Las mejores muselinas para arrullar a tu bebé y que se sienta protegido
  1. DeCompras
UN ACCESORIO QUE SIEMPRE VIENE MUY BIEN

Las mejores muselinas para arrullar a tu bebé y que se sienta protegido

La muselina es muy útil y versátil para interaccionar con tu bebé y procurar que se sienta seguro junto a ti

Foto: Las mejores muselinas para arrullar a tu bebé y que se sienta protegido
Las mejores muselinas para arrullar a tu bebé y que se sienta protegido

Arrullar y acunar a un bebé es un acto casi innato que nace instintivamente en los padres, y que se lleva haciendo desde el inicio de la humanidad. Es natural que, al nacer, el bebé se sienta perdido con tanto espacio a su alrededor, por eso es importante practicar el porteo, es decir, el tener cerca del cuerpo de los papás y las mamás al pequeño para ayudarle a sentirse calmado y seguro. Por eso, la muselina de bebé se ha convertido en un regalo estrella para un recién nacido ya que, como veremos más adelante, se va a utilizar casi diariamente durante sus primeros meses de vida.

Por si aún no te queda del todo claro su uso, intentaremos dar respuesta a preguntas acerca de las muselinas y conoceremos cuáles son las mejor valoradas por los clientes de Amazon, entre las que destacan la muselina Amazing baby o la de la marca Zollner, sin duda, de las mejores muselinas del mercado en relación calidad-precio.

El mejor, nuestra elección: Set de mantas de muselina para bebés Amazing baby

VER PRECIO

Este pack de 4 mantas de muselina tiene una nota de un 4,7 sobre cinco y el 85% de los clientes de Amazon ha valorado este producto con las cinco estrellas, es decir, con la máxima puntuación que se puede dar. Esta muselina está fabricada en algodón 100% de primera calidad y con un tejido de trama abierta, mejora la transpirabilidad y evita el exceso de temperatura corporal. Además, presenta un diseño único de la artista Lynette Damir y su gran tamaño y su forma cuadrada son perfectas para el arrullo del bebé.

Set de mantas de muselina para bebés Amazing baby
Set de mantas de muselina para bebés Amazing baby

Entre las opiniones de los clientes que lo han comprado destacamos la de Susana, que comenta que “lo que más me ha gustado es que son muy suaves y tienen un tamaño adecuado para poder llevar donde quieras. Viene en una caja con una presentación muy bonita, lo que le hace ser un perfecto regalo a un precio súper recomendable”. María José, por su parte señala que “me gusta porque son multiusos y puedes prácticamente usarlas a diarios para cosas diferentes. Nunca había tenido unas mantitas tan suaves y chulas como éstas”.

Segunda opción: Muselinas para bebés ZOLLNER

VER PRECIO

El 73% de los clientes de Amazon que han comprado este pack de muselinas han dado una valoración de cinco estrellas, obteniendo una nota de 4,5 sobre 5. “Buena calidad-precio. Las compré en verano y me han resultado súper útiles ya que les puedes dar muchos usos por su tamaño ideal” dice Beatriz, cliente de Amazon que está encantada con el producto. También lo está Cora, que opina sobre ella que son “¡sencillamente perfectas! Las he usado para todo: para arropar a mi pequeño, protegerle del sol, para proteger del sudor, etc. Las he lavado muchas veces y no pierden la textura para nada. Son fáciles de planchar. Repetiría seguro”.

Muselinas para bebés ZOLLNER
Muselinas para bebés ZOLLNER

Se trata de un pack de cinco muselinas para bebé de algodón de 70x70 centímetros de la marca Zollner, que es un referente en el ámbito de los textiles. Fabricadas en algodón 100%, suave, delicado y muy absorbente, con un diseño precioso y con múltiples usos. Al ser más pequeña no es recomendada tanto para envolver al bebé sino para un uso más higiénico. Además, en el pack hay al menos una de ellas de color blanco, que es ideal para poder lavarla con lejía porque el resto tiene estampados que a veces hacen que sea difícil quitar manchas.

Alternativa: Mantas Swaddle Bebé de envoltura de muselina Momcozy

VER PRECIO

Y por último presentamos la muselina para bebé mejor valorada en relación calidad precio, con un 4,8 sobre 5 y con el 85% de los clientes que lo han probado puntuando con la nota máxima esta muselina. Es un paquete de cuatro mantas cuadradas grandes, de 120 x 120 centímetros, de algodón orgánico de bambú, con diseño de patrón unisex de estrellas simples y modernas, olas, jirafas y patrones en blanco puro que son ideales para los bebés. Sin duda la mejor opción calidad precio para la fibra de bambú.

Mantas Swaddle Bebé de envoltura de muselina Momcozy
Mantas Swaddle Bebé de envoltura de muselina Momcozy

Patri opina que “este pack de 4 muselinas está muy bien porque son extremadamente suaves para secar las babitas y también sirven para tapar al bebé con algo no muy agobiante porque son grandes, de 120 x 120”. Noelia, por su parte, comenta que “me recomendaron estas muselinas por la composición de bambú y algodón. Se nota muchísimo la diferencia ya que la calidad es súper buena, son muy bonitas y grandes”.

¿Cómo elegir las mejores muselinas para bebés y qué tener en cuenta antes de comprarlas?

A la hora de comprar un artículo para nuestro bebé tenemos que ser muy cautos y tener prioridad absoluta en la calidad del artículo para que nuestro hijo esté seguro. En el caso de las muselinas, alcanzar esta comodidad y seguridad depende de ciertas características que hay que tener en cuenta.

  • Materiales. Para evitar los inconvenientes con la salud del bebé, es necesario que los materiales utilizados en las muselinas sean adecuados para ellos. La elección del material debe ser personalizada, teniendo en cuenta las necesidades del pequeño y sus preferencias. Al ser artículos diseñados para bebés deben ser resistentes y que ofrezcan durabilidad, porque, de lo contrario, tendremos que estar comprando muselinas nuevas cada mes.
  • Tamaño. El tamaño también es importante. Si el uso que darás a la muselina es para cubrir por completo a tu bebé para arrullarlo con ella, sin duda tendrás que elegir una de gran tamaño.
  • Número. Una buena opción es comprar packs de varias muselinas para siempre tener reemplazo cuando se dañe o se manchen y no dé tiempo al lavado y secado. Lo mejor es tener a nuestra disposición varias muselinas simultáneamente, que dada la cantidad de usos que tiene y que más adelante explicaremos, se agradecerá.
  • Versatibilidad. Elige una muselina que se adapte a los usos que tu rutina y la de tu bebé te piden. Es fundamental que sea multifuncional: servirá para arrullar a tu bebé, para cubrir su rostro al amamantarlo, para limpiar su carita y hasta para jugar.
  • Diseño. Los diseños influyen mucho en la preferencia de los niños, por lo que recomendamos adquirir multipacks con diseños coloridos y estampados variados para que los menores quieran llevar las muselinas con ellos a todas partes.

¿Qué son las muselinas para bebés?

Una muselina es un paño ligero y grande, normalmente de tejido natural (algodón o bambú), que se puede encontrar en distintas medidas, aunque la que tiene más usos es la más grande, de 120 x 120 centímetros. Estas gasas ligeras tienen la peculiaridad de que cuanto más las lavas, más suaves y agradables se vuelven, y sus tejidos son transpirables y fáciles de secar.

¿Para qué sirven las muselinas para bebés?

El arrullo es uno de los usos más conocidos de las muselinas, pero no es el único ya que tienen infinidad de utilidades. El hecho de que cuanto más se lava, más suave es y lo rápido que se seca hace que sea uno de los artículos para bebé que más se vaya a usar. Además de para calmar y hacer sentir seguro al bebé en sus primeros meses de vida, una muselina puede servir para muchas otras tareas.

  • Como babero o protector de hombro por si el bebé regurgita después de la toma. Además, en épocas calurosas, se puede colocar entre la cabeza del bebé y el brazo de la madre para que absorba el sudor de ambos y tenga una sensación más fresca.
  • Como funda para el coche, trona o carrito, sobre todo en los meses de calor, ya que al ser tan frescas y transpirables, el bebé no suda tanto, además de proteger la funda original.
  • Para esos días de calor, también la podemos utilizar de parasol lateral para proteger al niño de los rayos solares en los viajes o para cuando, inevitablemente, se tiene que utilizar el aire acondicionado y se quiere cubrir al niño con algo fresquito que no agobie, pero proteja.
  • Como sábana bajera de cuna o minicuna, ya que no hay tejido más suave y confortable.
  • Como toalla suave para playa o piscina y hasta como fular ya que, además de ser prácticas, hay muselinas con preciosos estampados que pueden decorar el cuello de cualquier mamá o papá.
  • Como objeto o ‘doudou’ de apego, ya que el bebé se acostumbra a su tacto y olor desde muy pequeño y al ser tan familiar, le ayudará a conciliar el sueño.
Foto: Las mejores minicunas de bebés para mejorar su calidad de vida

No se debe utilizar la muselina para dar sombra al bebé colocándola a modo “tienda de campaña”, ya que aparte de dejar pasar los rayos del sol por ser una gasa tan ligera, evita la ventilación del aire, por lo que subirá la temperatura dentro del cochecito.

¿De qué tela se hace la muselina para bebés?

La tela de la muselina nació en Mosul, en Irak, de donde le viene su nombre. En la Edad Media, los mercaderes venecianos en su comercio oriental empezaron a negociar con la tela de la muselina. Es en Francia donde toma el nombre de mousseline, derivando al español como muselina.

Las muselinas generalmente están confeccionadas con tejidos de algodón orgánico o convencional, aunque en estos últimos años se ha extendido también el uso de las muselinas de fibra de bambú, que es un tejido muy blando y con un tacto similar a la viscosa, una fibra con base de celulosa muy agradable.

En estos últimos años se ha extendido también el uso de las muselinas de fibra de bambú en lugar de las de algodón

Las muselinas de algodón son algo más ligeras y toscas al tacto y suelen dar algo más de calor. Las de bambú, en cambio, ofrecen un tejido con algo más de caída y sensiblemente más fresco en verano por sus propiedades termorreguladoras; además, son más suaves y rápidas de secar.

¿Cada cuánto tiempo se recomienda cambiar la muselina?

Depende de para qué la estés utilizando. Si la usas para envolver al bebé te puede durar unos días antes de necesitar un cambio, pero si la estás usando para limpiarlo, por ejemplo, pues habrá que lavarla a diario para evitar la acumulación de gérmenes. Una buena recomendación es la de tener siempre siete muselinas y así poder utilizar una cada día y siempre tener una limpia a diario.

¿Cómo se debe envolver a un bebé en una muselina?

Hay que tener en cuenta que el arrullo debe ser un momento placentero para el bebé y puede que no les guste por igual a todos los pequeños. Además, no es aconsejable envolver al bebé durante demasiado tiempo ni, por ejemplo, cuando esté despierto, ya que podría interferir en su movilidad y desarrollo.

Foto: Las mejores cunas colecho para dormir tranquilos junto a nuestro bebé

Teniendo en cuenta estas recomendaciones, así es cómo, paso por paso, debe envolverse a un bebé en una muselina.

  1. Doblar la muselina en forma de triángulo y colocar al bebé en el centro boca arriba, con la cabeza fuera y los hombros sobre el pliegue.
  2. Coger la tela del lado izquierdo y pasarla por debajo del brazo contrario, introduciéndola por debajo de la espalda.
  3. Tirar de la esquina inferior hacia arriba y enganchar la doblez en la parte superior.
  4. Con el brazo del bebé paralelo a su cuerpo, coger el extremo del tejido libre y cruzarlo por encima del bebé. Enganchar plegándolo en la parte contraria.

¿Cómo se debe lavar una muselina de bebés?

Para lavar una muselina tienes que seguir el mismo procedimiento de cómo lavas el resto de la ropa de tu bebé, con detergente de fórmulas suaves, a ser posible con pH neutro. Así evitaremos alergias o afecciones dermatológicas tan comunes en la delicada piel de nuestros pequeños.

¿Cómo se debe usar la muselina para amamantar?

Algunas madres utilizan la muselina para mantener la privacidad a la hora de amamantar a su bebé en espacios públicos, cubriendo el rostro del bebé mientras come. Al ser una tela tan ligera, normalmente el pequeño no se suele molestar.

Hay que tener en cuenta que esta tarea no es nada fácil, ya que amamantar a tu pequeño sosteniéndole con una mano, con la otra intentando que coja bien el pecho (sobre todo al principio, cuando ningunos los dos, mamá y bebé, tienen práctica), mientras intentamos que la muselina no se deslice es tarea complicada… Y lo peor es que cuando el niño sea mayor, será él mismo el que quite la muselina.

Las primeras semanas son difíciles para mamás y bebés, pero la práctica hará que muy pronto ambos se adapten a su nueva vida

Así que recomendamos paciencia y tranquilidad, ya que como todo en esta vida, mejora con la práctica. Te puede resultar más sencillo ir practicando al principio y dar el pecho en público en un entorno propicio, junto con amigas en una cafetería tranquila. Otra recomendación es vestirte para la ocasión, con un top lactancia o una camisa elástica, si no quieres usar ropa específica de lactancia.

¿Cuál es el tamaño ideal de una muselina?

Lo mejor es comprar las tallas más grandes que existen porque así puede ajustarse al tamaño del bebé. Si se compran pequeñas se corre el riesgo de que no pueda arroparse de forma correcta y pueda llegar a ser peligroso.

¿Por qué usar una muselina de bebé?

Los bebés tienen lo que se conoce como reflejo "sobresalto" o "moro", que es la forma en que la naturaleza los protege de daños, provocando en el bebé una sensación de caída libre que le hace levantar sus brazos y piernas en un movimiento que se asemeja a una posición que él conoce bien: la posición fetal.

La muselina proporciona el estímulo correcto para ayudar al bebé a recuperarse de ese susto, proporcionando la posición reconfortante que requiere el reflejo, además de ser similar al útero y evitar así que se sobresalte tan fácilmente.

Foto: Las mejores etiquetas para marcar la ropa y otros objetos

Además de calmar el reflejo del sobresalto del bebé, disminuye la cantidad de veces que el niño despierta, lo que permite establecer una rutina de sueño. Un bebé envuelto en una muselina experimenta menos ansiedad y le calma los cólicos.

¿Cuáles son las muselinas de bebé más recomendadas?

Como ya hemos comentado durante el artículo, a la hora de comprar una muselina hay que fijarse en la composición: así podremos encontrar en el mercado el pack de 5 muselinas compuesto únicamente por algodón orgánico 100% marca Zollner o las compuestas por 70% bambú y 30% algodón de la marca Swaddle.

También tiene la misma proporción de algodón y bambú la que está considerada como una de las marcas de referencia en muselinas, Aden Anais, que fue una de las primeras que crearon el producto. Su expansión fue tal que todas las celebrities querían tener una. Little Unicorn, en cambio, es una marca de nueva incorporación en el mercado que se está consolidando fundamentalmente por su tamaño y sus estampados.

Hay muselinas para todas las necesidades: lo mejor es comprar las que mejor se adaptan a nuestro día a día

Y para aquellos que quieran tener más cantidad por un precio barato, están las muselinas de Primark, aunque hay que tener siempre en cuenta que su algodón no es tan resistente. Zara Home también tiene muselinas, de mejor calidad y mayor precio y, sobre todo, con una gran variedad de tamaños.

Ahora que ya lo sabes todo sobre cómo comprar una muselina de bebé, analiza bien tus necesidades y hazte con aquella que más se adapta a tu día a día y al de tu pequeño para disfrutar juntos en todo momento.

Bebés Compras
El redactor recomienda