en el ombligo?

Hay una serie de síntomas y señales que evidencian que el piercing para el ombligo se ha infectado. Son estos:

  • Enrojecimiento e hinchazón en la zona.
  • Supuración de pus al presionar los alrededores de la perforación con los dedos.
  • Mal olor en el ombligo.
  • Dolor punzante.
  • Fiebre y malestar general.

¿Cómo tratar un ombligo infectado?

Lo primero es mantener la calma y, por mucho que te duela, no sacarte la joya de la perforación. Eso podría empeorar el estado de la herida y favorecer la entrada de mayor cantidad de bacterias que empeoren el estado de la infección.

  1. Dicho esto, el siguiente paso es visitar al perforador para pedirle consejo o acudir directamente a tu médico de cabecera. Cualquiera de ellos marcará un tratamiento con:
  2. Peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Deberás empapar una gasa o hisopo en ella y limpiar la zona con mucho cuidado para desinfectarla.
  3. Cremas antibióticas. Serán las que realmente combatan la infección y eviten que los síntomas vayan a más.

Ya tienes toda la información que necesitas para encontrar la mejor oferta en piercings para el ombligo y para cuidar de él. Sin duda, una joya con la que dar un toque más original y atrevido a tu look.

Compras
El redactor recomienda